jueves 9, diciembre 2021
spot_img

Escándalo de corrupción: ‘terremoto’ en la FIFA con réplica en Costa Rica

San José, 28 May (Elpaís.cr) – La noche del martes para los costarricenses, mañana de miércoles en Suiza, no fue una más. Fue una jornada triste, pero que desde hace tiempo se esperaba. Y ya que llegó todo indica, al menos a priori, que marcará un punto de inflexión para sacar definitivamente la «corrupción sistemática» de la FIFA, que desde hace años se está carcomiendo al ente rector del deporte ‘rey’ en el mundo.

La detención de siete altos dirigentes de la FIFA, que es presidida por el suizo Joseph Blatter, quien está a las puertas de ser reelecto como jerarca del organismo, o eso se creía hasta que los agentes de las autoridades de aquel país, entraron al lujoso hotel Baur au Lac como si se tratara de una escena de alguna película para realizar el histórico arresto, en el que está involucrado el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Eduardo Li.

Los agentes ingresaron al hotel, pidieron las llaves de habitaciones específicas y una vez las tuvieron en sus manos, emprendieron una misión que golpeó lo más profundo del máximo ente: la captura de los dirigentes por estar involucrados en la corrupción, la evasión fiscal y el blanqueo de dinero por una cifra de 150 millones de dólares.

Aparte del costarricense, el resto de los federativos acusados son el nicaragüense Julio Rocha, el trinitense Jack Warner, el venezolano Rafael Esquivel, el brasileño José María Marín y el caimanés Costas Takkas. Dos vicepresidentes de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb, así como el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz.

Asimismo, están acusados y con solicitud de extradición los ejecutivos de empresas relacionadas con la FIFA, Alejandro Burzaco, de la argentina Torneos y Competencias y Hugo y Mariano Jinkis, del Full Play Group de Argentina. Los restantes dos salpicados son Aaron Davidson, de Traffic Sports USA y José Margulies, quien es el dueño de las empresas de transmisión de eventos deportivos Valente Corp. y Somerton Ltd.

Otras cuatro personas están involucradas en los graves hechos de corrupción, pero alcanzaron a «arrenpentirse» a tiempo, entre ellos Charles Chuck Blazer, quien fue miembro del comité ejecutivo de la FIFA y hombre fuerte en Concacaf (1996-2013), y por estas horas es conocido como «soplón» o «traidor», precisamente porque su trabajo como espía para el FBI fue en gran parte el que impulsó mucho de lo que sucedió en este ajetreado día, con sus grabaciones con un llavero que tenía cámara y micrófono a miembros de la organización que le «blanquearon» información muy valiosa.

Fiscalía EE.UU. La investigación del caso, del escándalo mundial, específicamente con estos 14 acusados está siendo llevada a cabo por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y justamente, la fiscal general del aquel país, Loretta Lynch, aseguró que, su consigna es acabar “con la corrupción en el mundo del fútbol”. Estas detenciones son un gran primer paso de varios que se prevé, se avecinan.

“Corrupción rampante, sistemática y profundamente enraizada” fue la descripción utilizada por Lynch, quien durante la rueda de prensa en la que reveló detalles sobre este tema puntualizó que “se ha extendido en las dos últimas generaciones de federativos que abusaron de sus puestos de confianza para conseguir millones de dólares en mordidas y sobornos”.

Sin embargo, las irregularidades no solo abarcan los derechos de transmisión de partidos de distintas selecciones, eliminatorias (Conmebol y Concacaf) sino también sobornos para sedes mundialistas, elecciones de presidente de la FIFA y según detalló la fiscal, la Copa América que se celebrará por primera vez en EE.UU. en 2016 “fue usada como vehículo en una conspiración más amplia para llenar los bolsillos de los directivos con sobornos de un total de 110 millones de dólares”.

Acusaciones sobre Eduardo Li. El presidente de la Fedefutbol, que fue suspendido provisionalmente junto con los otros 10 miembros de de la FIFA inmersos en el escándalo, para participar en cualquier actividad futbolística a nivel nacional e internacional, se le acusa de los delitos de fraude electrónico y lavado de dinero, relacionados a su pedido a la citada empresa Traffic del pago de sobornos para poder concederle la transmisión de encuentros eliminatorios de la ‘Tricolor’, cuestión que forma parte del mencionado esquema de corrupción desarrollado a lo largo de los últimos 25 años.

La justicia de los Estados Unidos pidió la extradición de los siete dirigentes que estaban reunidos en Suiza con motivo del Congreso FIFA que tendrá su punto más importante el viernes con la elección de presidente, en la que se enfrentarán Blatter y el jordano Al bin Al Hussein, aunque resta esperar si el ente prosigue con su intención de celebrar la votación ante los pedidos de la UEFA y del mundo en general por retrasarlos, debido a la critica situación que envuelve al organismo.

Cabe destacar que seis de los siete directivos se negaron a aceptar voluntariamente la solicitud externada por la justicia estadounidense, entre ellos el costarricense, quien podría pasar unos 40 días en territorio suizo mientras EE.UU. presenta los documentos correspondientes para que se pueda concretar el proceso.

Posición Fedefutbol. El vicepresidente de la Fedefutbol, Jorge Hidalgo, quien funge como jerarca de la entidad ante la ausencia de Li, en conferencia de prensa afirmó que esas acusaciones que recaen sobre el jerarca son una situación «personal» de él, ajena al ente, y por lo tanto este no tiene por qué verse involucrado en asuntos ilegales pues confía en las constantes auditorías internas y externas, que no han arrojado ningún resultado para alarmarse.

De acuerdo con personeros de la Federación, en declaraciones arrojadas a lo largo de este intenso miércoles, los fogueos de la ‘Sele’, programados para el mes de junio: el seis contra Colombia, el 11 ante España y el 27 frente a México, no se verán afectados por la detención de Li.

Presidente Solís sorprendido. El mandatario de la República, Luis Guillermo Solís, atendió a los medios de comunicación, cuando el ‘terremoto’ FIFA estaba en pleno desarrollo, momento en el que las informaciones iban y venían, para manifestar su preocupación por lo sucedido y principalmente porque teme que la imagen del país sea afectada a raíz de esta inesperada acusación, que tomó por sorpresa a la población costarricense.

Habló Maradona. El astro argentino Diego Armando Maradona conversó con radio La Red (Argentina), en el programa «Un buen momento», y dijo estar satisfecho porque era algo de lo que él ya había avisado (de los corruptos en la FIFA) y por lo que peleó en su momento.

Como siempre se expresó sin tapujos y con su estilo particular. El ’10’ aseguró haber disfrutado enterarse de la noticia y dejó una frase que inmediatamente le dio la vuelta al mundo: «La FIFA odia al fútbol y la transparencia».

Además, el ‘Pelusa’ clamó por la no reelección de Blatter, a quien le advirtió que los «norteamericanos hicieron un trabajo impecable», esto en relación con la investigación en curso y que ya arrojó los primeros detenidos por corrupción, pero que seguramente falta mucho más por conocerse.

Maradona ha hecho pública su participación y apoyo a la campaña del príncipe jordano Al bin-Al Hussein y enfatizó que: “Cuando nosotros lleguemos a FIFA, no se van a ir todos. Los buenos van a quedar. Pero a los malos me voy a encargar personalmente de pegarles una patada en el culo”.

El ‘terremoto’ FIFA, un escándalo inmenso de corrupción que «apenas comienza», como aseguraron las autoridades estadounidenses, dará de aquí en más muchas acusaciones, imputados y sorpresas que, muchos deseaban que sucediera desde hace mucho tiempo atrás, debido a los constantes rumores sobre el accionar irregular de la FIFA y finalmente este miércoles tuvo su inicio.

Nuevos protagonistas surgirán e incluso, no es de sorprender la implicación del fallecido Julio Grondona, expresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), cuestionado por sus manejos oscuros en los 35 años que estuvo al frente de la AFA, de quien la investigación de la Fiscalía estadounidense reveló que recibió sobornos por 15 millones de dólares.

Todo sea por que el fútbol vuelva a ser el «deporte más lindo y sano del mundo», como lo dijo una vez y hace tiempo el astro Diego Maradona, el planeta entero estará esperando que se descubran hasta los secretos más ocultos y se desenmascaren a los artífices de esa red mafiosa de corrupción, aunque las réplicas de ese ‘terremoto’ FIFA se sientan hasta Costa Rica, que supo vivir uno de los días más negros de su historia.

Más noticias

2 COMENTARIOS

  1. Cuando uno lee noticias como éstas, se da cuenta de lo pequeñito en mentalidad, y de lo mediocre que es el fiscalito generalito de pacotilla que hay en Costa Rica. Un señor al servicio de la corrupción organizada de los 4 partidos neoliberales criollos. Un señor que da pena hasta escucharlo hablar. Un fiscal de verdad, con los güevitos bien puestos, ya tendría a un poco de rufianes, empezando por oscar arias, en la cárcel.

  2. Son ingenuous los que creen que Eduardo Li Sánchez actuaba solo y sin que otros personajes ticos lo supieran. Obviamente Li Sánchez tiene cómplices aborígenes que, sin mayor trámite, lo van a dejar solo, como quien suelta un hierro candente. ¡Llegó el momento de rasgarse las vestiduras y fingir estar atónitos por los acontecimientos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias