miércoles 26, enero 2022
spot_img

Brasil firma su boleto y el de Colombia a cuartos de final, adonde los acompaña Perú

San José, 21 Jun (Elpaís.cr) – Con mucho suspenso finalizó la acción del grupo C de la Copa América Chile 2015, en el que finalmente Brasil terminó primera, seguida por Perú, y Colombia entró por la ventana a los cuartos de final como segundo mejor tercero. Venezuela, dio por terminado su sueño en primera fase.

En la previa de esta última jornada todo estaba equilibrado. Las cuatro selecciones llegaban con tres puntos. Leve ventaja para brasileros y peruanos por haber concretado dos tantos, por uno de venezolanos y colombianos, esto según los criterios de desempate en caso de alguna paridad en puntos.

A primera hora la obligada Colombia se medía a Perú. Con todo y sus estrellas terminó penando sobre el césped del estadio Municipal Bicentenario Germán Becker, de Temuco. Necesitado de ganar o al menos igualar con goles, el rezo fue su mejor aliado.

Lo intentaron los de José Pekerman. Empezaron bien en los primeros 20 minutos del cotejo. Con presión, posesión y profundidad. Sin embargo, la pérdida de Edwin Valencia, quien salió lesionado de la rodilla en un desafortunado movimiento en mediocampo, los afectó en demasía.

Dejaron de presionar adelante en campo peruano, perdieron la pelota, llegó la impresión y poco a poco la impotencia. Sus figuras James, Cuadrado y Falcao siguen debiendo mucho en el torneo. No pesan aunque hay que decir que no dejan de correr ni de esforzarse. Simplemente a Colombia no le sale nada.

El ‘Tigre’ tuvo la más clara en el partido, a los 3’ con una media vuelta de zurda en el área, que Pedro Gallese tapó de extraordinaria manera.

Los ‘Cafeteros’ cerraron el partido en terreno peruano, con alguna llegada más producto de la desesperación que por una buena combinación entre sus componentes, no obstante, a esas alturas ya poco importaba la forma. La necesidad por el gol era imperiosa. El empate se consumó y la bronca de los colombianos que no dependían de sí mismos.

“Cuando se juega mal, se paga”, dijo un James Rodríguez molestó y muy autocrítico. Casi resignado aunque lo cierto era que aún no estaban eliminados. Debían rezar por que en el juego posterior entre Brasil y Venezuela hubiera un ganador para avanzar terceros de grupo.

En el estadio Monumental de Santiago de Chile, la casa del Colo Colo, brasileros y venezolanos se cruzaron con la ventaja de saber de antemano el resultado del Colombia-Perú. Un empate los depositaba a ambos en los cuartos. El triunfo de uno también y, además, tenía el atenuante de eliminar al otro.

Brasil sin Neymar, que por la suspensión de cuatro partidos lo vio desde el palco, jugó un aceptable partido. No le sobra nada, pero le alcanza para sostenerse y mantenerse en la pelea. Pese a que no son el equipo que la historia cuenta alguna vez fue, nunca se los puede descartar.

Con Robinho y Willian como generadores de juego por detrás de Roberto Firmino los brasileños tuvieron su mejor partido en fase de grupos, sin ser nada extraordinario claro está. Anotaron en los momentos justos y supieron soportar sobre el final.

Apenas en 8’ ya Thiago Silva, que le ganó la pulseada a David Luiz y por segundo juego consecutivo lo envió al banco, anotaba el 1-0 tras conectar de seguido con un derechazo un córner cobrado por Robinho.

Los de Dunga controlaron la pelota e incluso, generaron un par de llegadas más con Robinho y Filipe Luiz, un tiro alto y otro que obligó la tapada de Alain Baroja, respectivamente.

La ‘Vinotinto’ trató de hacerse de la pelota en los tramos finales de la inicial, pero careció de profundidad para encontrar un espacio para habilitar al solitario Salomón Rondón.

En la complementaria, de vuelta Brasil pegó en el comienzo con un tanto de Firmino, quien concretó por el medio del área chica un centro de Willian tras desbordar a Roberto Rosales por izquierda. Con el 2-0 ya estaban tranquilos y encaminados para los cuartos.

Sin embargo, pese a los cambios de Dunga como el ingreso de David Luiz que entró como volante de recuperación y finalizó como un tercer central, la ‘Canarinha’ acabó complicada defendiendo cerca de su arco. Una imagen que quedará para el recuerdo con Brasil defendiéndose ante Venezuela. Muestra de cómo ha cambiado el fútbol en los últimos años.

Faltando seis para el final, en un tiro libre al borde del área brasileña cayó el descuento y la esperanza venezolana, que necesitaba empatar para mantener viva su ilusión en el torneo y así mismo desvanecer la de Colombia.

Al 84’ Arango cobró el tiro libre contra el palo izquierdo de Jefferson, el golero apenas la desvío para que pegara en el vertical y Nicolás Fedor, más conocido como “Miku”, cabeceó el rebote de “palomita” y llevó el suspenso al Monumental de Colo Colo.

A Brasil poco le cambiaba el resultado, ganara o empatara siempre sería primero, no así a la ‘Vinotinto’ de Noel Sanvicente, que se fue con todo a buscar el gol de oro.

No obstante, a pesar que “Miku” lo tuvo, cuando tras un desborde de Josef Martínez por izquierda, el delantero por centímetros no alcanzó a conectar la pelota casi debajo del arco, el tanto del empate no llegó y Colombia respiró.

Brasil finalizó como líder de la zona con seis puntos, Perú fue segundo con cuatro, mismas unidades que los colombianos aunque la ventaja para los incaicos es haber anotado dos goles por uno que concretaron los ‘Cafeteros’.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias