viernes 20, mayo 2022
spot_img

México responde con contundencia al vértigo y despilfarro de Chile

San José, 15 Jun (Elpaís.cr) – En un partido de altas emociones, la selección de México le contestó con golpes certeros a un Chile vertiginoso y que careció de pegada para sacar el triunfo que lo clasificara a los cuartos de final de la Copa América. La repartición de puntos tras un 3-3 fue el resultado definitivo.

Un partido que creció notablemente en emociones, entre dos equipos que salieron a jugar y a buscarlo, con mucha verticalidad de parte de ambos. Más elaboración en los chilenos y más velocidad en la complementaria, con su toqueteo de primera intención, mientras los aztecas buscaron mucho las orillas y los balones largos.

Los dos entrenadores, el local Jorge Sampaoli y Miguel el ‘Piojo’ Herrera, hicieron algunas variantes con respecto a sus estrenos. En Chile salieron Eugenio Mena y Jean Beausejour, para que entraran Albornoz y Eduardo Vargas. Hubo muchos cambios de posiciones por parte de los anfitriones durante el juego.

En México, Rafal Márquez se perdió el cotejo por lesión, lo relevó Juan C. Valenzuela, y en ataque Raúl Jiménez ocupó un lugar junto a Matías Vuoso, en detrimento de Eduardo Herrera.

Los visitantes presionaron, complicaron el juego chileno poblando el mediocampo, con jugadores fuertes y rápidos, no dejando recibir ni actuar a Alexis, Valdivia y Vidal con comodidad.

Además, los chilenos se veían muy desordenados sobre el césped del Estadio Nacional de Santiago. Por momentos Vargas parecía un carrilero por izquierda, Valdivia un extremo y Sánchez en punta, sin embargo, durante el transcurso de cotejo las posiciones variaron hasta que, todo mejoró cuando Alexis pasó a la izquierda, Valdivia de armador y Vargas de centrodelantero.

La preocupación por el rápido Jesús Corona no le permitió a Mauricio Isla subir con frecuencia. El zurdo mexicano le creó muchos problemas a la ‘Roja’. Por la banda contraria Gerardo Flores pudo ganar la espalda también en varias ocasiones.

Al 9’ el ‘Mago’ Valdivia cedió para la internada de Vargas sobre la izquierda del área y el centro del artillero fue despejado por la zaga mexicana.

Al 14’, cuando empezaba a ponerse palo y palo el encuentro, Jiménez desperdició una buena ocasión, al recibir un pase largo a la espalda de la defensa y en el área por derecha remató muy desviado del arco de Claudio Bravo.

El trámite se mantuvo con un Chile tratando de combinar y un México compacto, que no le dio espacios a los jugadores peligrosos de su rival. Buena marca y presión tanto a la salida como en medio terreno.

Justamente, de esa buena presión nació el primer tanto, el de la sorpresa en el Nacional de Santiago, cuando los aztecas recuperaron en campo chileno, los tomaron mal parados y en un pase de Corona desde la izquierda hacia la derecha en el área, Medina se la bajó a Vuoso y el delantero venció en el área chica a Bravo. Una mano de Albornoz en el medio de la acción no impidió el 0-1 de los aztecas.

Sin embargo, en la siguiente acción Arturo Vidal puso el 1-1 tras conectar un gran cabezazo a la salida de un córner desde punta derecha. El “8” se desmarcó y en soledad se elevó y la ubicó contra el poste derecho de Jesús Corona.

Al 26’ con un Chile insistente, pero sin la soltura ni precisión acostumbrada, por poco Aránguiz logra controlar un pase filtrado de Valdivia, con el que hubiera quedado mano a mano ante Corona.

Dos minutos más tarde México volvió a responder, con un desborde del zurdo Corona, que centró y Flores ganó de testa para provocar la estirada de Bravo, quien apenas alcanzó a desviarla para que rebotara en el travesaño y la defensa al córner.

Al 29’ tras la ejecución de ese tiro de esquina por parte de Aldrete, Raúl Jiménez saltó y se impuso a todos para un cabezazo impecable e imposible para Bravo, directo al ángulo de mano derecha del golero para el amargo 1-2.

Ese tanto de México desató un murmullo de la afición chilena, que le reclamaba a su selección mientras el capitán Bravo les pedía que en lugar de reprochar se dedicaran a alentar.

Poco a poco, tras esos dos cachetazos Chile despertó y empezó a jugar su fútbol rápido, dinámico y vertical. Con combinaciones de primera y mucha profundidad, lo que lograría definitiavamente en la segunda etapa.

Pero antes de irse al descanso se pudieron juntar por derecha Vidal e Isla, el carrilero apenas se sumaba por primera ocasión al ataque y sacó un centró para el testarazo imponente de Vargas, quien anotó el 2-2 y su segundo tanto en la Copa. Junto a Vidal se ponía como máximo anotador.

En la complementaria Chile salió convencido a llevárselo por delante a México. Aparecieron Alexis, Vidal, Valdivia e Isla, más el acompañamiento y despliegue de Aránguiz.

Los del ‘Piojo’ Herrera no pudieron repetir el bloque compacto de la primera parte y dieron muchas libertades a un movedizo e imparable Alexis, quien fue el motor de los ataques chilenos, aunque le falta en algunas jugadas dejar de hacer una de más.

Se abalanzó con todo Chile para buscar el gol de la ventaja. Quedó mano a mano atrás. Al menos siete camisetas rojas se vislumbraban en campo mexicano, con el vértigo y presión característica del equipo de Sampaoli.

A los 53’ producto de ese toqueteo preciso y bien fundamentado, Alexis encontró a Vidal en el área, entrando en diagonal por izquierda, le filtró el pase y cuando se alistaba para acomodarse y definir, Flores se lo llevó puesto y el árbitro peruano Víctor Carrillo no dudó en sancionar el penal.

El propio Arturo se encargó de engañar a Corona con un disparo contra el poste de mano izquierda para el 3-2 y su tercer tanto en la Copa, goleador en solitario.

México temblaba atrás. No podía detener esa verticalidad chilena e incluso, al 63’ le invalidaron un golazo al ‘Mago’ Valdivia por un supuesto fuera de lugar de Vidal, quien le bajó la pelota en la frontal del área para que el “10” la pusiera pegada al poste derecho con un zurdazo de aire.

No obstante, quizá pretender jugar de esa forma tan arriesgada en todos los momentos, cuando teniendo la ventaja sería más conveniente cuidar el marcador y esperar para liquidarlo en una contra, le pasó la factura a Chile con el empate mexicano.

Al 66’ en un trazo largo de Aldrete para Vuoso, quien partió habilitado ante el quedo de Gary Medel, el argentino naturalizado mexicano la definió de buena forma en el área ante la salida de Bravo. 3-3 y ¡qué partido!

Si con el marcador en su favor Chile no optó por resguardarse en defensa, con el empate menos lo haría. Siguió buscando variantes en ataque y al 68’ en un pasabola rápido arrancando por derecha con Isla, pasando por Vidal y Valdivia en el borde del área, derivó en Sánchez descubierto por izquierda y el “7” la pegó de seguido apenas lejos del arco de un Corona estático.

Al 72’ en la que fue la mejor acción del partido, tejida de pie a pie con velocidad y precisión, Chile lo erró. Alexis buscó a Vargas en el área, este se a dejó a Vidal con el taco, el mediocampista no tenía ángulo ante la marca de Corona y un defensa, por lo que se la pasó al ‘Mago’ que venía de frente e inexplicablemente el creativo la tiró por fuera.

Se acababa el tiempo y Sampaoli mandaba sus cambios, sacó a Vargas y después a Albornoz para meter a Mauricio Pinilla y Beausejour.

Al 79’ otra vez le invalidaron un gol a Chile por una supuesta posición adelantada de Sánchez, quien definió en el área un pase raso y cruzado de Isla, sin embargo, parecía que el delantero sí ingresaba habilitado. Aún así, el línea levantó su bandera y su señalamiento se consumó.

Los chilenos continuaron intentándolo con su juego, pero faltó tranquilidad para tomar la decisión correcta, en contraparte, los mexicanos aguantaron el 3-3 y pudieron sumar un punto frente al local.

El empate dejó a Chile puntero del grupo A, en compañía de Bolivia, que le ganó a primera hora 3-2 a Ecuador, ambos con cuatro unidades, mientras México llegó a dos puntos y los ecuatorianos cierran en blanco.

En la tercera jornada del grupo, el próximo viernes 19 de junio México se cruzará con Ecuador y Chile hará lo propio con Bolivia, duelo que posiblemente definirá al que clasificará como líder.

Alineaciones:

Chile: Claudio Bravo; Gary Medel, Gonzalo Jara, Miiko Albornoz (Jean Beausejour al 86′); Mauricio Isla, Marcelo Díaz (Eugenio Mena al 70′), Charles Aránguiz, Arturo Vidal; Jorge Valdivia; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (Mauricio Pinilla al 82′). Seleccionador: Jorge Sampaoli

México: Jesús Corona; Gerardo Flores, Hugo Ayala, Julio Domínguez, Juan Valenzuela, Adrián Aldrete (Carlos Salcedo al 70′); Juan Carlos Medina (Javier Aquino al 62′), Javier Güemez; Jesús Manuel Corona (Mario Osuna al 77′); Matías Vuoso y Raúl Jiménez. Seleccionador:Miguel Herrera

Goles: 0-1 de Matías Vuoso al 21′, 1-1 de Arturo Vidal al 22′, 1-2 de Raúl Jiménez al 29′, 2-2 de Eduardo Vargas al 42′, 3-2 de Arturo Vidal (penal) 55′ y 3-3 de Matías Vuoso al 66′.

Árbitro: El peruano Víctor Carrillo amonestó a los mexicanos Flores y Jesús Manuel Corona y a los chilenos Vidal y Pinilla.

Incidencias: Partido de la segunda jornada del Grupo A de la Copa América. Disputado en el Estadio Nacional de Santiago, ante unos 48.000 espectadores. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias