domingo 25, septiembre 2022
spot_img

París dice que incluso si el «no» gana desde mañana hay que volver a discutir

Alexis Tsipras en Centro de Votación en Atenas. EFE

París, 5 jul (EFE).- El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, subrayó hoy que incluso en caso de que el «no» ganara en el referéndum griego, desde mañana hay que volver a discutir un acuerdo con Atenas para impedir la salida de Grecia del euro, que sería el primer retroceso del proyecto de construcción europea.

En los Encuentros Económicos de Arles (sureste de Francia), Macron dijo que se trata de «encontrar un compromiso para Grecia basado en las reformas, en una deuda sostenible, en una evolución de la situación financiera -para lo que nosotros también tendremos que hacer esfuerzos-, en un acompañamiento administrativo, político».

El objetivo tiene que ser «la integración más fuerte de la zona euro. Porque si hemos llegado hasta aquí es porque durante diez años hemos vivido en un malentendido que nos ha llevado a esta situación» y porque «la zona euro sin una solución y una ambición, quiere decir que mañana habrá otras Grecias», agregó.

En una entrevista posterior al canal «BFM TV», Macron dijo que «es evidente que la respuesta a un ‘no’ griego no puede ser una salida automática (del euro) y que «Francia trabajará en la construcción de un compromiso».

Y añadió que aunque los dirigentes griegos se hayan precipitado con este referéndum, «forzosamente legítimo», al plantear en la pregunta «un resultado que no era la última etapa de las discusiones», «la responsabilidad de todos será encontrar un buen compromiso desde mañana el buen compromiso entre las reformas que hay que llevar a cabo en Grecia y el buen nivel de solidaridad que debemos tener».

El ministro francés reiteró en los Encuentros Económicos de Aix-en-Provence la idea de que en esta crisis «la verdadera cuestión es política», y consiste en saber «si por primera vez aceptamos que Europa retroceda, (…) si aceptamos colectivamente (…) por irresponsabilidad colectiva, porque no tenemos ambición, que Europa es únicamente un proyecto técnico y puede retroceder».

Por eso hizo hincapié en que desde mañana hay que volver a la mesa de negociaciones e impedir un «Tratado de Versalles de la zona euro», en alusión a las condiciones draconianas que los vencedores de la Primera Guerra Mundial impusieron a Alemania en 1919, y que se considera que estuvieron en el origen de la actitud belicista de Berlín que condujo a la Segunda Guerra Mundial.

Macron criticó tanto «el cinismo de los dirigentes griegos, que han planteado una pregunta sesgada» como las «declaraciones populistas» bajo la presión de la opinión pública en el sentido de que la solución a la situación actual sería que Grecia se fuera del euro.

«No tenemos que ceder a esas dos formas de populismos» -argumentó-, sino que lo que hace falta por una parte es «un pueblo griego responsable», y por otra los demás «tenemos que ser solidarios, porque la zona euro es un proyecto político antes que técnico y cualquiera que sea el voto, mañana tenemos que reanudar discusiones políticas para dar un marco».

De acuerdo con el análisis de Macron, el problema de fondo que ha llevado a la crisis actual ha sido «la irresponsabilidad de los responsables griegos durante un decenio, que dejaron que los salarios subieran y no hicieron reformas», pero también el resto de los socios del euro, que veían lo que ocurrían y no dijeron nada. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias