domingo 5, diciembre 2021
spot_img

Tsipras vuelve a Rusia en un momento crucial de las negociaciones de Grecia

San Petersburgo (Rusia), 18 jun (EFE).- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, comenzó hoy en San Petersburgo su segunda visita a Rusia en menos de tres meses, en un momento crucial de sus negociaciones con los acreedores internacionales para evitar la quiebra de su país.

Tsipras asiste al Foro Económico Internacional, el mayor encuentro empresarial de Rusia que hoy abrió sus puertas y donde mañana se reunirá con el presidente ruso, Vladímir Putin, con quien el pasado abril relanzó unas relaciones bilaterales que causan recelo entre los socios europeos del dirigente izquierdista griego.

A su llegada, Tsipras participó hoy en un encuentro de su ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, con el presidente de Gazprom, Alexéi Miller, confirmaron fuentes del gigante gasístico ruso.

Lafazanis anunció esta semana que Moscú y Atenas firmarán en este foro un acuerdo político para respaldar la extensión a Grecia del gasoducto «Turkish Stream».

«Queremos desarrollar nuestras buenas relaciones y tendremos la oportunidad de firmar un acuerdo político entre Rusia y Grecia para apoyar un gasoducto con gas ruso en el territorio de Grecia», dijo Lafazanis.

Tsipras llega a San Petersburgo cuando sus negociaciones con los acreedores están atascadas por falta de acuerdo y el mismo día de una crucial reunión del Eurogrupo en Luxemburgo, donde los ministros de Economía y Finanzas de los países del euro abordan la crisis de Grecia.

El jefe del Gobierno griego, que antes de entrevistarse con Putin hará una intervención ante el Foro Económico, será el protagonista político de una cita que ya el pasado año estuvo casi desierta de líderes mundiales, debido al papel de Rusia en la crisis ucraniana.

Según confirmó el Kremlin, Tsipras y Putin mantendrán un «encuentro de trabajo» mañana, en el que se abordará la propuesta de Moscú para que Grecia se conecte al nuevo gasoducto ruso-turco que se proyecta construir bajo el mar Negro para llevar gas ruso a Europa.

Lafazanis ya declaró hace días que, si Atenas no lograba un acuerdo con sus socios europeos, no sería «el fin», ya que Grecia tiene «otras opciones» y la posibilidad de una inyección de capital a partir de 2019 por parte de Rusia, en concepto de anticipo sobre los beneficios futuros que le reportaría el «Turkish Stream».

Tsipras será sin duda la estrella del Foro de San Petersburgo, al que no asisten grandes líderes políticos, pero sí numerosas empresas, a pesar de las sanciones occidentales contra Rusia.

Muchos ejecutivos de compañías occidentales siguen acudiendo atraídos por el potencial de cooperación, las reservas energéticas rusas o la necesidad de mantener las inversiones que ya tienen en el país.

«Rusia aprecia la actitud de los socios extranjeros que han acudido a San Petersburgo y que han demostrado que siguen sus propios intereses sensatos más que directrices políticas», afirmó el viceprimer ministro ruso, Serguéi Prijodko, al abrir el encuentro, al que asisten altos directivos de empresas occidentales como BP, Total o Shell.

El Foro es una plataforma donde las empresas firman acuerdos o contratos, que en la edición de 2014 alcanzaron los 7.500 millones de dólares, según la web del encuentro.

Hoy, la rusa Gazprom, la holandesa Shell, la alemana E.ON y la austríaca OMV firmaron un memorándum para ampliar al doble de su capacidad actual el gasoducto «Nord Stream», que une Rusia y Alemania por el fondo del mar Báltico.

Rusia acoge esta cita con su economía golpeada por el impacto de las sanciones internacionales y la caída de los precios del petróleo, principal partida de sus exportaciones.

«Rusia está en medio de la tormenta», dijo el exministro de Finanzas Alexéi Kudrin, para quien los principales riesgos para la economía rusa derivan de la incertidumbre sobre el desarrollo de las relaciones con Occidente, marcadas actualmente por la guerra de sanciones.

Los países de la UE acordaron ayer ampliar seis meses las actuales sanciones económicas impuestas a Rusia en julio de 2014 y que expirarían el próximo julio, según fuentes diplomáticas europeas.

La decisión formal se espera que sea adoptada por los ministros de Exteriores en el Consejo que celebrarán el próximo lunes en Luxemburgo.

El asesor presidencial ruso Andrei Belousov advirtió de que Moscú «no excluye» ampliar también sus medidas de castigo, si la Unión Europea decide extender sus sanciones económicas contra el país. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias