lunes 3, octubre 2022
spot_img

La Flotilla de la Libertad III ya navega hacia Gaza

Jerusalén, 26 jun (EFE).- La III Flotilla de la Libertad navega ya hacia Gaza, con un barco sueco, el «Marianne», que pasó anoche por la isla griega de Creta y otros dos que se le unirán pronto en alta mar y prevén zarpar «en días» de puertos de Grecia que no desvelan por «motivos de seguridad».

«El ‘Marianne’ está ya en el mar. El último puerto en que paró fue en Mesina, Italia, y ahora navega hacia Gaza», dice a Efe la activista española Laura Arau, que espera en un lugar de Grecia que no quiere precisar la salida de uno de los dos barcos que se unirán muy próximamente a la nave sueca.

«No damos localizaciones ni fechas por motivos de seguridad. La idea es que los barcos se encuentren en algún punto en aguas internacionales. Es importante resaltar que hablamos de tres barcos como mínimo», precisa, sugiriendo que podría haber más.

De acuerdo con un comunicado difundido por la organización Rumbo a Gaza, serán «más de tres barcos» con más de medio centenar de tripulantes y pasajeros de una veintena de países a bordo los que participen en este nuevo intento de poner el foco sobre el duro bloqueo que Israel impone desde hace ocho años a Gaza con el apoyo de Egipto.

Al propósito de romper el cerco israelí se han unido en esta ocasión cinco mujeres españolas: Arau, dos eurodiputadas (Estefanía Torres, de Podemos, y Ana Miranda, de BNG), la monja catalana Teresa Forcades y la española-israelí Zohar Chamberlain, además de un tripulante español, el marinero Pablo Miranzo.

Según Arau, los participantes tienen muy claro que Israel tratará de impedir su llegada y abordará las naves si éstas consiguen zarpar (algo que las autoridades israelíes lograron impedir en anteriores ocasiones), pero también que el éxito no está solo en arribar a las costas del enclave palestino.

«Israel ha dejado claro que la flotilla será abordada», asume, pero destaca que para ellos «la primera victoria es que salga porque eso hará que el tema llegue a los medios y se exponga lo que sucede en Palestina».

Si son detenidos, su misión también será un éxito, afirma, puesto que «supondrá visibilizar el bloqueo que existe en Gaza y exponer a Israel como estado pirata que aborda barcos en aguas internacionales y viola las convenciones del mar y la legislación internacional».

Arau insiste en que la intención de los buques es «no entrar en ningún momento en territorio israelí, sino acceder a Gaza desde aguas internacionales y palestinas», por lo que Israel no debería tener potestad para detenerlos.

Un participante israelí en la flotilla, Dror Feiler, que espera en Grecia embarcar en la nave «Juliet», denunció hoy al digital Ynet que ésta fue saboteada anoche y precisó que la flotilla tiene intención de llegar a las costas de Gaza «dentro de tres o cuatro días».

Este activista explicó que ni la tripulación ni el pasaje se resistirán al arresto si son abordados, pero advirtió de que, si esto ocurre, pondrán una denuncia por piratería.

Arau considera que la participación europea en esta iniciativa (denominada «Gaza, puerto abierto») se debe a que «los gobiernos europeos no están haciendo lo que deben: presionar a Israel para que cumpla las resoluciones de la ONU».

«Si nuestros países dejasen de ser cómplices de crímenes de guerra no sería necesaria la flotilla», argumenta y añade que España «vende y compra, sobre todo compra, armas a Israel, con la etiqueta de ‘probadas en combate».

Los palestinos dan la bienvenida a este «esfuerzo del movimiento de solidaridad internacional de romper el bloqueo a Gaza y llegar a los 1,8 millones de palestinos que se sienten en una prisión israelí al aire libre», señaló esta semana el jefe negociador palestino Saeb Erekat.

Esta es la quinta ocasión en que activistas internacionales tratan de llegar a Gaza navegando, después de que en 2009 se crease la Coalición de la Flotilla de la Libertad, que lanzó el primer grupo de barcos en mayo de 2010, con 750 personas y material humanitario a bordo.

Esa flotilla, encabezada por la nave turca «Mavi Mármara», fue asaltada por Israel en aguas internacionales en una operación que provocó la muerte a diez personas y heridas a más de medio centenar y generó fuertes críticas internacionales que forzaron a Israel a aliviar el bloqueo y permitir la entrada a la franja de bienes de primera necesidad. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias