lunes 29, noviembre 2021
spot_img

Tsipras y Putin buscan profundizar cooperación en medio de crisis

Luxemburgo, 19 jun (dpa) – El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se reunió hoy con el presidente ruso, Vladimir Putin, con el que acordó fijar hasta noviembre una hoja de ruta para una mayor profundización de la cooperación económica entre los dos países.

Además, Tsipras saludó hoy la convocatoria de una cumbre de jefes de Estado y de gobierno de los países del euro para el próximo lunes y aseguró que está trabajando «para que tenga éxito».

Tsipras se encuentra de visita en Rusia, donde se celebra el Foro Económico de San Petersburgo. El primer ministro dijo asimismo a la agencia de noticias rusa Interfax que el acuerdo entre los dos países para construir juntos una prolongación del gasoducto Turkish Stream es una buen punto de partida para esa cooperación.

Rusia y Grecia acordaron esta medida durante el foro económico. La idea es que este gran proyecto llene las vacías arcas griegas con tasas de tránsito y permita a Rusia abrir una nueva ruta de suministro de gas hacia el sudeste europeo.

A cambio de la participación en Turkish Stream, los rusos podrían flexibilizar pronto para los griegos su embargo contra alimentos de la UE. Expertos abordarán el tema en breve, indicó el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov. En líneas generales, empero, Rusia planea prolongar su prohibición de importaciones contra Occidente, dado que la UE también mantiene en pie sus sanciones. Peskov alcaró, sin embargo, que Tsipras y Putin no hablaron acerca de ayuda financiera para Grecia.

Previamente, Tsipras se había pronunciado hoy a favor de una mayor colaboración entre Atenas y Moscú durante el foro. «Rusia es un socio muy especial para nosotros», afirmó. Añadió que Europa se sintió durante mucho tiempo el centro del mundo. Pero el mundo ha cambiado, dijo en referencia al sostenido crecimiento de China y Asia. «El rol de Rusia en el mundo aumenta», dijo.

Tsipras insistió en que «el problema no se llama Grecia, se llama eurozona». Y añadió: «Estamos en medio de una gran tormenta», por lo que Grecia está dispuesta a abrirse «a nuevos mares de modo de alcanzar puertos nuevos y más seguros».

El vicejefe de gobierno ruso, Arkadi Dvorkovich, indicó que Rusia está en principio dispuesta a analizar ayudas financieras a Grecia. «Apoyaremos cualquier solución a la crisis de deuda griega que propongan Grecia y nuestros socios europeos», declaró al canal de televisión RT. Sin embargo, desde Moscú se descartó como opción la compra de bonos de la deuda helena.

En los últimos meses, Grecia ha estrechado sus lazos con Rusia. El acercamiento ha sido observado con aprensión por algunos países europeos, en parte por las tensiones entre Moscú y Occidente por la crisis en Ucrania.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, invitó a la cumbre del lunes también a la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y al presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. El jefe del eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, también estará presente. Asistirá además el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Tusk lanzó una advertencia en un mensaje de video emitido hoy. «Estamos cerca del punto en el que el gobierno griego tendrá que elegir entre aceptar lo que yo creo es una buena oferta de apoyo continuo o encaminarse al default», opinó.

Si bien convocó a la cumbre de emergencia de los líderes de la eurozona para el lunes en Bruselas, rebajó las expectativas de que la crisis se termine ahí. «Necesitamos liberarnos de cualquier ilusión de que habrá una solución mágica a nivel de los líderes», señaló.

Tsipras, en cambio, fue más optimista y dijo en una declaración difundida hoy que se demostrará que quienes apostaban a «escenarios de crisis y terror» estaban equivocados.

El presidente francés, Francois Hollande, también fue citado por el Palacio del Elíseo diciendo desde Bratislava que no quiere una reunión «solo para determinar que hay un fracaso».

Hoy se anunció también que los ministros de Finanzas de la zona euro se reunirán poco antes de la cumbre del lunes para preparar el encuentro de los líderes, señaló en Twitter Jeroen Dijsselbloem.

El ministro luxemburgués de Finanzas, Alexander Stubb, ya había adelantado que había que preparar una propuesta para presentar a la cumbre.

Sin embargo, hay escepticismo acerca de que realmente se llegue a un acuerdo. «No estoy muy seguro de poder compartir noticias fantásticas el lunes», dijo el ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schäuble a periodistas en Luxemburgo tras conversaciones con los ministros de Finanzas de la UE.

«Debemos necesariamente ser muy cautos porque hemos estado tratando de encontrar un acuerdo por meses, y aún no lo encontramos», dijo el ministro de Finanzas italiano, Pier Carlo Padoan.

El Eurogrupo celebrado el jueves se cerró sin acuerdo entre Grecia y los acreedores, por lo que Tusk convocó una cumbre al máximo nivel para el lunes.

La cumbre de crisis del lunes es una de las últimas oportunidades de Grecia antes de quedarse sin financiación a finales de junio.

El gobierno griego tiene que alcanzar un acuerdo con el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para poder recibir el tramo final del rescate, de 7.200 millones de euros (8.100 millones de dólares).

En medio de la crisis, Atenas aseguró que el sistema bancario del país heleno es estable y que su seguridad está siendo garantizada por acciones conjuntas del banco central y del Banco Central Europeo.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias