martes 7, diciembre 2021
spot_img

Suiza detecta 53 movimientos sospechosos en cuentas bancarias de FIFA

Por Stefan Tabeling (dpa), Berlín/Berna, 17 jun (dpa) – Hasta 53 movimientos de cuentas bancarias sospechosos, nueve terabytes de material por analizar y un equipo especial para radiografiar los movimientos de la FIFA: el escándalo alrededor del ente rector del fútbol mundial no deja de aumentar y vuelve a poner interrogantes sobre la adjudicación de los dos próximos Mundiales.

«No tengo nada en contra de que esto provoque efectos colaterales en otros asuntos», señaló este miércoles el fiscal federal de Suiza, Michael Lauber, en una rueda de prensa en Berna en la que explicó los detalles de la investigación que está llevando a cabo su país sobre la supuesta corrupción en la FIFA.

Suiza detectó hasta 53 movimientos sospechosos en las cuentas de la FIFA que está indagando para esclarecer si hubo corrupción y lavado de dinero en el proceso de elección de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022.

Lauber informó que fueron interrogadas diez personas y no descartó citar al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y al secretario general del ente rector del fútbol mundial, Jerome Valcke.

El fiscal añadió que aún tienen que analizar numerosos datos y que por eso no podía decir exactamente cuánto durarán las investigaciones. Podrían ser meses o años, subrayó.

Las cuentas sospechosas fueron denunciadas por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera de Suiza, el organismo encargado de investigar el lavado de dinero en el país centroeuropeo.

Otras 104 cuentas están todavía en el punto de mira de los investigadores.

Rusia y Qatar fueron elegidas en diciembre de 2010 como sede de los Mundiales de 2018 y 2022, respectivamente. Desde entonces, hay numerosas sospechas de que la elección fue fraudulenta y de que varios altos cargos con derecho a voto en el comité ejecutivo de la FIFA recibieron sustanciosas sumas de dinero por parte de las candidaturas.

De todo ello ya informó el exinvestigador jefe de la FIFA Michael García en un amplio informe que elaboró sobre la polémica votación de diciembre de 2010. Pero la FIFA aún no hizo públicas las más de 400 páginas de las que consta el documento.

Lauber no quiso hablar de qué tipo de transacciones y de qué sumas de dinero se trata. El caso es «grande y complejo» y podría durar mucho tiempo, explicó el fiscal. «Esta investigación llevará más tiempo que los famosos 90 minutos», dijo.

El funcionario señaló que se analizará una gran cantidad de datos bancarios, pero se negó a hablar de plazos. «El calendario de la FIFA me da exactamente igual. Sólo me interesa el procedimiento penal. No hago política».

El fiscal no descartó que las investigaciones se extiendan. «Éste es un proceso dinámico. Puede ir en cualquier dirección», explicó.

Si los investigadores encuentran conexiones directas entre las transacciones financieras y la adjudicación de las Copas del Mundo, existiría base jurídica para elegir nuevas sedes para los Mundiales.

El presidente de la Comisión de Auditoría y Conformidad de la FIFA, el ítalo-suizo Domenico Scala, lo puso como condición indispensable para poder reabrir el proceso.

Las revelaciones no cesan y en los últimos días se acusó al expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol Ricardo Teixeira de haber recibido 30 millones de euros en una cuenta en Mónaco por parte de Qatar.

Sin embargo, la FIFA declinó hasta el momento abrir un nuevo proceso para la adjudicación de los dos próximos Mundiales y sólo habló de posibles infracciones individuales. Tanto Rusia como Qatar negaron las acusaciones.

La policía suiza detuvo a siete altos dirigentes de la FIFA, entre ellos dos vicepresidentes, el 27 de mayo en Zúrich en una operación surgida a raíz de una investigación de la Justicia de los Estados Unidos.

Blatter fue reelegido el 29 de mayo como presidente del ente rector del fútbol mundial, pero apenas cuatro días después anunció su salida en medio de un nuevo escándalo de corrupción. El sucesor de Blatter, que dirige la FIFA desde 1998, será elegido en un Congreso extraordinario que se celebrará en una fecha aún por determinar entre diciembre de 2015 y febrero de 2016.

La justicia estadounidense investiga, por su parte, a 14 personas por corrupción, conspiración y crimen organizado.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias