viernes 7, octubre 2022
spot_img

¡Goleada y final! Argentina le pasa por arriba a Paraguay y buscará su título 15 en Copa América

San José, 30 Jun (Elpaís.cr) – La selección de Argentina se desquitó con Paraguay de su ineficacia de cara a gol y tras un contundente 6-1 en Concepción se clasificó a la final de la Copa América del próximo sábado cuatro de julio, en la que enfrentará al local Chile.

Un partido muy luchado en el primer tiempo, con una ‘Albirroja’ aguerrida que salió a buscar bien adelante, presionando e incomodando a su rival, que en algún momento parecía tener sentenciado el duelo, sin embargo, a los guaraníes nunca hay que darlos por muertos.

Así lo habían demostrado hace 17 días en el debut de ambos en el torneo, cuando la Argentina ganaba fácil 2-0 en la inicial, pero en la segunda parte los de Ramón Díaz remontaron para acabar llevándose un 2-2.

La selección de Gerardo Martino perdió horas antes del cotejo al defensor Ezequiel Garay, quien por una gastroenteritis le dejó su puesto al veterano Martín Demichelis.

Los paraguayos salieron a presionar la salida argentina. Cerraron espacios, trataron de anticipar y buscar siempre el juego aéreo con sus dos puntas Roque Santa Cruz y Nelson Haedo Valdez. Además, con dos hombres bien abiertos por los costados como Derlis González, quien duró poco en cancha por una molestia, y Édgar Benítez.

El partido se jugaba rápido. Argentina no podía imponer condiciones, su presión para recuperar la pelota como lo hizo en duelos anteriores y específicamente contra Colombia, al que sometió de principio a fin. Incluso, la primera de peligro fue para la ‘Albirroja’, en un trazo largo de Benítez a Valdez, este se la bajó a Santa Cruz y el delantero a la entrada del área sacó un derechazo lejano del palo derecho.

Los del ‘Tata’ intentaban darle circulación a la pelota, pero la marca atenta y a tiempo de Paraguay les provocó ser imprecisos en la entrega. Recién a los 10’ hicieron una buena Biglia y Messi, en una pared que luego el volante filtró para Zabaleta, este metió el centro y Pastore en el área remató una volea imperfecta, sencilla para Justo Villar.

La ‘Albiceleste’ consiguió romper esa rara situación que pesa sobre sus hombros en este certamen: la poca contundencia con respecto al caudal futbolístico que genera. Ante los paraguayos no necesitaron crear ni errar muchas para convertir.

Al 14’ en un tiro libre de Leo Messi desde el costado derecho, Marcos Rojo aprovechó un entrevero en el área para clavarle un zurdazo al balón suelto y vencer a Villar con el 1-0.

El gol no hizo que los argentinos tuvieran tanta tranquilidad como se podía esperar. Paraguay siguió fuerte con sus armas, anticipando, jugando por las orillas y buscando a sus referencias de área con balones largos.

No obstante, Argentina no necesita demasiado para llevar peligro a la meta rival. Calidad en ataque le sobra y Messi, Pastore, Di María, Agüero… son una verdadera amenaza. La ‘Pulga’ y el ‘Flaco’ fueron lo mejor del equipo en ataque. Determinantes en sus intervenciones. También mejoró el ‘Fideo’ y el ‘Kun’ volvió a inflar las redes.

Al 21’ en una contra cuando Paraguay jugaba bien adelantado, entre Messi y el ‘Kun’ Agüero la armaron desde mitad del campo, el “10” la aguantó, quitó una marca, abrió para la izquierda con Pastore y el volante en el área sacó un zurdazo que Villar bloqueó y envió al córner.

Paraguay seguía siendo un contrincante incómodo, pero Argentina se las ingenió para aumentar la cuenta con un buen gol de Pastore, quien definió en el área un extraordinario pase filtrado de Messi con un derechazo cruzado para el 2-0.

La ventaja de los del ‘Tata’ es que saben a lo que juegan. Cada vez ratifican más la idea de la posesión, manejar las acciones y sobre todo combinar con todo lo que tiene adelante. Siempre soportados en Biglia y Mascherano, los medios centro que le dan solidez al equipo y tranquilidad a los ofensivos.

Se convirtió en un baile el partido. Fue un duro golpe para los guaraníes esas dos anotaciones, sumado a que perdieron a Derlis González, entró Raúl Bobadilla, y poco después a Santa Cruz, que salió por Lucas Barrios.

Argentina controlaba el duelo, paseaba el balón ante un Paraguay que dejó de presionar y solo corría detrás de la pelota. Messi la tuvo con dos tiros libres desde la frontal, que se perdieron por arriba del travesaño.

Sin embargo, en los minutos finales la ‘Albirroja’ volvió a salir, a presionar y atacar por los costados. No le permitió a su rival sacar la pelota limpia desde el fondo, lo obligó a dividir y justamente en una acción de este tipo logró el 2-1.

Al 42’ Otamendi buscó con un balón largo a Pastore, quien en mitad de campo propio fue anticipado por Bruno Valdez que con su cabezazo tomó a la defensa saliendo y, por ende, a Barrios destapado para que a la entrada del área rematara un potente zurdazo que venció la resistencia de ‘Chiquito’ Romero.

Faltaba poco para el final y Paraguay se notaba muy fuerte, ordenado y sabiendo bien cómo ofender. Por otra parte, Argentina no tuvo un buen cierre y Bobadilla se la perdió con un derechazo en el área desviado del arco de Romero.

En la complementaria fue otra historia, Argentina dominó a placer a partir de los goles y se destapó con la pegada que les había faltado antes. Le pasó por arriba a un Paraguay que perdió fuerza, orden y se vio avasallado por la capacidad de Messi, Pastore y compañía.

A los 46’ Di María puso el 3-1, cuando apenas se acomodaban los hinchas en el Ester Roa de Concepción, tras una buena contra en la que recibió un pase filtrado de Pastore y definió en el área de zurda cruzado contra el palo izquierdo de Villar.

Ese gol tan rápido en la segunda etapa, allanó el camino de una ‘Albiceleste’ que aprovechó los espacios de una ‘Albirroja’ necesitada y que lógicamente dejaría espacios por su intentona de ir al frente para acortar el marcador y meterse de vuelta en el choque.

Pero el otro cachetazo no tardó demasiado, cuando a los 52’ luego de una extraordinaria jugada de Messi, que dejó en el camino a tres paraguayos (dos chocaron), se juntó con Pastore quien en el área no pudo con Villar, mas Di María pescó el rebote, selló su doblete y el 4-1.

Los argentinos pedían contundencia y la tuvieron. Jugando un fútbol de gran nivel. Con el ‘Flaco’ y la ‘Pulga’ como abanderados, el ‘Fideo’ acompañando y con gol, lo mismo que Agüero, todo esto con el buen aporte de Zabaleta muy firme en defensa y ataque.

No obstante, a los 54’ Messi dejó corto un pase a Zabaleta, Paraguay recuperó y Benítez disparó en el área un zurdazo que pasó apenas lejos del arco de Romero.

Con esa diferencia se aseguraba la ‘Albiceleste’ no vivir lo mismo que aquel 13 de junio en La Serena, cuando Paraguay los sorprendió y les remontó dos goles de diferencia.

En Paraguay ya estaba en cancha Óscar Romero, un zurdo ofensivo y juvenil, que trató de dar algo distinto a una selección que ya estaba liquidada.

Al 68′ Messi estuvo cerca de anotarse a la lista de anotadores del partido, en una gran jugada que construyó Argentina con su excelsa participación y una pared con Pastore en el área, pero su remate cruzado fue interceptado por la mano de Villar. Sin dudas esa jugada merecía ser gol, no obstante, pese a irse en blanco la ‘Pulga’ participó en la mayoría de goles y dio un partidazo.

Justamente, todo lo terminó de sentenciar el ‘Kun’ Agüero a los 79′ con su tercer gol en el certamen tras cabecear en el área un centro de Di María desde la izquierda para el 5-1.

El seleccionador argentino sustituyó de inmediato a Agüero, que aparte de haber cumplido su cometido arrastraba una amarilla, lo mismo que Messi y Mascherano, quienes finalmente no dieron motivos para que Sandro Ricci les mostrara una amarilla que los sacara de la final, para el ingreso de Higuaín.

A los 82’ el ‘Pipita’ facturó un rebote tras un acción de Messi, en la que peleó a la entrada del área, sirvió, y el artillero casi en el punto de penal se aprovechó del balón suelto y con un potente zurdazo sepultó a la ‘Albirroja’ con el 6-1.

La selección argentina jugará el próximo sábado cuatro de julio la final de la Copa ante el anfitrión Chile, en busca de su título 15 con el que igualaría a Uruguay como los más ganadores. Asimismo, pasaron ocho años para que la ‘Albiceleste’ llegará a la definición del certamen (Venezuela 2007), y 11 años desde la última vez que convirtieron seis goles en un partido: en Perú 2004 a Ecuador (6-1),

Por otro lado, Paraguay no pudo alcanzar la final por segunda edición consecutiva y peleará el viernes ante Perú el tercer lugar de la Copa América Chile 2015.

Alineaciones:  

Argentina: Sergio Romero, Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Javier Mascherano (F. Gago al 76’), Lucas Biglia, Javier Pastore (E. Bánega al 70’), Ángel di María, Sergio Agüero (G. Higuaín al 80′) y Lionel Messi. Seleccionador: Gerardo Martino.

Paraguay: Justo Villar; Bruno Valdez, Paulo da Silva, Pablo Aguilar, Iván Piris, Víctor Cáceres, Richard Ortiz, Édgar Benítez, Derlis González (R. Bobadilla al 26’), Roque Santa Cruz (Lucas Barrios al 30’) y Nelson Haedo Valdez (Ó. Romero al 55’). Seleccionador: Ramón Díaz.

Árbitro: Sandro Ricci (Brasil).

Goles: 1-0 de M. Rojo al 14’, 2-0 de J. Pastore al 27’, 2-1 de L. Barrios al 42’, 3-1 de Á. Di María al 46’, 4-1 de Á. Di María al 52’’, 5-1 del ‘Kun’ Agüero al 79’ y 6-1 de G. Higuaín al 82’.

Estadio: Municipal Alcaldesa Ester Roa Rebolledo, de Concepción.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias