jueves 9, diciembre 2021
spot_img

«No hay miembros con privilegios» en el Partido, dice diario chino sobre Zhou

Pekín, 12 jun (EFE).- «No hay miembros con privilegios frente a la disciplina del Partido Comunista (PPCh)», reza hoy un editorial del Diario del Pueblo, portavoz de la formación, con respecto a la sentencia a cadena perpetua por corrupción y abuso de poder dictada contra el exministro de Seguridad Zhou Yongkang.

«Tampoco hay ciudadanos con privilegio frente a la ley», añade el artículo, centrado en loar la gallardía del PCCh a la hora de combatir la corrupción más que en atacar a Zhou, cuya sentencia fue anunciada ayer tras un juicio secreto celebrado el 22 de mayo.

Enfatiza pues que el caso «revela la firmeza del Gobierno a la hora de aplicar la ley» y que «el Partido se atreve a enfrentarse a los problemas directamente y a corregir los errores con coraje y de manera estricta».

El editorial del periódico no emplea un tono tan severo como cabía esperar al tratarse del cargo de más alto nivel juzgado por el régimen comunista desde su fundación en 1949, y sólo remarca que «Zhou caminó por la avenida del delito, causando un grave daño a la imagen del Partido».

«Hay que condenarle estrictamente de acuerdo a la ley», dice.

Zhou, de 72 años, es el único exmiembro del Comité Permanente del Partido Comunista de China (el limitado grupo de líderes, actualmente siete, que controla el poder en el régimen) que ha sido objeto de una investigación judicial desde que el PCCh llegó al poder, y posee uno de los currículos más extensos de la jerarquía comunista.

Además de ocupar ese cargo entre 2007 y 2012, antes fue ministro de Tierra y Recursos (1998-99), principal responsable del PCCh en la provincia interior de Sichuan (1999-2002), titular de la cartera de Seguridad Pública (2002-2007) y también director general de la mayor petrolera china (CNPC/Petrochina).

Debido a su alto cargo y a la gravedad de las acusaciones, los expertos habían pronosticado que su sentencia sería superior a la cadena perpetua, impuesta también contra el que fuera protegido de Zhou, el exlíder provincial Bo Xilai, en la cárcel desde 2013 por corrupción y abuso de poder.

No obstante, el acta judicial sobre Zhou que cita la agencia oficial Xinhua subraya que, si bien abusó de su poder y desveló deliberadamente secretos de estado «en circunstancias graves», sus acciones «no tuvieron consecuencias serias».

Zhou, además, admitió los delitos y pidió perdón durante el juicio, mostrando una actitud de arrepentimiento que la Justicia china exige para atenuar la sentencia.

Con el caso del «gran tigre» cerrado, eufemismo con el que la propaganda oficial se refiere a él, el Diario del Pueblo aseguró hoy que «la batalla anticorrupción siempre sigue en marcha con el apoyo de los ciudadanos y el sostén de la ley».

«Podemos ganarla y construir una sociedad modestamente acomodada mediante la profundización de las reformas», subraya el editorial, sugiriendo que Zhou no será el último purgado. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias