domingo 28, noviembre 2021
spot_img

Wolfsburgo frustra al Dortmund y gana su primera Copa Alemana

Por María Laura Aráoz (dpa), Berlín, 30 may (dpa) – El Wolfsburgo se coronó por primera vez campeón de la Copa Alemana al vencer en una final de alto nivel por 3-1 al Borussia Dortmund, que vio frustrada la ilusión de despedir con un título al carismático técnico Jürgen Klopp.

El brasileño Luiz Gustavo (22′), el belga Kevin de Bruyne (33′) y el holandés Bas Dost (38′) anotaron los goles del triunfo ante 75.815 espectadores que colmaron el imponente Estadio Olímpico de Berlín, mientras que el Dortmund descontó a través del gabonés Pierre-Emerick Aubameyang (5′).

«Sabíamos que sería un partido muy difícil. El Dormtund se puso adelante y fue al principio un poco más rápido que nosotros, pero el equipo encontró el camino», se felicitó el técnico Dieter Hecking.

«Estoy verdaderamente orgulloso de este equipo», dijo el director deportivo del club, Klaus Allofs. «Es el fruto del trabajo de Dieter Hecking», elogió al entrenador.

Klopp no pudo ocultar su frustración de dejar el Dortmund sin el festejo en la plaza Borsig de la ciudad que tanto añoraba. «Me alegro por Dieter Hecking. Pero para nosotros, la derrota fue totalmente innecesaria».

«En la vida, mi mayor desafío es manejar las derrotas. Estoy trabajando en mi persona para ello», confesó Klopp, y describió su estado de ánimo con un eufemismo: «Por debajo de la media».

Con un derroche de eficiencia y la incansable labor de De Bruyne y Dost, el subcampeón de Liga remontó en su segunda final de Copa un temprano 1-0 para ponerse en tan solo 16 minutos en ventaja de 3-1 y mantener el resultado hasta el cierre.

El intenso choque comenzó con ambos equipos haciendo gala de un fútbol ofensivo y cerrando los espacios en el mediocampo. Fiel a su estilo, el Dortmund avanzó con vertiginosa rapidez cada vez que se apoderó de la pelota.

El equipo de Klopp abrió el marcador a los cinco minutos. Erik Durm devolvió hacia atrás un pase al japonés Shinji Kagawa, que envió el centro para que Aubameyang sentenciara de volea.

Tres minutos más tarde, Ivan Perisic intentó igualar para el conjunto patrocinado por la automotriz Volkswagen, pero el disparo fue atajado con destreza por el australiano Mitchell Langerak, a quien Klopp confió el arco como en los duelos anteriores de esta Copa.

Una situación a pelota parada le deparó el empate. A los 22 minutos, Langerak despejó un tiro libre del brasileño Naldo, pero su compañero Luiz Gustavo lo recogió con mucho reflejo para marcar el 1-1.

El partido se emparejó y los rivales se neutralizaron mutuamente hasta que De Bruyne disparó por entre las piernas de Mats Hummels y mandó el balón junto al palo para poner al Wolfsburgo en ventaja a los 33 minutos.

Tras el 2-1, la balanza comenzó a inclinarse más a favor del subcampeón de Liga, con más tiros al arco, mayor posesión y más duelos ganados.

Tras una serie de pases cortos bien sincronizados, el equipo dirigido por Dieter Hecking se abrió paso para el 3-1 a través de un cabezazo de Dost.

Poco antes del final del primer tiempo, el Wolfsburgo tuvo suerte de que el árbitro Felix Brych no cobrase penal por una entrada del suizo Ricardo Rodríguez al gabonés Aubameyang en el área chica.

Después de la pausa, el partido continuó igual de espectacular que durante el primer tiempo, con ambos conjuntos repartiéndose las ocasiones de peligro.

El Dortmund tuvo una gran chance cerca de la hora, cuando Marco Reus envió a centímetros del travesaño un poderoso disparo a 20 metros de distancia.

Obligado a buscar el gol, el Dortmund se lanzó al ataque frente a un rival que se plantó atrás a la espera de orquestar rápidos contragolpes como el protagonizado por Dost y Daniel Caligiuri a los 65 minutos, que acabó en un disparo desviado a último momento por Erik Durm.

Tres minutos antes del cierre reglamentario, Aubameyang probó suerte frente al arco del Diego Benaglio para acortar la distancia, pero el suizo atajó de forma espectacular para dejar el resultado en el 3-1 final.

«Los primeros 20 minutos no fueron buenos, pero después jugué bien. Es un día espectactular para nosotros», celebró tras el duelo el belga De Bruyne. «Sabía que íbamos a ganar. Nos lo merecimos. Fue una super temporada, segundos en la Liga y ahora la Copa», dijo feliz el holandés Dost.

El Wolfsburgo se alzó con el trofeo en su segunda final de Copa. En 1995 perdió la última instancia como equipo de segunda contra el Borussia Mönchengladbach. La victoria es el segundo título para el club del norte alemán tras el campeonato de 2009.

El plantel de la Volkswagen consiguió el pasaporte para Berlín tras dejar en el camino al Darmstadt, de segunda (5-4 en los penales), el Heidenheim, de tercera (4-1), el Leipzig, de segunda (2-0), el Freiburg (1-0) y al Arminia Bielefeld (4-0), de tercera.

Los jugadores recordaron con un corazón verde con el número 19 en sus camisetas al compañero Junior Malanda, que murió en un accidente de tráfico en enero pasado.

El Dortmund, por su parte, vio hacerse añicos el sueño de cerrar con un título la era de Klopp, el técnico que lo llevó en siete años a conquistar dos Ligas, una Copa, dos Supercopas de Alemania y a la final de la Liga de Campeones.

El conjunto negroamarillo no pudo dar un buen fin a una de sus peores campañas, que lo vio caer al último puesto de la tabla y remontar en la segunda mitad hasta quedar en séptima posición.

Al perder la final, el equipo de Klopp dejó escapar la posibilidad de hacerse con el acceso directo a la Liga Europa. Quedó séptimo en la Liga y tendrá que disputar la ronda clasificatoria, al mando del sucesor de Klopp, Thomas Tuchel.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias