domingo 25, septiembre 2022
spot_img

¡Chile campeón! La ‘Roja’ reina por primera vez en América tras vencer a Argentina en penales

San José, 4 Jul (Elpaís.cr) – La selección chilena ganó el primer título de su historia, luego de derrotar en penales a Argentina en un juego equilibrado que terminó 0-0 durante 120 minutos, y recién en los cobros desde el ‘manchón blanco’ la ‘Roja’ pudo romper la paridad y festejar el trofeo de la Copa América en el Nacional de Santiago.

Una final con un ritmo vertiginoso jugaron chilenos y argentinos. Fue un duelo vibrante, muy equilibrado en el que no se lograba descifrar de qué lado se decantaría la victoria. Los dos equipos salieron a atacar, a correr y defendieron bien su territorio. Alternaron la tenencia de pelota y contestaron ofensiva con ofensiva.

Más de 40 mil chilenos abarrotaron el Julio Martínez Prádanos, que tenía en diversos sectores manchas albicelestes. Ambas aficiones pudieron presenciar un buen encuentro, que se estiró hasta los penales.

Las dudas en cuanto a las formaciones se disiparon poco antes del pitazo inicial del colombiano Wilmar Roldán, principalmente del lado de Chile. Entró Francisco Silva a la defensa que por varios pasajes fue una línea de tres, completada por Gary Medel y con el retroceso de Marcelo Díaz, que dejaba el centro del campo para fungir como un líbero.

El objetivo de este movimiento era tratar de mantener a Messi controlado y así evitar tanto sus arranques como las sociedades con Pastore y los otros ofensivos.

Empezó mejor el local. Antes del comienzo se preveía un juego sin freno y por momentos así fue. Era un ida y vuelta constante, pero sin tantas llegadas claras. Ahí ganaron las defensas. Un poco más sólida la de Argentina, aunque la ‘Roja’ hizo bien en acumular una cantidad de siete jugadores para restarle espacios a Messi y compañía.

Hubo mucha presión chilena para recuperar la pelota, constantes anticipos, más la movilidad y dinámica que le imprimieron Alexis, Vidal y el ‘Mago’ Valdivia, quienes manejaban la pelota y buscaban abrir la cancha con Mauricio Isla y Jean Beausejour.

Al 2’ intentaron está jugada, ante una Argentina que tenía bien marcada su línea de cuatro zagueros atrás con Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, que repitió en el once inicial relevando a Ezequiel Garay (banco), Nicolás Otamendi y Marcos Rojo, con un Isla que logró picar al vacío por derecha y metió un centro que acabó en las manos de Romero.

Argentina respondía con un pie a pie en el que consiguieron ser profundos y Ángel Di María por izquierda intentó un servicio que se fue alto del arco de Bravo. Todavía no se sabía tanto de Messi y Pastore, quienes poco a poco comenzarían a enchufarse.

Al 5’, con la iniciativa chilena y la espera argentina, Pastore recuperó en mitad de cancha, sirvió para el “10” que, arrancó en velocidad, e intentó un pase filtrado para el ‘Kun’ Agüero apenas largo para el artillero.

Al 6’ era el turno de Chile con un disparo de Eduardo Vargas, prensado por la defensa y fácil para que Romero la atrapara.

Un minuto después de nuevo tenía la contra Argentina frente a un Chile decidido a buscar el cotejo bien arriba, Messi sacó un trazo largo al espacio para Di María, que se escapaba por izquierda, sin embargo, el árbitro asistente levantó la bandera marcando el ajustado fuera de lugar del ‘Fideo’.

Poco a poco equilibraba desde el control de la pelota el partido. Empezaban a tenerla Pastore y Messi, a darle firmeza a la posesión, pero sin conseguir profundidad ante un bloque rojo que los esperaba cuando se aprestaban a acechar el arco de Bravo.

La ‘Albiceleste’ fue sorteando la intensa presión de Chile, que de la misma forma esperaba atento para recuperar y salir en velocidad o con un pase largo a Vargas. Pero antes, fue Vidal, quien obligó la estirada de Romero para taparle un zurdazo en el área.

Recién al 18’ pudo incorporarse Pablo Zabaleta por derecha, en una habilitación de Pastore, el lateral habilitó a Agüero por el medio, este la peleó, evitó que el balón cruzara la línea de fondo, tocó para Zabaleta y el argentino fue derribado en un tiro libre peligroso desde el costado derecho.

Dos minutos después Messi cobró el señalamiento de Roldán y el ‘Kun’ Agüero la cabeceó por el primer palo para el tapadón de Claudio Bravo negándole el tanto.

A los 22’ se vino la respuesta chilena, con un mal pase de Messi al ‘Kun’, la recuperación de Silva y el servicio largo para Vargas, que entró al área y sacó un derechazo muy forzado ante la incomodidad de la defensa.

A los 25’ llegó una mala noticia para Argentina: la lesión de Di María, quien arrancó desde el borde de su área en una contra, pero conforme fue avanzando y quitando rivales sintió un pinchazo en la cara posterior del muslo derecho que lo hizo desentenderse de la acción y arrojarse al piso para pedir el cambio.

Mientras calentaba Ezequiel el ‘Pocho’ Lavezzi, el Fideo se quedó en cancha aunque sea cubriendo algún espacio hasta que finalmente abandonó el campo. Hace un año el zurdo se perdió la semifinal y final del Mundial, y ahora recibía otro golpe, que el equipo sintió en los minutos posteriores.

El juego siguió parejo e intenso, pero sin tanta claridad en las llegadas al arco contrario. Argentina fue más solida en su hombre a hombre con Mascherano, Otamendi y Demichelis, mientras Chile se imponía con la superioridad numérica al borde de su área.

Los anfitriones, en un clima ensordecedor de sus parciales gritando y viviéndolo intensamente, cerraron mejor la inicial con el control de la pelota y manteniendo lejos a su rival. Al 45’ remató flojo Alexis a manos de Romero y la última, un derechazo de Lavezzi en el área a pase de Pastore, bien bloqueado por Bravo.

En la complementaria la claridad en el juego se fue diluyendo, no así la intensidad que nunca faltó. Los chilenos mantuvieron una fuerte presión en mediocampo y le robaron el balón a una Argentina que no encontraba a Pastore y tampoco a Messi.

Sin embargo, sus zagueros aportaron la firmeza que necesitaba el equipo para soportar el envión de la ‘Roja’. Las coberturas fueron siempre a tiempo incluso, cuando parecía que por fin superaban la zaga ‘Albiceleste’ y se toparían con ‘Chiquito’ Romero.

A los 46’ Alexis durmió a Otamendi, en el único fallo del central, y metió un centro pasado al segundo palo para el cabezazo de Vidal directo a la posición de Romero.

La presión y el hambre chilena surtía efecto. Con Valdivia, Vidal, Isla y Aránguiz tratando de entrarle a Argentina. Llegaban bien hasta tres cuartos de cancha, pero a partir de ahí quedaban a expensas de algún posible error de la zaga, que no ocurriría.

No obstante, de vuelta, al igual que en el primer tiempo poco a poco los visitantes fueron emparejando y superando al local, aunque sin generar llegadas a la portería de Bravo.

A los 57’ Lavezzi cobró un córner y Otamendi avisó con un cabezazo ancho de los tres tubos defendidos por el golero del Barcelona.

Volvía a surgir la figura de Pastore con su calidad y sobre todo un despliegue encomiable, como el conductor del equipo, teniendo la pelota y siendo la rueda de escape para sostenerla y jugarla. Además, en general Argentina adelantaba sus líneas.

Al 61’ el ‘Flaco’ habilitó de extraordinaria forma a Zabaleta, el lateral rompió la línea defensiva chilena por derecha, pero su centro fue bastante pasado para la llegada de Agüero.

Respondía Chile con una internada de Alexis por derecha, un servicio para Vidal y el volante por el segundo palo disparaba, mas Zabaleta se cruzó con lo justo para bloquear el tiro.

Hubo poco de Messi en el segundo tiempo, estuvo muy marcado, siempre derribado con faltas. La ‘Roja vio en las infracciones una receta para no dejar que se armara y pudiera iniciar los ataque argentinos.

Pasaba el tiempo, el juego perdía la lucidez que tuvo en la inicial, los ataques eran más esporádico y sin arriesgar tanto, además, por momentos parecían muy acelerados y por ende imprecisos en el traslado del balón.

A los 72’ Isla encontró espacio por derecha, metió el pase atrás y Vargas remató incomodado por la defensa y la pelota le llegó mansa a Romero.

El nerviosismo aparecía no solo en las gradas del Nacional con el murmullo de los hinchas locales, sino también sobre el césped a sabiendas que cada vez faltaba menos para el final y cometer un error o recibir un gol, sería lapidario.

Al 82’ Chile tuvo la mejor ocasión con un pase a la espalda de la defensa para Alexis, que de media vuelta disparó un derechazo y la pelota se perdió apenas lejos del palo derecho de Romero.

Ya estaban en cancha tanto Gonzalo Higuaín como Ever Bánega, quienes ingresaron en lugar del ‘Kun’ Agüero y Javier Pastore; mientras en el local Matías Fernández sustituyó a Valdivia.

En la reposición la desperdició Argentina en una contra de Messi, que arrancó con espacio y esperó la entrada de Lavezzi por izquierda, este metió el pase al segundo palo donde Higuaín apenas alcanzó a puntearla, pero la pelota se estrelló por un costado del arco. Increíble lo que erraba la ‘Albiceleste’.

Llegaba la prórroga y la tónica no varió demasiado. Los dos cuidándose, no arriesgando tanto y jugando con cautela, pases a la segura y algún ataque aislado.

Al 92’ el buen y correcto Marcelo Díaz sacó un derechazo potente y alto del travesaño. Fue una de las figuras del partido el volante y a la vez líbero –hoy- de la ‘Roja’.

La prórroga fue muy pareja y la única opción de gol la crearon los chilenos en un contragolpe tras un córner argentino, Bravo salió rápido, Mascherano falló y Alexis enfiló hacia el arco, pero su disparo ante la presión de Zabaleta se fue alto.

Todo quedó para los penales, donde los chilenos estuvieron por lejos más certeros. Anotaron sus cuatro cobros con Matías Fernández, Vidal, Aránguiz y Alexis. Por su parte, en Argentina solo convirtió Messi y erraron Higuaín y Bánega.

La selección de Chile consiguió la primera Copa América y a su vez el primer título de su historia, mientras Argentina le sumará un año más a los 22 de sequía que acumula hasta ahora y, Uruguay, seguirá respira tranquilo como el máximo ganador del certamen con 15, uno más que la ‘Albiceleste’.

Alineaciones:

Chile: Claudio Bravo; Francisco Silva, Marcelo Díaz, Gary Medel, Mauricio Isla, Jean Beausejour; Charles Aránguiz, Arturo Vidal, Jorge Valdivia (M. Fernández al 73’); Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (Á. Henríquez al 95’). Seleccionador: Jorge Sampaoli.

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo; Javier Mascherano, Lucas Biglia, Javier Pastore (E. B´nega al 80’); Lionel Messi, Ángel Di María (E. Lavezzi al 28’) y Sergio ‘Kun’ Agüero (G. Higuaín al 73’). Seleccionador: Gerardo Martino.

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia).

Goles: 4-1 en los penales. Por Chile anotaron Matías Fernández, Arturo Vidal, Charles Aránguiz y Alexis Sánchez.

Por Argentina: Lionel Messi (anotó) y erraron Higuaín y Bánega.

Estadio: Nacional de Santiago.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias