viernes 12, agosto 2022
spot_img

¿Qué son los libertarios? ¿Filosofía? ¿Secta? ¿Satanismo?

De un momento a otro, nos ha pasado, se escucha una bulla en los distintos medios: “¡que los libertarios aquí…!”, “¡que los libertarios allá…!” “¡que los libertarios son…!” “¡que los libertarios no son…!” “¡que los libertarios ‘proponen’…!”. Amplíe usted la lista.

Preguntarle a ciertos medios de prensa escrita, radial o televisual, que con la justificación de “línea editorial”, escogen -¿convenientemente?- lo que llaman “noticia”, qué es eso de “libertario”, es como preguntarle a un vendedor cualquiera si su “producto” es “malo”…, especialmente cuando esos medios se caracterizan por el autobombo y el bombo, mucha bulla sobre la base del “interés público” y la disque “preocupación por el país”… Me pregunto por qué si ciertos medios hacen de la bulla, una noticia “destacada”, con la misma “eficiencia”, antes, no contestan o investigan qué es eso de “libertario”.

Preguntarle a los “líderes” qué es eso de “libertario”, es peor aún: no contestan del todo y, si lo hacen, lo hacen en las pasarelas creadas por ciertos medios, toman la pose de modelaje adecuada y hacen el show que corresponda del momento, diciendo lo que les conviene –a eso le llaman “defender una tesis” para revestirse de “razón”, desde luego “mi tesis”, resultó más bien un capricho, un antojo, un credo.

Si sus “líderes” contestaran, además, lo hacen para con sus propios “miembros seguidores”, y el que no esté “comprometido con la causa”, es depositado en el canasto de los epítetos, de la simple descalificación sin que se conozca el fundamento correspondiente: “incoherente” (¿cómo?, ¿por qué?, ¿con base en qué?), “sacado de los archivos de la SS” (¿cómo?, ¿por qué?, ¿con base en qué?), “desinformado” (¿cómo?, ¿por qué?, ¿con base en qué?)… y otras especies, pero cuyo común denominador de cualquier descalificativo, es la no respuesta a esas preguntas…

Otros, con algún grado académico, en su Olimpo, lanzan cualquier cosa escrita y, al emplazarlos, se ocultan en esa cosa lanzada… (digo cosa, porque no sé cómo llamarlo: a veces les dicen “análisis”, a veces “artículos”, a veces “estudios”, a veces “libros”, pero cualquiera de esos, en mi humilde entendimiento, normalmente pueden ser sometidos a la crítica, pueden ser evaluados, especialmente cuando se autoproclaman como “ciencia”, “filosofía”, y demás cosas con las que nos busquen impresionar a los legos… Poseen, al parecer, un “conocimiento” fuera de este planeta…, incomprensible para los simples terrestres que osamos preguntar.

No obstante, la bulla no puede quedar sin respuestas, especialmente cuando pagados con fondos públicos, buscan privatizarlo todo.

Si ciertos medios de prensa son incapaces, junto con sus “líderes” y los olímpicos, de contestar simples preguntas: ¿qué es eso de libertario?, ¿cuál es su filosofía? ¿es cierto o no lo que publican otros de que constituyen una secta? ¿es cierto o no lo que publican otros de que son parte del satanismo? ¿cuáles son los fundamentos para compararlos con la Cienciología?

¿Y por qué estas preguntas? Porque al menos entre sus fundadores “modernos” en cuanto a si poseen una “filosofía”, entre ellos mismos se contradicen (Rand, von Mises, Nozick), o bien, se atacan:

“Por encima de todo, no se unan a los grupos o movimientos ideológicos equivocados, con el fin de ‘hacer algo’. Por‘ideológico’ (en este contexto), me refiero a los grupos o movimientos que proclaman algunas vagamente generalizadas, sin definir (y, por lo general, contradictorias) políticas meta. (Por ejemplo, el Partido Conservador, que subordina la razón a la fe, y sustituye la teocracia por el capitalismo; o los hippies ‘libertarios’, que subordinan la razón a los caprichos, y el anarquismo es sustituto de capitalismo)”. (Ayn Rand Lexicon).

El desacuerdo filosófico persiste cuando otros, no tan de inicios del siglo XX, debaten sobre “su filosofía” (Boaz, Objectivists and Libertarians; Anarcocapitalistas contra Ayn Rand, Mises Hispano). ¿Posiblemente el desacuerdo más bien surge por los supuestos plagios que en versión de Rand le hicieron los libertarios de su época? ¿Posiblemente el desacuerdo más bien surge porque los libertarios “modernos” buscan desmarcarse de Rand?

Y sí, me adelanto a los reaccionarios: la Stanford Encyclopedia of Philosophy define el libertarianismo… pero igualmente lo hacen muchas otras fuentes, entre ellas, Woodcock, Anarchism: a history of libertarian ideas and movements; Long, Towards a Libertarian Theory of Class; Watts, Understanding American government and politics, lo que demuestra la falta de consenso filosófico-académico sobre el tema.

Pero, tal vez, lo más crítico es que un libertario mayor, considere a sus “líderes” como carentes de humildad y tolerancia:

“Por un lado, considero que el valor humano fundamental que subyace en mis propias creencias es la tolerancia basada en la humildad. No tengo derecho a coaccionar a alguien porque no puedo estar seguro de que tengo la razón y el otro está equivocado. Por otro lado, algunos de nuestros héroes… la gente que ha hecho, en realidad, lo mejor para promover las ideas libertarias, que han sido enormemente influyentes, han sido altamente intolerantes como seres humanos y han justificado sus puntos de vista, con los que estoy de acuerdo en gran medida, de formas que considero como la promoción de la intolerancia”.

Lo anterior fue dicho por Friedman, el 14 de agosto de 1990 en la V Conferencia Mundial Libertaria, durante su discurso “Libertarianism and Humility”, y en referencia a Ludwig von Mises y Ayn Rand.

Sin ser partidario de Friedman, debo reconocerle su visión… todavía hoy, en pleno siglo XXI, la falta de humildad y tolerancia es lo que caracteriza a varios de sus “líderes”… para muestra: el protagonismo, la bulla, las escogidas “preocupaciones” sobre fondos públicos, que igualmente disfrutan sin sonrojo alguno, entre otros…

Más crítico se torna aún cuando, algunas informaciones internacionales colocan a los libertarios como sectarios y seguidores del satanismo. Otros los comparan con la Cienciología…

Estos ejemplos incluyen:

Possessed (New Yorker, 2009)
A Look Inside the Crazy Cult of Ayn Rand (Alternet, 2011)
Libertarians: Still a cult (Salon, 2013)
Why Libertarians Are Basically Cult Members (Salon, 2013)
What have the Tea Party and the Church of Satan got in common? Answer: the sinister Ayn Rand (The Telegraph, 2015)
The cult of libertarianism (Taxation, 2015)

¿Posiblemente esas publicaciones sean parte de una campaña de desprestigio hacia la señora Rand por algunos que buscan desmarcarse por ser los “libertarios” de la era digital? No obstante, ¿cómo saberlo si, además, la señora Rand todavía es referente de los “modernos digitalizados” (Free Market Revolution: How Ayn Rand’s Ideas Can End Big Government, 2012)?

Me ha llamado la atención que la literatura que promueve las “ideas” libertarias, mucha de esta tiene como base la ciencia ficción (Atlas Shrugged). ¿Será por ello que carecen de robustez filosófica? Pero, también se asemeja a la cronología de una historia de amores y odios: “hoy te amo”, “hoy te odio”, “hoy te amo otra vez”, con una constante subyacente: la veleta gira según los vientos dinerarios…

Si salen a la luz pública, financiados con fondos públicos para defender lo privado, me parece que, al menos, algún “libertario” nos pueda dar respuestas, pero fundadas. ¿Es mucho pedir? Si no brindan respuestas, entonces, ¿por qué se les debe prestar atención y, además, financiarles con fondos públicos la bulla “toda anti pública” en las pasarelas de ciertos medios? Y, de paso, esos ciertos medios hablan de “rendición de cuentas”… ¿Cuándo van a rendirlas sobre los infundados que publican?… ¿A no ser que también sean sectarios?

No comprendo cómo, sin que antes se responda de manera fundada, se han erogado y se erogan aún ingentes sumas en fondos públicos para que nos vengan con una bulla como “noticia”.

Exijamos todos y todas respuestas claras, fundadas, porque hasta tanto no suceda, no sabemos a ciencia cierta –en el sentido estricto de lo que es Ciencia- ante qué nos encontramos…

Una vez más, tienen la palabra, excepto todos aquellos que respondan como si fueran parte de un grupo sectario, fanático, aquellos que sin terminar de leer poseen un poder clarividente que afirman “no terminé de leer pero no dice nada”… otro tipo de descalificativo sin demostrar la afirmación, conducta propia de sectarios.

¿Cómo sabemos que los libertarios se fundan en una filosofía robusta y que no son simples miembros de una secta a quienes se les siga permitiendo el disfrute de fondos públicos para acabar, precisamente, con lo público?

(*) Gerardo Barboza
Educador
www.englishincostarica.org

Más noticias

7 COMENTARIOS

  1. Para empezar, ¿qué diantres significa esa bandera tan ridicula de los libertinos? Segundo, ya hemos visto como otto guevara, durante las campañas políticas, no tiene principios de nada, el tipo se va en discursos vacíos que no agradan, pero sí agreden, con sus ocurrencias, la inteligencia de todos los costarricenses. La verdad sea dicha: otto guevara se metió a la política para lucir, hasta el cansancio (no de él, del pueblo), su ridículo peinado y sus poses artificiales de político frustrado.

  2. Para mi es una filosofía .Ya en otros años Adam Smith y otros la habían propuesto.Secta somos todos,según en donde nos ubiquemos ,separándonos de otros..En el satanismo no creo,

  3. Pero si con fondos públicos salen a hacer «bulla» en contra de lo público eso debe ser inmoral, perro que come perro no es buen perro. Y ahí tenemos a Otto Guevara que ha vivido de lo público hace mucho tiempo y que ataca a lo público, es un alacrán que se ataca a si mismo…al final incoherencia total, falsedad en todo.

  4. Esos medios manipulan las noticias. Veamos que el cierre de infinito gold no ha sido publicado en ninguno de los medios-con la clase de notición que es-no publican nada.

  5. Las bases doctrinales del libertarismo suelen atribuirse al liberalismo clásico y al anarquismo filosófico. En sus orígenes entre los 60/70 el liberalismo libertario surge como una facción contracultural y antisistema de la derecha, basada en valores antiautoritarios compartidos con la originaria Nueva izquierda antiimperialista y con la anticomunista Old Right, como el antiestatismo y el aislacionismo antibélico, aunque caracterizándose en su espíritu individualista pro mercado.

Responder a Emilio Chaves Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias