sábado 1, octubre 2022
spot_img

Rector UCR: Costa Rica debe estar cada vez más atenta ante interpretaciones mal intencionadas

San José, 17 Jul (ElPaís.cr) – El Dr. Henning Jensen, Rector de la Universidad de Costa Rica (UCR), fustigó  una mala interpretación de datos relacionados a los salarios de esta casa de enseñanza, divulgados por políticos y medios de comunicación.

El periódico La Nación y el Jefe de fracción del Movimiento Libertario Otto Guevara, quien en ocasiones anteriores ha dicho que la UCR es un centro de capacitación del Frente Amplio, que se deben disminuir las planillas, que es necesario recortar los salarios y rebajar los números destinados al Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), recibieron un mensaje claro de Jensen a ser más transparentes y menos “mal intencionados”; argumentando y defendiendo los salarios de este centro de educación.

Para algunos, los altos salarios en el sector público son la causa del déficit fiscal; sin embargo, el Rector aclaró que esto es una creencia equivocada y destacó que si las empresas privadas no evadieran impuestos se podría disminuir esta crisis al mínimo; ya que los reportes de Hacienda indican que hay un 53% de evasión por parte de personas físicas y un 67% de personas jurídicas.

Jensen dijo que dentro de la universidad inclusive hay salarios de 300mil colones que están por debajo del salario mínimo, y explicó que los datos suministrados por el Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), contempla datos inexactos y desactualizados que generaron confusión.

“Siento consternación e incluso indignación porque se hace una publicación utilizando datos ya publicados previamente correspondientes a la planilla de Sicere de la CCSS del mes de octubre del año pasado y se trata de una base de datos de un punto de partida que contiene equívocos, incorreciones y que no puede ser tomada para evaluar o emitir criterios válidos sobre la planilla de la UCR”, manifestó el Rector de este centro de enseñanza.

Henning Jensen enfatizó en que difamando información imprecisa no se están dando cuenta que se le está haciendo un grave daño a la imagen de la Universidad. En cuanto al salario de un miembro ejecutivo de la institución (el cual puede alcanzar los 8 millones de colones), criticó que existe una doble moral al respecto.

«Es un salario digno y no es digno que lo tenga un magistrado. ¿Qué establece que un salario sea merecido en un lugar, pero inmerecido en otro?, ¿Acaso el Rector de la UCR tiene menos trabajo que un ejecutivo de una transnacional?», cuestionó el catedrático.

El Rector puntualizó que La Nación le está mintiendo a los costarricenses, ya que hay modalidades laborales que el medio difamó y que el asegura que no existen, por ejemplo el caso de “acomodador de cine”.

Si bien es cierto la UCR se deja el 58% del FEES que este año llegó a ser de ¢410 mil millones, pero es la universidad pública con más personal y más cantidad de estudiantes, por lo que el jerarca defendió que hasta el momento “las clases no las dan robots”, y por eso poco más del 70% de sus fondos son para salarios y paralelo a esto el 12% del presupuesto es para becas estudiantiles.

Jensen dijo que, ““no podemos sustituir al ser humano, entonces al ser una institución que da servicios y requiere contratar a personas, el hecho de que tengamos ese porcentaje, es un hecho ejemplar, es muy bueno que sea así. Otras instituciones públicas destinan 90 % de su presupuesto para remuneraciones”.

No obstante, el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, manifestó este jueves que todas las universidades públicas deben ser sometidas a un proceso de análisis salarial, en el que se evalúe de forma expedita el control del gasto público.

“Las universidades públicas no son un reino fuera de este mundo y al igual que cualquiera otra entidad del Estado deberían ser sometidas a un escrutinio para aclarar el debate sobre el tema salarial”, explicó Solís, quien antes de llegar a la presidencia se desempeñaba como profesor en la UCR.

Según los datos expuestos por Jensen, en algunos casos se ha destinado menos dinero a la remuneración, a pesar de que en 1992 se firmó un acuerdo para direccionar el 80% del presupuesto únicamente para salarios.

Por último, Jensen Pennington indicó que el pago mensual de la planilla  se prestó para confundir datos, ya que un funcionario puede tener reembolsos retroactivos y acumulados, que no habían sido entregados anteriormente.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias