miércoles 25, mayo 2022
spot_img

O’Malley pide «forjar un nuevo consenso» para una reforma migratoria en EEUU

Washington, 7 jun (EFE).- El aspirante demócrata a la Presidencia estadounidense Martin O’Malley abogó hoy por «forjar un nuevo consenso» para lograr que salga adelante una reforma migratoria en EE.UU. y por limitar las deportaciones de inmigrantes indocumentados a aquellos que supongan un riesgo para «la seguridad pública».

El exgobernador de Maryland, que anunció la semana pasada su campaña por la candidatura demócrata para las elecciones generales de 2016, desgranó en una entrevista emitida hoy por el canal de televisión Univisión sus ideas respecto de las principales preocupaciones de la comunidad hispana.

«Creo que ningún candidato a la Presidencia (de EE.UU.) puede ganar sin el voto latino», reconoció O’Malley, que esta semana celebró uno de sus primeros actos después de anunciar su campaña en la Cámara de Comercio Hispana, en Washington.

Preguntado por cómo superaría los obstáculos políticos que han impedido durante la última década todos los intentos para impulsar una reforma migratoria integral en Estados Unidos, O’Malley aseguró que la solución está en el tipo de «liderazgo» que se adopte.

«Creo que tenemos que mirar mas allá del horizonte (inmediato), hablar de la próxima generación de estadounidenses y forjar un nuevo consenso» para una reforma migratoria, afirmó.

«Yo he viajado por todo el país y nunca he encontrado una persona de menos de 40 años que piense que los inmigrantes son la causa de todos los males», agregó.

El precandidato demócrata dijo que siempre ha creído que el verdadero «liderazgo es el que forja la opinión pública y no el que la sigue», y que empleó esa fórmula como gobernador de Maryland para lograr aprobar la legislación «Dream Act» para regularizar a ciertos jóvenes inmigrantes o la licencia de conducir para los indocumentados.

O’Malley pronosticó que el presidente estadounidense, Barack Obama, saldrá «airoso» en su batalla legal para mantener en pie las acciones ejecutivas sobre inmigración que emitió en noviembre y que se encuentran temporalmente suspendidas en un tribunal de Luisiana.

El aspirante presidencial consideró «alentador» que Obama «usara todos los poderes a su disposición» para tratar de evitar la deportación de unos 5 millones de indocumentados, aunque recordó que «eso no sustituye una reforma migratoria» aprobada por el Congreso.

Esa reforma se necesita de forma «urgente» y es «una prioridad económica para la nación», porque «para que los salarios puedan crecer hay que aumentar los salarios mínimos, pero también sacar de las sombras a 11 millones de nuestros vecinos», argumentó.

Respecto de si estaría dispuesto a detener las deportaciones de inmigrantes indocumentados, O’Malley replicó que es necesario centrarse «en políticas que mantengan a las familias unidas».

Recordó que, cuando era gobernador, determinó que no deportaría a nadie a no ser que fuera una «amenaza» para la «seguridad pública».

En cuanto a su competición por el voto latino frente a la favorita de su partido en las primarias demócratas, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, O’Malley consideró que la gente «en todo el país está buscando líderes nuevos que puedan lograr resultados».

Aseguró que tiene mucho «respeto y admiración» por Clinton, «pero estas elecciones se tratan del futuro y yo soy el único candidato en esta contienda que tiene 15 años de experiencia en cargos por elección popular», primero como alcalde de Baltimore (Maryland) y luego como gobernador de ese estado. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias