miércoles 28, septiembre 2022
spot_img

Iglesia católica de Nicaragua preocupada por elección de magistrada sandinista

Managua, 4 jul (dpa) – La elección de una militante del Frente Sandinista como magistrada del poder electoral por parte de la Asamblea Nacional de Nicaragua impone a los partidos opositores el reto de trabajar para adquirir los votos necesarios que les permitan cambiar la correlación de fuerzas, estimó hoy el cardenal nicaragüense Lepoldo Brenes.

Brenes, quien preside la Conferencia Episcopal, se refirió a la elección el viernes pasado de una nueva magistrada del Consejo Superior Electoral, lo que le daría al Frente Sandinista el control de seis de los siete magistrados de dicho poder del Estado.

El cardenal llamó a la dirigencia de los partidos políticos opositores a reflexionar sobre su actuación. «Eso significa que los partidos de oposición tienen que trabajar por el pueblo para poder consolidarse y para adquirir de parte de los votantes los miembros necesarios en la Asamblea Nacional y en otros poderes del Estado», aclaró.

«Ese es el gran reto de la oposición, trabajar a partir de las acciones permanentes que puedan hacer a favor del pueblo», recalcó Brenes.

El viernes pasado, el plenario de la Asamblea Nacional aprobó con una mayoría de 62 votos, dos en contra y dos abstenciones, la elección de la militante sandinista Judith Silva Jaen como nueva magistrada del tribunal electoral nicaragüense, elección con la que el sandinismo se garantiza un absoluto control del poder electoral de cara a las elecciones presidenciales de noviembre de 2016, según analistas políticos y dirigentes opositores.

La elección de Silva no contó con la participación de los 24 diputados del opositor Partido Liberal Independiente (PLI), que no asistió en protesta por dicha elección por considerarla una imposición del gobierno de Daniel Ortega.

El presidente de la opositora Bancada de la Alianza Partido Liberal Independiente (BAPLI) en el Congreso nicaragüense, Wilber López, calificó la elección de la nueva magistrada electoral como «circo para elegir a uno más que agache la cabeza a Ortega».

Mientras, el diputado y presidente del PLI, Eduardo Montealegre, dijo a la prensa que el viernes era un día «triste para Nicaragua».

«Cuando se cierran los espacios cívicos, la posibilidad de que los ciudadanos escojan con sus votos a sus gobernantes, entonces la única alternativa es la confrontación, la violencia que nadie quiere en este país», subrayó Montealegre.

La Asamblea Nacional de Nicaragua eligió a Jaen en sustitución del magistrado José Marenco, quien murió recientemente por un ataque cardíaco.  Marenco representaba al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en el tribunal electoral.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias