jueves 18, agosto 2022
spot_img

Taxistas informales rompen diálogo con Gobierno y advierten sobre nuevas manifestaciones

San José, 23 Jul (ElPaís.cr) – El gremio de taxistas informales rompió el diálogo con el Gobierno de Luis Guillermo Solís, luego que se les notificara que se les suspenderán los 1.300 permisos otorgados temporalmente.

Byron Marcos, representante del Servicio Especial Estable de Taxi (See Taxi), explicó que la negociación se cerró debido a que el Gobierno incumplió su parte del trato al retener los permisos.

Cabe recordar que el ejecutivo y los taxistas abrieron diálogo luego de que el país se paralizará a causa de los bloqueos realizados el 8 de julio.

El tortuguismo mantenido por los taxistas se dio debido a que el Consejo de Transporte Público (CTP), renovó únicamente poco más de mil permisos, a pesar de que la suma actual de taxistas informales en funcionamiento son más de 2mil.

Ante la amenaza de nuevas manifestaciones con bloqueos que podrían volver a paralizar las rutas del Gran Área Metropolitana (GAM), los miembros del Gobierno comenzaron a pasarse la culpa de lo sucedido.

Mientras el Viceministro de transportes asegura que «en ningún momentos violentamos el acuerdo», la Defensoría de los Habitantes denuncia falta de transparencia en el proceso.

«El CTP comunico erróneamente a los transportistas sobre los permisos sin esperar que la Presidencia de la República emitiera un criterio definido», indicó el Defensor Adjunto  Juan Manuel Cordero.

Aunque en la Defensoría abogan por más transparencia Urbina destacó que no incumplieron con lo establecido en el acuerdo pero aceptó que probablemente si era más viable a esperar el criterio de la Presidencia.

El Viceministro también comentó que aunque los taxistas hayan roto el diálogo los acuerdos están vigentes y que en poco tiempo Casa Presidencial presentara un informe al respecto.

A las declaraciones del defensor adjunto se sumaron las de la jerarca, Montserrat Solano Carboni quien afirma que «hubo diálogos por debajo de la mesa», que fue lo que impido continuar con las negociaciones.

Por su parte, Luis Guillermo Solís manifestó que, «las declaraciones de la defensora son muy fuertes por lo que prefiero creer que no hay favoritismos en la forma que la Defensoría realiza sus acciones».

Solís dijo que estas declaraciones complica más la situación, sin embargo espera que todo se re solucione de forma pacífica.

«Las declaraciones en medio de un proceso como este puede generar consecuencias en la forma que se desarrolla el diálogo», enfatizó Solís.

El Presidente comentó que aún guarda esperanzas que las negociaciones se puedan retomar en busca de una solución.

En torno a esta discusión, el eco llegó hasta el plenario legislativo donde el liberacionista Rolando González le dijo a Solís que, «señor Presidente usted debe comprender que la defensora no es sub alterna del Poder Ejecutivo ni debe resolverle sus problemas».

El liberacionista destacó que el Gobierno debe poner los pies en el suelo y aceptar sus responsabilidades.

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias