sábado 27, noviembre 2021
spot_img

Australia reafirma su plan para retirar la ciudadanía a yihadistas

Sídney (Australia), 18 jun (EFE).- El primer ministro de Australia, Tony Abbott, reafirmó hoy la propuesta para retirar a discreción ministerial la ciudadanía a los combatientes yihadistas, pese a la polémica en torno a su constitucionalidad.

Abbott quiere otorgar al ministro de Inmigración de turno poderes para retirar la ciudadanía a un combatiente yihadista que tenga doble nacionalidad e intente retornar a Australia o cometa un acto terrorista en el país oceánico, al margen de que esa persona afronte un proceso judicial por terrorismo.

Otro de los aspectos cuestionados es la posible retirada de la ciudadanía a las personas con una sola nacionalidad si éstas pueden solicitar la ciudadanía en otro país, según la cadena local ABC.

«La legislación será presentada ante el Parlamento la próxima semana», anunció Abbott, al insistir en que su Gobierno «tiene la confianza, apoyado en los consejos legales obtenidos de varias fuentes y por un largo período de tiempo, que podemos diseñar una ley efectiva que minimice el riesgo constitucional».

Abbott aclaró que el proyecto de ley no previene que se lleven los casos por terrorismo a los tribunales, pero insistió en que su Gobierno pretende «mantener a los terroristas fuera», al acusar a la oposición de querer devolverlos al país y extenderles «una alfombra roja».

El Partido Laborista quiere que los supuestos terroristas sean juzgados y condenados en los tribunales antes de que se les retire la ciudadanía, al cuestionar la constitucionalidad de la propuesta.

«La pregunta real gira sobre la constitucionalidad de la propuesta legislativa y nos han dicho que el comentario (legal al Gobierno) que enfatiza este aspecto no se ha presentado al Gabinete», comentó el portavoz de Inmigración de los laboristas, Richard Marles.

Abbott también confirmó que su Gabinete no verá la versión revisada de la propuesta por considerar que ya ha recibido el respaldo, a pesar de que los medios locales han denunciado el descontento de varios de sus miembros que reclaman no haber recibido toda la documentación relevante.

«El Gobierno ha tomado una decisión absolutamente clara para retirar la ciudadanía a los ciudadanos con doble nacionalidad. Es una decisión que se ha adoptado. Se tomó en el Comité de Seguridad Nacional y fue ratificada por el Gabinete. Fue apoyada por el partido», subrayó el primer ministro australiano.

La actual ley nacional establece la suspensión automática de la ciudadanía a cualquier persona que combata en una guerra declarada de un país extranjero contra Australia sin que su caso pase por los tribunales. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias