domingo 25, septiembre 2022
spot_img

La extrema derecha y la extrema izquierda francesa felices por el ‘no’ griego

París, 5 jul (EFE).- El ultraderechista Frente Nacional (FN) y los partidos a la izquierda del Partido Socialista (PS) francés manifestaron hoy su satisfacción por el triunfo del «no» en el referéndum griego, mientras las autoridades mantenían silencio en espera de una concertación con Alemania.

La extrema derecha y la extrema izquierda, en todo caso, no coincidieron en las consecuencias que esperan de la negativa de los griegos a la propuesta que habían hecho sus acreedores para un nuevo rescate.

El vicepresidente del FN, Florian Philippot, se felicitó de que el «no» griego evite un nuevo plan de salvamento «que habría costado muy caro a los franceses. Creo que asistimos al fin de la zona euro», dijo.

En declaraciones a la emisora de radio «France Info», Philppot sostuvo que con su voto «ha sido el sentido común el que se ha manifestado en Grecia, y (espera) que se pueda manifestar también en Francia».

«Es un primer paso político que demuestra que el euro y la UE no son una máquina irreversible» como se pretendía, señaló.

Cargó también contra la «oligarquía europea» que dijo «no es democrática» porque «la democracia pasa por las naciones libres y soberanas». Reiteró la idea de que ahora hay que buscar «una nueva vía que pase por abandonar lo que lastra la economía en Europa, el euro».

El máximo responsable del Partido de la Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, se mostró confiado en que con el «no» griego «va a empezar una nueva página en Europa», gracias a que «los griegos han resistido» pese a que «han estado sometidos a una violencia inverosímil».

Mélenchon, en una entrevista con el canal «BFM TV», cargó en particular contra la canciller alemana, Angela Merkel, y contra su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que «deben dejar de ser psico-rígidos».

Instó al presidente francés, François Hollande, a Merkel y a los demás socios europeos a actuar porque en caso contrario «llevarán a Grecia a la bancarrota», y en primer lugar dijo que «hay que obtener una moratoria sobre la deuda griega» y luego de la de otros países como España.

Dentro del PS, el exministro Arnaud Montebourg, que salió del Gobierno de Hollande en agosto de 2014 por sus posiciones izquierdistas, en su cuenta Twitter rindió «homenaje al pueblo griego que sabe defender no sólo su justo interés, sino el de todos los europeos».

A la derecha del espectro político francés, el exministro de Nicolas Sarkozy Eric Woerth pidió «firmeza» a Hollande ante las exigencias que pueda plantear ahora el Gobierno griego.

«O nos comemos el sombrero o se provoca un ‘grexit’. No hay buena solución (…). Estamos en la antesala de la salida de Grecia de la zona euro», señaló Woerth en «BFM TV».

También en el partido Los Republicanos, los antiguos primeros ministros Alain Juppé y François Fillon, se pronunciaron en favor de que se hagan esfuerzos para mantener a Grecia en el euro. Juppé admitió, en cualquier caso, que eso necesitará «muchas discusiones, porque la situación es muy complicada».

Fuentes del Palacio Elíseo señalaron que Hollande, en principio no se pronunciaría esta noche sobre el resultado del referéndum, en espera de su entrevista mañana por la tarde en París con Merkel, un encuentro tras el que habrá una declaración común.

Los responsables franceses han insistido -incluso lo hizo hoy el ministro de Economía, Emmanuel Macron- que Grecia no debe salir de la zona euro y, de acuerdo con un consejero del presidente citado por «France 2», ésta seguía siendo la posición esta noche de Hollande.

El canal de televisión público, que habló con un ministro al que no identificó, reconoció que París admite que la evolución de esta crisis dependerá de la actitud del primer ministro griego, Alexis Tsipras: si se muestra beligerante, «el tono será muy crispado» y un compromiso complicado; si es conciliador, hay margen para negociar. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias