domingo 25, septiembre 2022
spot_img

Argentina y Paraguay se reencuentran con la mira puesta en la final de la Copa América

San José, 30 Jun (Elpaís.cr) – La selección de Argentina con su buen juego y poca contundencia volverá a enfrentarse al Paraguay de Ramón Díaz, en la helada Concepción, por un cupo en la final de la Copa América, donde ya se instaló el anfitrión Chile.

Son 22 años sin dar la vuelta olímpica. Más de dos décadas de decepciones aun teniendo en sus filas a los mejores jugadores del planeta. Esta vez no es la excepción: Messi, Agüero, Tévez, Di María… muchas estrellas, pero que todavía están deuda con su seleccionado. Lo saben y quieren cortar esa maldición que se ha prolongado por varias generaciones.

La ‘Albiceleste’ es probablemente el equipo que mejor juega (Chile le puede discutir), es el que más patea al arco, domina a sus rivales, pero en proporción a las jugadas que genera hace pocos goles. Hasta ahora convirtió cuatro (Agüero (dos), Messi e Higuaín) para un promedio de uno por juego. Sin embargo, el sinsabor que les queda es tanto fallo de cara a la meta rival.

Un claro ejemplo ocurrió el viernes anterior ante Colombia. La Argentina manejó el cotejo de principio a fin, en un partido duro por los cuartos de final del torneo, pero que pese a la cantidad de llegadas, unas más claras que otras, recién pudo sellar su pase a ‘semis’ en los penales.

«Es terrible lo que me cuesta hacer un gol en la selección», decía Messi después del partido jugado en Viña del Mar. Una clara síntesis de lo que pasa a los argentinos, que quieren torcer esa historia este martes ante los guaraníes.

Justamente, estos dos seleccionados se enfrentaron hace 17 días en estadio La Portada, en La Serena, en un juego que fue el preludio de lo que le pasaría después a la ‘Albiceleste’. Lo ganaba cómodamente 2-0 en el primer tiempo, no obstante, luego de algunos “ajustes” del ‘Pelado’ Díaz, errores de Argentina y cambios errados del ‘Tata’ Martino, el choque acabó 2-2. Un duelo de contrastes muy severos para Argentina en tan solo dos tiempos.

Fue tanta la bronca por ese empate que el “10” y capitán argentino no quiso pasar a recibir el reconocimiento de la organización por ser la figura del partido. Buenas lecciones sacó Argentina de ese partido, pero no ha podido plasmarlas en el campo: siguió imponiendo condiciones, pero errando y errando en arco rival.

Los albicelestes buscan la final del torneo tras ocho años de haberla jugado por última vez, en Venezuela 2007 cuando la perdieron con Brasil. Tres años antes, en Perú 2004, el saldo fue el mismo.

Para ello el ‘Tata’, que lamentó tener que enfrentar a Paraguay en esta instancia, debido a que los dirigió entre 2006 y 2011 etapa en la que los llevó a cuartos de final del Mundial 2010 y al subcampeonato de la Copa América 2011, plantará su once estelar en el estadio Municipal Alcaldesa Ester Roa Rebolledo.

Encabezados por Messi los argentinos esperan repetir lo hecho hace menos de una semana frente a Colombia, partido en el que presionaron, fueron intensos, manejaron la pelota, crearon situaciones y estuvieron muy firmes en la recuperación con una gran labor de Mascherano, Biglia y Otamendi.

Pastore, que se hablaba podría dejarle su lugar a Ever Bánega, será el socio de Messi en la conducción del equipo para la generación de fútbol y llegadas. A esto último intentará sumarse Di María quien pese a no estar en su mejor momento, anda acelerado y poco fino con la pelota, cuenta con la plena confianza de ‘Tata’.

Asimismo, el ‘Kun’ Agüero será el hombre más adelantado en el campo. El encargado de mandarla a guardar. Justamente, el del Manchester City ya le anotó a los paraguayos en la primera fecha y aspira a volver al gol tras irse en silencio ante Colombia.

En el caso que el artillero no tenga una buena noche, un Carlos Tévez revitalizado estará esperando su oportunidad en el banco, luego de ser el héroe que convirtió el penal que clasificó a la ‘Albiceleste’ a esta ronda. El ‘Apache’ dijo “disfrutar” el juego de su selección desde el banco, pero sin dudas quiere sentirse más importante y demostrar todo lo que vale en cancha.

La preocupación más grande del ‘Tata’ pasa por el arbitraje, específicamente con lo que pueda pasar con Messi, Agüero y Mascherano, quienes llegarán a Concepción apercibidos y de recibir una amonestación de parte del cuestionado Sandro Ricci automáticamente quedarán fuera del próximo cotejo, sea la final o el duelo por el tercer lugar contra Perú.

Del lado paraguayo reina la confianza luego de haber superado las expectativas de su gente y de llegar a la ronda de los cuatro mejores invictos y tras haber jugado ante los grandes del Cono Sur: Argentina (2-2), Uruguay (1-1) y dejar a Brasil eliminado de los cuartos de final en los penales, después de empatar 1-1 en el tiempo regular.

El equipo de Ramón Díaz ha ido en crecimiento y recuperó la fortaleza de espíritu que siempre los ha caracterizado y las ganas de competir sin complejos, con sus armas y con mucha garra.

Es por eso que advierten con lastimar a Argentina “en cualquier momento”. El ‘Pelado’ espera una actuación diferente con respecto al primer partido, sobre todo en el primer tiempo, cuando no cruzaron su propia mitad del campo y fueron sometidos por los de Martino.

Las piezas clave para conseguirlo serán la sensación de fútbol paraguayo, Derlis González, un volante ofensivo rápido, habilidoso y con mucho criterio, y el siempre peligroso Édgar el ‘Pájaro’ Benítez, quien el sábado anterior fue un dolor de cabeza para la zaga brasileña pegado a la orilla izquierda.

En punta estarán los experimentados Roque Santa Cruz y Haedo Valdes, este último anotador del descuento en el estreno ante Argentina. Mientras que Lucas Barrios, artillero que selló el empate en ese duelo, arrancará aguardando su opción en el banco.

La única baja confirmada de la ‘Albirroja’ es el volante Néstor Ortigoza, quien tampoco jugó ante Brasil, y todo indica que nuevamente lo suplirá Eduardo Aranda haciendo dupla de recuperación con Víctor Cáceres.

El historial entre ambas es muy disparejo, incluso al grado que Paraguay hasta el momento nunca le ganó a Argentina: de los veintitrés partidos que jugaron los albicelestes ganaron dieciocho y empataron los cinco restantes.

La 14 veces campeona del certamen (solo superada por Uruguay con 15) chocará en el peldaño previo a la ansiada final del cuatro de julio en Santiago, donde ya apartó su lugar el local, ante un Paraguay que ha alzado dos veces el trofeo (1953 y 1979) y se ilusiona con repetir como finalista cuatro años después venciendo al equipo del entrenador que los llevó a aquella definición contra los uruguayos.

Probables alineaciones:

Argentina: Sergio Romero, Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo; Javier Mascherano, Lucas Biglia, Javier Pastore, Ángel Di María, Sergio ‘Kun’ Agüero y Lionel Messi. Seleccionador: Gerardo Martino.

Paraguay: Justo Villar, Bruno Valdez, Paulo da Silva, Pablo Aguilar, Iván Piris, Víctor Cáceres, Eduardo Aranda, Derlis González, Édgar Benítez, Roque Santa Cruz y Nelson Haedo Valdez. Seleccionador: Ramón Díaz.

Árbitro: Sandro Ricci (Brasil).

Estadio: Alcaldesa Ester Roa, en Concepción.

Hora: 5:30pm.

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias