domingo 25, septiembre 2022
spot_img

La DIS, la DIEN, Mariano Figueres y Cultura de Inteligencia

En Costa Rica existe un sistema de inteligencia (SI) comúnmente llamado DIS. El mismo fue creado en 1994 con la Ley General de Policía, en particular en los artículos 13-17. La DIS tiene origen en la década de 1960 en el contexto de la Guerra Fría. De hecho Paul Chávez escribe que “En Costa Rica, el SI, nació como la «Agencia de Seguridad Nacional» el 1 de setiembre de 1963, como dependencia del Ministerio de Seguridad Pública. Inicialmente, estuvo compuesta por diez personas, incluyendo al director y subdirector.” Hoy es compuesto por son 170 personas.

El actual director de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) es Mariano Figueres, quien fue nombrado por el Presidente de la Republica (para ampliar sobre nombramiento del director se sugiere ver el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional). Figueres ha mantenido en el discurso algunas características interesantes, y en particular ha dicho tener interés por una “Cultura de Inteligencia” para Costa Rica.

Pero, ¿Es cierto que quisiera Mariano impulsar la creación de una Cultura de Inteligencia para el país a como le indicó a La Nación? En una palabra, sí. Pero cómo o cuándo es la cuestión, ya que poco o nada se divulga y se forma e informa a diversos sectores sobre Inteligencia.

Cultura de inteligencia

Según el concepto del Glosario de Inteligencia del Ministerio de Defensa de España, esta es definida como el:
“Conjunto de conocimientos que la sociedad debe tener sobre la necesidad, el fin y la función de un servicio de inteligencia, de manera que perciba como propias las cuestiones relacionadas con su seguridad, su libertad y la defensa de sus intereses.”

La importancia de informar del tema y la disposición de la gente a informarse.

Como o cuando se divulgue, se informe y forme yo no lo sé, pero lo cierto es que hay un proyecto de ley el cual para poder ser aprobado deberá ser votado en la Asamblea Legislativa (link del proyecto: http://www.asamblea.go.cr/Centro_de_Informacion/Consultas_SIL/Pginas/Detalle%20Proyectos%20de%20Ley.aspx?Numero_Proyecto=19346) Y ese proyecto es quizá la principal acción estructural para el sistema de inteligencia de nuestro país que pueda hacer Mariano Figueres en la administración Solís Rivera. Pero no será fácil de aprobar (verbigracia en menos de una década se han presentado 8 proyectos de ley), y menos si hay un “clima” desfavorable.

De manera que quizá un poco de divulgación y formación pueda mejorar el contexto en general y la opinión pública en particular. Claro está, siempre habrá medios y espacios donde las voces opuestas compartirán sus argumentos en contra, y eso está bien. ¿Pero es acaso que la oposición es generalizada, o que nadie le interesa estos temas?

Respondamos con un ejemplo, la conferencia sobre Inteligencia que hubo el año pasado en la Universidad Nacional (UNA). Esta mostró con claridad que hay efectivamente muchas personas interesadas en conocer al respecto, la sala de ex rectores de la Biblioteca Joaquín García Monge estuvo prácticamente llena -y no solo por estudiantes-. Es cierto que la respuesta mediática hacia tal actividad no fue buena, así lo decidieron –quizá no sea parte de su agenda, o no se- pero alrededor de 6-8 medios sabían de la actividad y únicamente ElPaís.cr asistió… Como si fuera que es malo hablar–publicar de Inteligencia…

La propuesta general sobre una biblioteca de Inteligencia.

Ese día allí, Mariano dijo que una de las mejores bibliotecas o documentaciones sobre Inteligencia en el país la tiene Paul Chávez. Y dijo esto en relación a un comentario acerca de la propuesta de hacer una biblioteca sobre Inteligencia. Entonces Chávez –quien era uno de los panelistas externos a la DIS igual que Manuel Mora- procedió a decir que estaba dispuesto a donar su posesión documental para que se hiciera realidad tal idea. No obstante… al día de hoy no se ha llevado a cabo, lamentablemente.

Prospectiva en el Proyecto de Ley (de las DIS a la DIEN) y prospectiva en Costa Rica.

Por otra parte, y de nuevo con relación al proyecto de ley, es llamativo el interés por la prospectiva que este muestra en varios de sus artículos (en la exposición de motivos y, artículo 1, 3 y 4). Pero, ¿cuál es el estado de la prospectiva en Costa Rica…? Según Zidane Zeraoui y Eduardo Balbi en un libro llamado “Introducción a la Prospectiva” (2011), son México, Argentina, Venezuela y Colombia los países que en Latinoamérica sacan la cara al respecto ya que “hace diez años apenas emergía la prospectiva en las universidades de América Latina”.

Costa Rica no es uno de esos países, y habría que revisar si nuestras universidades públicas ofrecen enseñanza de la prospectiva, o si en otras entidades algo ha cambiado sobre el tema desde 2011. Pero en cuanto a las universidades en particular, de hecho habría que revisar con lupa si las mallas curriculares de nuestras carreras hay – al menos –cursos de prospectiva. En el caso de Relaciones Internacionales en la UNA hay un curso, pero es insuficiente para “llevar” luego un egresado hacer prospectiva a lo que sería la DIEN.

Conclusiones

Si Necesidad, Fin y Función de la DIS –o de la DIEN- deberían ser conocimientos que la sociedad debe tener acerca ella (s) para que haya -un mínimo de- Cultura de Inteligencia, lo cierto es que no son conocimientos que la sociedad costarricense tenga, de hecho, tal es la situación que mucha gente siquiera conoce de la existencia misma.

La pregunta podría ser, pero, ¿es necesario saber al respecto? Si se quiere una Cultura de Inteligencia sí. Por supuesto que no basta con la – ¿histórica y errada?- asociación que se hace de la DIS con la CIA.

Por otra parte, si en verdad quieren acercar la Inteligencia a la academia, o hacer a esta parte importante de aquella, entonces se deben ir dando pasos pequeños… y si bien no hay un posgrado en Costa Rica que facilite esa relación como punto de encuentro por ejemplo en “La Inteligencia Prospectiva”; se deben crear las condiciones mediante seminarios conjuntos y otros espacios, al menos, en pro de la Cultura de Inteligencia que Mariano Figueres discursivamente ha mostrado interés.

Finalmente, para favorecer el debate –y clima- del proyecto de ley y efectivamente promover una Cultura de Inteligencia es necesario que se hagan actividades en general orientadas a la construcción de tal, sino esta misma, será difícilmente alcanzable ya que la voluntad aunque es una variable clave en si misma no es suficiente.
¿Entonces que deberían hacer? Por ahora quizá lo mejor sea la promoción:

Y “…para la promoción de la cultura de inteligencia se realizan una serie de actividades de divulgación y de formación sobre inteligencia y seguridad en diferentes ámbitos y con diversos niveles de profundidad y de especialización” (Sacristán 2011; 6) (itálica agregada)

En fin, señor Director, esperamos más. Es lamentable que incluso no sea fácil en este país conseguir un libro al respecto de Inteligencia para poder auto-informarse.

(*) Roger Sánchez Soto es estudiante de Relaciones Internacionales de la UNA y Ciencias Policiales de la UNED

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias