miércoles 1, febrero 2023
spot_img

Víctima del Caso Quemados «sospechaba» que Pinochet encubrió el ataque

Santiago de Chile, 31 jul (EFE).- Carmen Gloria Quintana, que fue rociada con combustible y quemada por militares chilenos en 1986, dijo que «sospechaba» que el dictador Augusto Pinochet encubrió el atentado, tal como revelaron documentos desclasificados del Gobierno de Estados Unidos.

«En Chile no se movía ni una hoja si Pinochet no lo sabía, por lo tanto es el autor y encubridor de este grave atentado a los derechos humanos», afirmó en una rueda de prensa Quintana, que sobrevivió al ataque pero sufrió quemaduras en el 62% del cuerpo.

Los documentos desclasificados publicados este viernes, que proceden de la Casa Blanca, la CIA y el Departamento de Estado, revelan que el encubrimiento ordenado por Pinochet duró casi tres décadas e incluyó el secuestro e intimidación de testigos, así como el ejercicio de presión sobre jueces y abogados chilenos.

Según Quintana, estos archivos confirman la existencia de una «política institucional de encubrimiento» de los crímenes que se cometieron durante el régimen militar (1973-1990).

«Todos sabemos que Pinochet estaba perfectamente informado y no solo él, sino todos sus ministros y el conjunto de las Fuerzas Armadas», apuntó.

La superviviente del llamado Caso Quemados, en el que falleció el fotógrafo Rodrigo Rojas, que tenía 19 años, consideró que el encubrimiento dentro las filas castrenses sigue vigente y llamó al actual comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, a tomar alguna medida para demostrar que no está ocultando información.

Según uno de los documentos desclasificados este viernes, solo cinco días después de la muerte de Rojas el general Rodolfo Stange, entonces director general de Carabineros, hizo entrega a Pinochet de un informe en el que se identificaba a las unidades militares responsables del crimen.

Pinochet dijo a Stange que no creía en esa información y se negó a recibir el informe, de acuerdo con el material desclasificado.

Carmen Gloria Quintana, que tenía 18 años cuando fue quemada viva, afirmó que solicitará que los documentos estadounidenses desclasificados sean incorporados al proceso que encabeza el juez Mario Carroza, que la semana pasada reabrió la investigación a raíz de la confesión de un exrecluta que participó en los hechos.

Doce militares retirados han sido detenidos y procesados por su participación directa en el atentado, uno de los casos más emblemáticos de la dictadura chilena.

Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana fueron detenidos por una patrulla militar el dos de julio de 1986 en un barrio de Santiago, rociados con gasolina y quemados.

Después los soldados los llevaron a las afueras de la ciudad y los arrojaron a una zanja junto a un camino rural de la que lograron salir unas horas después y pedir ayuda, aunque Rojas falleció después. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias