jueves 9, diciembre 2021
spot_img

HRW critica al tribunal del Jemer Rojo tras la muerte de un exdirigente

Phnom Penh, 9 jun (EFE).- Human Rights Watch (HRW) denunció hoy el fracaso del tribunal del Jemer Rojo en Camboya en procesar a altos cargos del régimen tras la muerte ayer del presidente del Senado y ex militante de la organización comunista, Chea Sim.

«La muerte de Chea Sim es un recordatorio de que casi todos los antiguos mandos del Jemer Rojo se han ido sin castigo por los millones de muertes y el increíble sufrimiento de los camboyanos durante el Jemer Rojo», dijo en un comunicado el director para Asia de HRW, Brad Adams.

Chea Sim fue mando militar y secretario del comité del partido en el distrito de Ponhea Krek, en el este del país, entre 1975 y 1978, cuando, según HRW, autorizó torturas, purgas políticas y la persecución de vietnamitas, chinos y cham.

Las pruebas no sirvieron para procesar al exdirigente en el tribunal, creado en 2006 y, según denuncian varias organizaciones, sometido al control y la interferencia del Gobierno del primer ministro, Hun Sen.

Hun Sen y Chea Sim desertaron del Jemer Rojo y apoyaron la invasión vienamita que derrocó al régimen liderado por Pol Pot en 1979, y que les aupó a posiciones de poder en el país han conservado hasta ahora.

Desde 1980 Chea Sim tuvo el control de la Policía que, según denuncia Adams, «encarceló y torturó a gente por acciones políticas pacíficas» y sirve «los intereses del partido gobernante en lugar de los del público».

La corte auspiciada por Naciones Unidas ha costado 205 millones de dólares (190 millones de euros) desde 2006, prevé un presupuesto de 33,8 millones de dólares (unos 30 millones de euros) para 2015 y hasta el momento ha emitido dos sentencias.

La primera fue contra el exdirector de la prisión S-21 Keing Guek Eav, alias Duch, de 72 años, condenado en apelación en 2012 a cadena perpetua, por su responsabilidad en la tortura y asesinato de unas 17.000 personas.

La otra fue contra el ex jefe de Estado del régimen, Khieu Samphan, de 83 años, y el número dos de la organización, Nuon Chea, de 88, condenados a cadena perpetua en agosto por crímenes contra la humanidad.

Unos 1,7 millones de personas murieron entre 1975 y 1979 en Camboya a causa de trabajos forzados, enfermedades, hambruna y purgas políticas.EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias