sábado 3, diciembre 2022
spot_img

Superviviente de «Caso Quemados» interpone querella por homicidio frustrado

Santiago de Chile, 29 jul (EFE).- Carmen Gloria Quintana, que fue rociada con combustible y quemada por militares chilenos en 1986, se querelló hoy por homicidio frustrado contra quienes resulten responsables en el proceso reabierto por el juez Mario Carroza a raíz de las confesiones de un exrecluta.

Quintana, radicada en Canadá, interpuso la acción judicial ante Carroza, encargado de las indagaciones del denominado «Caso Quemados», por el que están detenidos doce exmilitares, siete de ellos ya procesados.

«Lo importante y trascendente del juicio es que revela esa política de encubrimiento y mentira del Ejército. Y en esa época el Ejército no se mandaba sólo, sino que obedecía al Ministerio del Interior, de Defensa, entonces hay responsables con nombres y apellido», aseguró en una rueda de prensa Quintana.

Y añadió: «Pinochet, su señora y todos ellos tenían información, por lo tanto la justicia debe ser para todos y el juez Carroza deberá evaluar las pruebas que hay, y caerá quien caiga»

Junto a Quintana fue quemado el fotógrafo Rodrigo Rojas, quien murió a causa de la agresión perpetrada por una patrulla militar tras 96 días de agonía.

Quintana señaló hoy en una rueda de prensa que esta querella también busca perseguir a todos quienes encubrieron este delito, «porque -dijo- aquí hay políticos responsables, ministros, voceros de esa época que deben responder».

«Yo me querello contra todos los que resulten responsables del homicidio de Rodrigo Rojas y el homicidio frustrado contra mi persona como autores, cómplices y encubridores, alcance a quien alcance», remarcó.

Quintana, una psicóloga que actualmente es agregada científica en la embajada de Chile en Canadá, resultó con el 62 % de su cuerpo quemado.

Tras ser quemados, ella, que tenía 18 años, y Rojas, con 19, fueron llevados a las afueras de Santiago y arrojados a una zanja, de la que lograron salir y pedir ayuda algunas horas más tarde.

En la época, la versión oficial fue que los jóvenes se habían quemado al inflamarse unas bombas molotov que portaban y en el juicio consiguiente sólo el jefe de la patrulla, Pedro Fernández Dittus, fue condenado a 600 días de prisión por homicidio involuntario.

Sin embargo, hace una semana Fernando Guzmán, un exrecluta que también integró la patrulla implicada, confesó su participación en los hechos y sostuvo que el verdadero autor no fue Fernández Dittus, sino Julio Castañer, un oficial perteneciente al Servicio de Inteligencia que está entre los nuevos procesados.

En ese sentido, Quintana afirmó que «necesitamos que el Ejército se refunde, que exista un antes y un después de la dictadura, que se desmarquen de eso, que asuman sus responsabilidades y pongan a disposición de la Justicia a todos los militares implicados».

Quintana también se refirió al estado de salud del general Manuel Contreras, de 86 años, el principal represor de la dictadura de Augusto Pinochet, condenado a más de 500 años de prisión, que está ingresado en estado «muy grave» en el hospital militar de Santiago.

«Contreras hizo tanto daño, causó tanto sufrimiento, hay muchos exiliados que aún no pueden dormir por las torturas que vivieron, y va a morir sin pagar toda las penas; sinceramente ojalá alcance a arrepentirse de todo el daño que hizo», sostuvo Quintana.

«Ojalá alcance a arrepentirse. Espero sinceramente que lo haga»,subrayó. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias