domingo 25, septiembre 2022
spot_img

La quema del muñeco de Thelmo Vargas en 1991: Nadie experimenta en cabeza ajena

Columna Poliédrica

Desgraciadamente los que han atentado contra la educación superior pública suelen ser personas que han sido estudiantes de estas universidades. Está claro que el haber pasado por la aulas universitarias no implica que la universidad pasó por estas personas, existen muchos ejemplos de esta realidad.

Como siempre, me apresuro a precisar que no se puede hacer una generalización en relación con esta situación. Y para no pecar en ese sentido, es posible señalar dos nombres que pasarán a la historia como enemigos declarados de la educación superior pública, a saber: Thelmo Vargas y Otto Guevara.

El primero fue estudiante en la Universidad de Costa Rica y en el gobierno de Rafael Ángel Calderón Fournier, también egresado de esta casa de estudios, titular del ministerio de hacienda. No hay nada más triste que haya estudiantes y graduados de la propia universidad confabulando en contra de ella, se trata de personas que nunca entendieron qué es una formación humanista y, por supuesto, nunca comprendieron el objetivo que tenían los Estudios Generales en sus vidas.

Con base en una ideología económica que deja de lado a las personas y se concentra únicamente en los números, Thelmo Vargas desplegó sus argumentos tecnocráticos en contra de la educación superior pública. Nada nuevo bajo el sol: 1) Que era necesario reducir el déficit fiscal que había dejado el gobierno de Óscar Arias Sánchez (1986-1990); 2) Que para ello era necesario reducir los salarios de los empleados públicos, aunque los beneficios fiscales a las empresas privadas (CAT´S, Renta, condonación de deudas con la banca pública) se mantuvieran; 3) Que la universidades públicas gastan mucho y todo se va en salarios; etc, etc, etc.

Nunca entendió Thelmo Vargas, a pesar que fue estudiante de ella e incluso profesor, que la Universidad de Costa Rica y las otras instituciones de la educación superior pública, realiza actividades que dependen de personas y no de máquinas. Quizás para el señor Vargas, las clases de macroeconomía tenían que ser impartidas por robots, o tal vez, las investigaciones del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas debían ser hechas por computadoras y los proyectos que en aquel entonces había con cooperativas, podían ser desarrollados por autómatas y no por personas de carne y hueso.

La tensión entre el gobierno de Calderón Fournier y las universidades públicas llegó a tal punto que el ministro de hacienda tuvo que dejar su puesto, no sin antes haber presenciado la quema de su muñeco al frente de la casa presidencial. Nunca comprendió, Thelmo Vargas, que ese tipo de posiciones fundamentalistas, que ponen por encima los números antes que el bienestar de las personas, han sido rechazadas por el pueblo costarricense a través de la historia.

En la actualidad hay un nuevo Thelmo Vargas que lleva como nombre Otto Guevara. La diferencia es que no es ministro de hacienda sino diputado. Por lo menos el primero esgrimía argumentos con cierta coherencia aunque basados en su fundamentalismo economicista, pero los que ha manifestado ese diputado debería avergonzar a todo ciudadano que no tolera insultos tan groseros a la inteligencia.

Al igual que en el primer caso, Otto Guevara fue estudiante de la Universidad de Costa Rica y hasta donde he escuchado, pasó por sus aulas sin pena ni gloria. Al parecer se ufana en decir que ha sido profesor de la Facultad de Derech o y no tiene vergüenza en atacar a la universidad y al mismo tiempo, poner en su hoja de vida que ha sido docente en ella. ¡Ni rojo se pone!

Sus argumentos en relación con el presupuesto universitario dan pena. Su matemática en relación con el costo por estudiante de las universidades públicas lo que devela es una inteligencia muy limitada y una ignorancia de las actividades sustantivas en que se invierte el presupuesto universitario.

Desconoce que un profesor universitario no solo tiene que impartir sus cursos, sino que también debe desarrollar proyectos de investigación y de acción social. No me extrañaría que la docencia que dice haber impartido en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, fuera llegar cuatro horas a la semana (si es que llegaba) para luego decir que ha sido profesor en esta casa de estudios. Lo que importaba es poder poner en curriculum esta circunstancia

¿Cuántos proyectos de investigación ha desarrollado? ¿Cuáles son los proyectos de acción social que han estado a su cargo? No hay que ser muy perspicaz para conocer las respuestas a estas preguntas, ya que lo social no es lo suyo y mucho menos la investigación científica. Tenga un poco de respeto de aquellas personas que se han quemado las pestañas tratando de prepararse en diferentes ramas de la ciencia, no solo para formar profesionales sino para investigar las particularidades de nuestra realidad y para impactar a los diferentes grupos sociales de nuestra sociedad.

Tenga un poco de amor propio y deje de emitir falacias que desnudan lo que usted realmente es. ¿Todavía no se ha dado cuenta lo que usted representa para el electorado costarricense? ¿No ha entendido el mensaje que los ciudadanos le enviamos a usted y a su partido político en las elecciones pasadas? ¿Quién es más oneroso para el pueblo costarricense, usted con su demagogia o un estudiante que se forme en alguna de nuestras universidades?

Diputado Guevara, no subestime la inteligencia de los ciudadanos de este país. Recuerde la historia de Thelmo Vargas y el muñeco, no vaya ser que termine de quemarse como político.

(*) Filósofo
columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

8 COMENTARIOS

  1. Bueno como político hace tiempo que está quemado, el señor hace mucho tiempo que no tiene gasolina, sus ideas tan limitadas, aunque trata de reciclarse…ya no da para mucho. Sus ocurrencias lo que dan es risa.

  2. Este par en una licuadora, no sale ni un dedo de Carazo Odio. Enemigos acérrimos del Estado, fueron desgraciadamente formados por la U., y hoy van contra ella., máxime si sienten el calorcito del foráneo billete. Crea cuervos y te sacarán los ojos. Así nos sucede con la CCSS, cuando por cientos de miles de veces hemos sido salvados por nuestra excelente medicina social, y el costarricense muy escondido como conejos, con atroz miedo, al frente del televisor, se hacen los suecos en defenderla. No comparto que la UCR otorgue pensiones millonarias, pero, sería saludable ponerle freno al desenfreno. ¿No será que andan tras la privatización de la UCR, este ejemplar ente estatal como es la Caja? Adivinemos y busquemos la tea.

  3. Yo creí que el primer párrafo se refería a los estudiantes descerebrados que, como una turba, colgó a Otto Guevara en efigie, como hizo con Thlmo Vargas antes. Ese espectáculo, de la supuesta aristocracia del conocimiento del país involucrada en un acto tan pedestre, es la verdadera verguneza para la Educación Superior.

    El autor pone un muñeco de paja semántico y lo quema, distorsioando o eluyendo los puntos básicos de la crítica de Thelmo Vargas u Otto Guevara al financiamiento público e la Educación Superior Pública. Además apela a un supuesto deber de defensa corporativa de la UCR por el mero hecho de haber pasado por sus aulas y beneficiado de su educación subsidiada.

    Respecto a esto último: es absurdo apelar al silencio corporativo si la situación se vuelve insostenible. Thelmo Vargas y Otto Guevara estudiaron en la UCr casi de gratis. Pero ahor dicen que eso no debería ser. Las razones uqe dan son las que simpre se han dado. NO es un deseo de destruir la UCR. Es el hecho que subsidiar la Educación Superior a los niveles actuales es altamente injusto y regresivo: los alumnos de Universidades Públicas son en su rgan mayoría provenientes de familias acomodadas que pagaron mucho más por mensualidades en el Colegio. Y gracias a la Educación UNiversitaria, estas personas son capaces de acceder a puestos con altas remuneraciones.

    En este sentido, resulta conveniente preguntarse si es justo y adecuado para el país gastar tanto en educación superior, cuando es necesario fomentar la educación y preparación de aquellas personas que por su situación económica no pueden aspirar a ir a la UNiversidad. INcluso, es mejor para el país que invierta en educacón a nivle pre-escolar, para nivelar mejor la cancha entre jóvenes provenientes de estratos socioeconómicos más bajos.

    La postura de Thelmo Vargas y Otto Guevara es que los que tengan más recursos, y los que pueden adquirir una educación superior que les dará un mejor sueldo futuro, debieran contribuir más de su propio dinero para financiarse y completar su educación. Eso no significa vetar la entrada de estudiantes brillantes pero ocn pocos recursos: siempre puede haber becas para ellos. Pero el sistema actual de las UNiversiades públicas, con un subsidio general a todo estudiante, independientemente de las becas, y su creciene burocracia (los mejores proesores son siempre ls de tiempo parcial) parece no ser beneficioso. Y el secreto y oscurantismo de sus cuentas financieras hace imposible valorar adecuadamente cuánto cuesta de verdad graduar a un estudiante por carrera.

    NO es posible seguir dando fondos al FEES sin una visión crítica de lo que es justo y cómo proceder para hacer más equitativo el financiamiento de la educación.

    • Si de preferencias y subsidios se trata, resulta más productivo hacerlo con la educación superior pública que con el Partido Movimiento Libertario. Qué es mejor, pagarle un buen salario a un profesor universitario (no todos ganan lo que se dice) o pagarle ese mismo salario a un diputado como Otto Guevara? Quién le aporta más al país? En mi caso no tendo duda de la respuesta.

      • Eos no tiene nada que ver con el tema. Otto Guevara recibe un sueldo como parlamentario. No está diciendo que le suban el salario a él con el dinero del FEES.

        Lo que aduce Guevara es si resulta justo que se le otorgue un subsidio a la Educación Superior, para que los estudiantes universitarios, que en su gran mayoría provienen de los estratos más acomodados, y que ganarán sueldos más altos que los que no van a la Universidad, puedan estudiar prácticamente pagando solo una suma simbolica. Me parece que es necesario entablar ese debate.

  4. Yo no creo que quemar una efigie de Otto Guevara sea un pecado tan tremendo como lo dice Jorge Fallas, yo lo quemaría no solo por esa posición con las universidades, sino por su falsedad, por su doble moral, por corrupto, por dirigir un partido que no ha llegado al poder y que es tan corrupto como aquellos dos que nos han gobernado y han tenido expresidentes enjuiciados.
    Pero que sea una verguenza quemar a Otto es una extrema ridiculez .

  5. Tres compañeros de estudio y yo, todos estudiantes de la Sede Regional de Occidente en Tan Ramón, le prendimos fuego a ese muñeco. Cúa do ardía lo arrojamos por encima del alto portón de la Casa Presidencial, y se quedó enganchado en las punta de lanza del portón ; y para colmo de males, estaba relleno de espuma de colchón. Cuando la espuma empezó a derretirse, se armó el pan demonio, ya que las gotas con fuego se espacian por todo lado de ido al viento. El muñeco nidiquiera era nuestro, alguien lo llevó, no se quien, pero cuandolovimos, nos pareció de película quemarlo.
    Digo lo anterior para dejar en claro qur yo estuve en todas las marchas. Viajábamos desde San Ramón para defender el presupuesto universitario. Y lo logramos. Años después tuve la oportunidad de dar clases un cuarto de tiempo en una carrera, en sede regional. Por lo anterior me considero que tengo la fibra moral para opinar sobre este tema, abordado en el artículo. Ah!y de paso les digo que tuve beca 11 y 10, sin la cual no me habría sido posible estudiar.
    Bueno, tanta palabraria para decir a mis 50 años, que thelmo Vargas tenía razón en su posición.
    Hablo por el caso de la UCR. La mayor cantidad del presupuesto se va en planilla. Una planilla inflada con excesos de salarios que no corresponden a la calidad de la educación que el recurso docente puede ofrecer. Empezando por los puestos en propiedad. En universidades prestigiosas a nivel mundial, ese concepto es impensable. Los docentes están en el stand de la casa de estudios, pero para seguir ahí, deben de cumplir anualmente una serie de requisitos sine qua non (pasantias, publicaciones, congresos, seminarios etc). En la ucr si se está en propiedad, ahí puede envejecer sin hacer nada. Lo peor es que los escalafones salariales, son tan, pero tan fácil de avanzar que hasta que da vergüenza. Ser profesor en propiedad, a ser Asociado a ser catedrático es sólo cuestión de voluntad, no de mérito académico ni investigativo. Los requisitos para avanzar son ridículos y aún así se encuentran profesores con el título de licenciado y de ahí no pasan. La carrera profesional está diseñada más como estímulo para mejor el salario, que para mejorar el recurso humano de la academia.
    Y si vamos al tema de las publicaciones, «más pior», cómo no publicar en las propias revistas que financia la universidad. Osea, el que no publica anualmente, aunque sea un artículo irrelevante, es porque es demasiado vago.
    Recuerdo que dos años después de esas hermosas marchas, leí un informe hecho para el Banco Mundial, y se preguntaba el inflrme: a que se debe el prestigio de la UCR (nacional e ínter nacional) si casi el 50% de los decentes tienen el grado de licenciatura, un porcentaje importante tenía el bachillerato universitario, otro tanto con maestrías, obtenidas en la misma universidad y una minoría tenían doctorados. Ese informe es del 93 o 94, pero lo interesante es que casualmente daba en el clavo con lo que el infame de thelmo Vargas argumentaba como ministro.
    Cómo es posible que un profesor de historia, con una pinché licenciatura,que lo que más ha escrito son los apuntes del mercado, con una carrera uníversitariasin pena ni gloria, se pensione a los 55años, con una jugosa cifra de 10 mil dólares. Por eso, cuando quemamos el muñeco de thelmo Vargas mis amigos Rodrigo, francisco, Kenneth y yo, pusimos nuestro granito de arena para perpetuar ese cúmulo de privilegios salariales de los universitarios. Un buen salario es un derecho cuando es para todos, pero cua do ese buen salario es para una minoría, es un privilegio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias