domingo 5, diciembre 2021
spot_img

¡Campeones! Herediano logró el «24» derrotando a Alajuelense en una infartante tanda de penales

San José, 25 May (Elpaís.cr) – El Club Sport Herediano se convirtió en nuevo campeón nacional al vencer a la Liga Deportiva Alajuelense 3-2 en los penales, luego de un agónico empate 2-2 tras unos intensos 120 minutos, en el partido disputado en el estadio Eladio Rosabal Cordero.

El título nacional estaba en juego: el 24 para los florenses o el 30 para los manudos. En las cuatro finales anteriores que se enfrentaron, dos en el cancha rojiamarilla, los erizos se impusieron. Un motivo más para que los locales buscarán sacarse esa paternidad de encima.

En la Liga hubo un cambio de sistema con respecto a la ida. No se defendió con cuatro como el martes anterior, sino que pasó a línea de tres con Diego Calvo como carrilero derecho y José G. Ortiz salió del equipo.

Por su parte, los florenses enviaron a Cristhian Lagos desde el arranque como referencia de área y el argentino Jonathan Hansen lo secundó en una labor más de desgaste. Además, regresó el capitán Esteban Granados en lugar del panameño Gabriel Gómez.

Una final muy disputada. Cerrada. Se jugó como se tienen que jugar estos cotejos: sin regalar nada para tratar de evitar errores infantiles, porque cualquier situación de este tipo podría ser lapidaria. Así lo vivieron los contendientes.

Hubo poco espacio para el tránsito de la pelota. Ambas escuadras se plantaron bien adelantadas en el campo y muy atentas, sin embargo, se veía a un Herediano con más convicción que los rojinegros en cada intervención. Un local más seguro de lo que quería mientras los manudos carecieron de verdadera intensidad y sapiencia para decidir qué hacer con el balón.

Así y todo, los visitantes manejaron mejor los minutos iniciales. Intentaron desbordar por derecha con Calvo a un nervioso Alexander Larín, pero sin consecuencias en los arcos.

Pasaba el tiempo y las faltas se apoderaron del desarrollo del juego. De parte de ambos equipos, seguramente como precaución para no sufrir alguna acción del rival.

Al 4′ Calvo desbordó, metió el centro y en el área Myrie con tranquilidad se la dejó a Leo Moreira. Un minuto después fue el activo Hansen quien remató un pase de Mora desde la derecha, con una pelota fácil para Pemberton.

No calentaba la final. En el aire estaba la comodidad de que aún faltaba mucho camino por recorrer y había que mantener controlado al otro. Al 9′ Azofeifa quiso sorprender con un zapatazo desde lejos, que se perdió por un lado del arco manudo.

El poco espacio obligaba a balones largos o intentos con disparos desde posiciones no tan cómodas y más bien, se necesitaba la aparición de los habilidosos: Aguilar o Venegas; los volantes que habitualente se suman por sorpresa como Granados y Gabas y por supuesto, los laterales. Abrir la cancha era fundamental y en eso sacó un poco de ventaja el Herediano con Myrie y Larín, que tomaron la iniciativa.

Al 18′ se pudieron juntar Hansen y Aguilar, el zurdo entró al área por la izquierda, metió un centro y la defensa eriza despejó el peligro. El local trataba de imponer condiciones y de llevar el peso del cotejo.

Al 23′ fue Venegas quien desbordó por derecha, trazó el servicio y con algo de suspenso Moreira calmó las aguas atrapando la pelota.

Crecía el Herediano con el empuje de Granados, la el toque de balón de Azofeifa y la magia de Aguilar con algún chispazo para encender la pólvora de los dos puntas hambrientos. Al 29′ fue Azofefa el que cobró un tiro libre al borde del área y Granados conectó de testa para la buena tapada de Pemberton. Era un aviso de lo que se venía.

Tres minutos más tarde, en otro trazó largo de Azofeifa al área, Hansen disputó por el aire con Gutiérrez, el primer duelo lo ganó el zaguero, sin embargo, no despejó sino que la elevó y fue ahí cuando Hansen aprovechó para clavar un testarazo imposible para Pemberton. Enloqueció el público florense con el 1-0 del argentino. Fue un desahogo.

Ambos equipos tuvieron un par de contras que manejaron mal, Herediano con Myrie, quien se enredó en el área, mientras para los erizos Armando Alonso falló en su ejecución, cuando quiso habilitar McDonald por el medio.

Al 38′ sucedió la acción más peligrosa de los erizos, un remate apenas alto de Venegas, figura que empezó a crecer respondiendo a la necesidad de su equipo por más apariciones del veloz atacante.

En la complementaria cambiaría bastante el trámite. Alajuelense fue más agresivo en la recuperación y traslado de la pelota. El ingreso de Ariel Rodríguez (por Calvo) se dio para intentar aclarar ideas y tomar buenas con el esférico. La urgencia era de los dirigidos por Óscar Ramírez y con esa disposición saltaron a la cancha.

Al 47′ en un centro de córner Aguilar, Lagos remató incómodo y fácil para Pemberton. Pudo hacer poco el artillero ante la escasa asistencia de sus compañeros en un juego realmente trabado y reñido.

Al 53′ los manudos dieron el golpe. Más rápido de lo que pensaron, cuando tras un cobro de tiro de esquina de Rodríguez que parecía flojo e intrascenente, la pelota picó y se prolongó al segundo palo para el tiro de Porfirio, Moreira bloqueó y en el rebote Gabas vacunó a los rojiamarillos con un zurdazo imposible para Moreira.

Las anotaciones sin dudas ayudaron a tener un partido más abierto. De ida y vuelta, vértigo e intensidad. Las dos siguientes las tuvo el Herediano con dos cabezazos en el área. El primero de Lagos a centro de Azofeifa, cerca del palo izquierdo de Pemberton y el segundo de Granados a en un envío de Aguilar, pegado al poste derecho.

Las faltas constantes volvieron a aparecer, algunas impresiciones y amagos de pelea. La tensión era mucha y conforme avanzaba el tiempo un error podría ser definitivo, Además, comenzaban a pesar las piernas por el desgaste realizado en esa segunda etapa.

El panameño Gabriel ‘Gavilán’ Gómez, quien había entrado por Lagos, cobró un par de tiros libres peligrosos, con un pique complicado para el golero, el primero apenas desviado y el otro bien rechazado al córner por Pemberton. El volante sacó de la monotonía un cotejo que, decaía en su ritmo, y ya los equipos pensaban en cuidar la igualdad para los tiempos extra.

El Herediano llevó la iniciativa en esos instantes finales, aunque se encontró con un muro alajuelense firme y sólido, pese a los intentos desde los costados del ingresado José Sánchez y del laborioso Roney Mora. La prórroga era inevitable. De nuevo el alargue definiría una final entre estos conjuntos.

El técnico Odir Jacques mandó a la cancha a José Luis Cordero, su última variante, en lugar de Roney Mora. Optó por incluir la velocidad cuando ya el cansancio estaba más que presente en las defensas.

Sin embargo, en una jugada que parecía no representar ningún peligro, en un envío de Acosta desde la derecha, en el área el mexicano Hernández la prolongó y por el segundo palo Venegas la mandó a guardar con un testarazo que pegó en el vertical derecho e infló las redes para el 2-1. La alegría era toda rojinegra. El título estaba muy cerca.

El estratega del Herediano mandó al frente a Dave Myrie, en un acto desesperado por ligar una jugada por vía aérea para conseguir el empate. Por su parte, a Alajuelense le restaba aguantar y apostar a una contra para tomar mal parado a un contrincante que, sufría por estar en desventaja, y comenzaría a adelantarse conforme avanzara el reloj.

La acción más emocionante llegó a los 110′, cuando Aguilar le sirvió un pase a Myrie a la espalda de la defensa, el lateral convertido en delantero quitó a Pemberton con la cabeza y anotó de la misma forma, pero el asistente levantó la bandera por un supuesto fuera de juego. Una situación muy polémica.

Al 114′ Venegas contestó en una individual, con el poco fondo físico que le quedaba en el tanque retó en velocidad a Brown y Hernández, les ganó y la culminó con un derechazo cerca del poste izquierdo de Moreira.

No obstante, los balonazos al área de Alajuelense traerían el rédito para los florenses. El premio por no desmallar les llegó a dos minutos del final, cuando Sánchez mandó un centro desde la derecha, la defensa no atinó a despejar y la pelota le quedó servida a Keyner Brown en el área chica para que la empujara y pusiera el 2-2 agónico. Explotó la grada y todo quedaría para los penales.

Una infartante tanda definió el título de campeón costarricense con un 3-2. Para los florenses, que tuvieron como héroe a Leo Moreira, anotaron Luis Hernández, José L. Cordero y Elías Aguilar, mientras erraron Larín y ‘Gavilán’ Gómez, quienes lo estrellaron en el horizontal por querer picarla, al estilo Panenka.

Por otro lado, en Alajuelense convirtieron Acosta y Kenner Gutiérrez, y fallaron Ariel Rodríguez (la voló); Moreira se los tapó a Sancho y Venegas y el decisivo Matarrita lo tiró por arriba.

Herediano le ganó a los manudos una final después de cuatro pérdidas de manera consecutiva y merecidamente se alzaron con el título 24 de su historia.

Alineaciones:

Herediano: 1-Leonel Moreira; 99-Keyner Brown, 53 Luis Ó. Hernández, 18-Dave Myrie, 15-Alexander Larín; 12-Randall Azofeifa (J. Sánchez al 73′), 5-Esteban Granados, 14-Roney Mora (J. L. Cordero al 93′), 10-Elías Aguilar; 16-Jonathan Hansen y 9-Cristhian Lagos (G. Gómez al 57′). DT: Odir Jacques.

Alajuelense: 1-Patrick Pemberton; 12-Johnny Acosta, 4-Kenner Gutiérrez, 3-Porfirio López; 11-Diego Calvo (A. Rodríguez al 46′), 22-Ronald Matarrita, 13-Luis M. Valle, 95-Pablo Gabas (J. Ortiz 79′); 8-Armando Alonso, 27-Johan Venegas y 19-Jonathan McDonald (K. Sancho al 102′). DT: Óscar Ramírez.

Goles: 1-0 de J. Hansen al 32′, 1-1 de P. Gabas al 53′, 1-2 de J. Venegas al 95′ y 2-2 de K. Brown al 118′.

Estadio: Eladio Rosabal Cordero.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias