miércoles 8, diciembre 2021
spot_img

Suiza y Austria investigan espionaje de negociaciones con Irán

Berna/Viena, 11 jun (dpa) – Autoridades de Suiza y de Austria confirmaron hoy haber dado inicio a investigaciones por el presunto espionaje de las negociaciones nucleares con Irán sostenidas en sus países.

La confirmación se produce un día después de que la empresa de seguridad digital rusa Kaspersky Lab informara haber descubierto una campaña de espionaje cibernético dirigida a los hoteles que albergaron las negociaciones y denunciado que el software utilizado era tan sofisticado que sólo podía haber sido desarrollado por un gobierno.

El spyware detectado es una versión mejorada del virus Duqu 2.0, identificado por primera vez en 2011.

Ese virus está relacionado con el gusano informático Stuxnet, que, según informaciones trascendidas hasta el momento, fue desarrollado para sabotear el programa nuclear iraní. Según «The Wall Street Journal», Israel, que se opone tajantemente a la firma de un acuerdo, estuvo involucrado en esta línea.

Las autoridades realizaron una búsqueda en un edificio en Ginebra y recolectaron evidencias, dijo a la agencia suiza sda el portavoz de la fiscalía federal Andre Marty sin revelar más detalles.

El Ministerio del Interior de Austria comunicó que su departamento de inteligencia también está investigando el caso.

Irán y los cinco países del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con derecho a veto (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido) y Alemania llegaron a un acuerdo provisional con Irán a principios de abril en Lausana, Suiza, en las negociaciones que tuvieron lugar en el hotel de lujo Beau Rivage.

Las conversaciones que buscan concluir el acuerdo hasta el 30 de junio continuaron posteriormente en el hotel vienés Palais Coburg.

Las potencias occidentales apuntan a que Teherán presente garantías de que no desarrollará armamento nuclear, mientras que Irán busca que sean anuladas las sanciones económicas que le han sido impuestas por lo que hasta ahora era una negativa a permitir la inspección internacional de su uso de energía atómica.

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano Jeff Rathke se negó a hacer comentarios, pero dijo que los funcionarios habían tomado sus recaudos para mantener la información segura durante las negociaciones.

«Del mismo modo en que no negociamos en público, también damos pasos para asegurarnos de que los detalles clasificados y más sensibles de la negociación permanezcan a puertas cerradas», dijo Rathke en Washington.

Por su parte, la ministra de Exteriores de Israel, Tzipi Hotovely, dijo hoy que los reportes sobre el presunto involucramiento de su paìs en los hechos no tienen fundamento alguno.

«Los reportes extranjeros sobre el involucramiento de Israel en este asunto no tienen ningún sustento», declaró la ministra a una radio israelí. «Lo que es mucho más importante es que impidamos un mal acuerdo. De lo contrario, al final del día nos hallaremos con un paraguas nuclear iraní».

«Ustedes saben que hay enemigos de estos diálogos», dijo a los periodistas Reza Nayafi, enviado iraní ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Los reportes sobre espionaje «no son una sorpresa para nosotros», agregó.

No es la primera vez que Israel es acusado de espionaje. En marzo, el diario «Wall Street Journal» ya había citado a funcionarios estadounidenses que aseguraban que Israel había espiado los diálogos con Irán el año pasado.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha tenido que enfrentar la oposición de los legisladores republicanos y otros que comparten las preocupaciones de Israel sobre un reacercamiento entre Estados Unidos e Irán.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias