martes 30, noviembre 2021
spot_img

EE.UU. y Cuba continuarán negociaciones mañana tras lograr «avances»

Washington, 21 may (dpa) – Los equipos negociadores de Estados Unidos y Cuba continuarán mañana viernes en Washington las negociaciones para la apertura de embajadas tras haber logrado «avances» en la primera jornada de este diálogo bilateral, anunciaron el Ministerio de Exteriores cubano y el Departamento de Estado.

«Concluyó sesión de trabajo de 3ra ronda #Cuba-#EEUU. Mañana continuará diálogo bilateral #USCuba», informó a través de su cuenta de Twitter el Ministerio de Exteriores cubano, que se limitó a señalar que se han producido «avances» en las negociaciones.

Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado, anunció que las dos delegaciones ofrecerán mañana un rueda de prensa por separado al concluir las negociaciones.

Washington acogió hoy la cuarta ronda de negociaciones entre ambos gobiernos, tras el deshielo diplomático anunciado en diciembre. La Habana considera que es la tercera ronda de negociaciones, ya que opina que la anterior reunión fue de seguimiento.

La reunión duró siete horas y media. La secretaria adjunta para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta Jacobson, encabezó la delegación estadounidense que participa en las negociaciones, mientras que Josefina Vidal, directora de Asuntos de Estados Unidos en la Cancillería cubana, estuvo al frente de la delegación cubana.

De momento, no ha trascendido casi nada sobre el contenido de la reunión y cuáles son los aspectos en los que ha habido avances.

En la mesa de negociaciones estaba la cuestión de la apertura de embajadas en Washington y La Habana, tras más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico entre los dos gobiernos.

A falta de relaciones diplomáticas directas, Cuba y Estados Unidos mantienen actualmente sendas Secciones de Intereses que les permiten cumplir con servicios consulares y continuar las escasas relaciones bilaterales que mantenían hasta el acuerdo de diciembre, por ejemplo, en materia migratoria. Su personal tiene, sin embargo, serias restricciones de acción y desplazamiento por el territorio.

Todavía no hay fecha para la transformación de las Secciones de Intereses en embajadas. Ambos gobiernos han expresado su deseo de llegar pronto a un acuerdo, aunque persisten diferencias sobre el futuro funcionamiento de las respectivas misiones.

La apertura de embajadas sería «un paso más en el camino hacia la normalización de las relaciones entre nuestros dos países», dijo hoy el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Estados Unidos quiere que sus diplomáticos en Cuba puedan «hacer lo mismo que hacen los diplomáticos estadounidenses en la mayoría de países en el mundo, que supone no sólo establecer contacto con los líderes del gobierno, sino también con la gente», explicó Earnest.

Washington quiere que sus diplomáticos puedan viajar libremente fuera de La Habana a otras partes de la isla y puedan reunirse con cubanos, incluidos disidentes políticos.

La Habana, por su parte, insiste «en la observancia de los principios del derecho internacional, refrendados en la Carta de las Naciones Unidas y de las normas establecidas por las Convenciones de Viena sobre las relaciones diplomáticas y consulares», según la prensa oficialista.

Para reanudar las relaciones bilaterales, el gobierno de Raúl Castro exigía a Washington la salida de Cuba de la lista de Estados patrocinadores de terrorismo y la apertura de una cuenta bancaria para la Sección de Intereses cubana. Ambos obstáculos se han superado.

Estados Unidos sacará a finales de mayo a la isla socialista de la «lista negra» en la que está desde 1982.

La Sección de Intereses de Cuba anunció hoy que han quedado restablecidos sus servicios bancarios, «lo cual garantizará el normal funcionamiento de la misión diplomática cubana y permitirá reanudar plenamente los servicios consulares que esta brinda». La legación no precisó el nombre del banco donde tendrá sus cuentas, pero según la prensa local, se trata del banco Stonegate de Florida

La primera toma de contacto oficial entre ambos gobiernos tuvo lugar el 22 de enero en La Habana tras el acuerdo de diciembre. Las delegaciones se reunieron previamente dos veces en La Habana y una en Washington.

Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el 17 de diciembre un acuerdo para retomar las relaciones diplomáticas rotas en 1961 tras el triunfo de la revolución cubana. Los dos mandatarios se reunieron por primera vez en abril en la Cumbre de las Américas en Panamá. Fue el primer encuentro a ese nivel entre ambos países en más de 50 años.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias