miércoles 28, septiembre 2022
spot_img

¿Por qué en una República el Presidente tiene que ir a la casa del que se cree “Rey”?

Columna Poliédrica

Desde hace un tiempo quería escribir en relación con una dinámica que pareciera sin trascendencia pero que está cargada de simbolismo. Se trata de una acción que se asemeja a lo que ocurría en el medioevo con el señor feudal o en la época del absolutismo europeo, cuando los súbditos tenían que ir al palacio a reverenciar al Rey.

En Costa Rica esa dinámica se ha venido dando en relación con Oscar Arias y su casa ubicada en las cercanías de la Sabana. No hay que ser muy inteligente para comprender que se trata de un acto en que se quiere evidenciar el sometimiento de las personas que por una u otra razón acuden a ese lugar; es decir, hay que ir donde el señor feudal o ante el monarca, porque de lo contrario pueden haber represalias o me puedo ver excluído de recibir sus favores.

El artículo primero de la Constitución Política dice que Costa Rica es una República, no dice que sea una Monarquía y mucho menos un feudo del que es dueño una persona en particular. No dudo que mucha gente no le otorga la importancia a esa palabra, sin embargo, en ella se contiene toda una forma de entender la organización política de una sociedad.

En una República la soberanía reside en las personas que forman parte de la sociedad que se ha establecido en un determinado territorio. Por ello no es casual que el artículo segundo del mismo texto constitucional indique que: “La soberanía reside exclusivamente en la Nación”. Soberanía y Nación son dos conceptos que, al igual que el de República, tienen un significado que ha sido objeto de estudio por los más prominentes filósofos políticos de la historia y de los cuales se han escrito una inmensa cantidad de libros.

En la República de Costa Rica la soberanía reside en la Nación que, por medio del voto popular, la delega en sus representantes en la Asamblea Legislativa. Los diputados, muy a nuestro pesar en la mayoría de los casos, nos representan en la función de promulgar las leyes que van a normar nuestra organización política y nuestras conductas a lo interno del Estado.

También, por medio del voto popular, quienes tenemos la soberanía elegimos a la persona que tendrá como función ejecutar las leyes que los costarricenses representados en el Parlamento nos damos. Cuando el Presidente se apersona, todos los primeros de mayo a la Asamblea Legislativa, lo que hace es rendir un informe a los representantes del pueblo; es decir, en última instancia, su obligación es para con el pueblo de Costa Rica.

En una República, en consecuencia, todos los ciudadanos sin excepción le debemos respeto a lo que representa la Asamblea Legislativa y la Presidencia de la República. Independientemente de las personas que en determinado momento estén nombrados en esos poderes de la República, el respeto se fundamenta en que representan al pueblo de Costa Rica; en otras palabras, aunque toda persona merece respeto, en este caso, además del respeto a la persona, se tiene una especial consideración en razón de la representación que está haciendo del pueblo que la ha elegido.

Ese respeto a lo que representan los Diputados y el Presidente de la República, supone e implica que los demás ciudadanos debemos estar atentos y prestos al llamado que se nos haga para colaborar con las autoridades que han sido electas por la mayoría de la población. En ese sentido, lo que procede en cualquiera de los casos, es que los ciudadanos acudamos a la Asamblea Legislativa o a la Presidencia de la República a ponernos a la orden de las autoridades que están al frente de estas instancias de representación.

Por ello resulta contrario al fundamento filosófico y teórico que dio origen al concepto de República que los Diputados o el Presidente de los costarricenses se vea en la necesidad u obligación de acudir a la residencia de cualquier ciudadano para discutir asuntos de interés público. Lo que procede en estos casos es exactamente lo contrario, es el ciudadano quien tiene la obligación de acudir a la Asamblea Legislativa o a la Presidencia de la República cuando sea llamado por cualquiera de estas instancias porque, en teoría, quien está haciendo la solicitud es el pueblo de Costa Rica.

El problema no es que haya personas que se consideren por encima de la Asamblea Legislativa o la Presidencia de la República, el problema es que quienes ejercen esos poderes del Estado, no tengan consciencia de a quiénes están representando y de cuáles son los procedimientos correctos en función de los fundamentos que dan origen a la República. No por casualidad el artículo tercero y cuarto de la Constitución Política habla que nadie puede arrogarse la soberanía y que tampoco una persona o reunión de personas puede asumir la representación del pueblo.

Independientemente de la arrogancia y vanidad personal que colma un acto como el que observamos la semana pasada, no podemos dejar de señalar que los fundamentos de la República se conmovieron ante lo que implica que un Presidente de la República haya tenido que ir, por necesidad o por las razones que fueren, a la casa de una persona que en estos momentos es un ciudadano que tendría la obligación (si de verdad quiere arrollarse las mangas) de acudir a la Presidencia de la República.

¿Qué sigue ahora? ¿Será que dentro de poco veremos al Presidente de la República desfilando ante quien preside el Grupo con sede en Llorente de Tibás? ¿Acaso lo observaremos en iguales circunstancias ante quien ostenta la presidencia del medio de comunicación que se encuentra en Sabana Oeste? ¿ Quizás pronto estará buscando reunirse ante el representante del Vaticano en Costa Rica o ante otra instancia de similares características? ¿Qué debemos esperar?

Lo que ha pasado no es poca cosa y alguien debería decirle al Presidente de la República que, al menos, guarde las formas. Lo que procedía era llamar o invitar al ciudadano Oscar Arias Sánchez a la Presidencia de la República y que este personaje acudiera a Zapote; en caso que este individuo se negara a acudir a la cita, lo procedente es que así se dijera para que el resto de ciudadanos nos demos diéramos por enterados del desplante.

¡Basta ya! Si hay personas que quieren hacerle el juego a este personaje, pues ellos verán hasta qué punto están dispuestos a ser mirados por debajo del hombro, sin embargo, los representantes del pueblo de Costa Rica no pueden olvidar o hacerse de la vista gorda, en relación con los fundamentos de la República y la dignidad con la que se debe ejercer nuestra representación.

Si hay personas que quieren ser vasallos o súbditos allá ellos, pero la mayoría de los ciudadanos costarricenses no queremos ser siervos menguados y tampoco súbditos de uno o varios que siguen pensando que, en lugar de una República, vivimos en una Monarquía. El hecho que tengamos a alguien que se cree “Rey” y que piensa que su castillo está ubicado en Rohrmoser, no le da derecho a quienes ejercen nuestra representación a arrastrarnos a esas esquizofrenias conservadoras.

(*) Andi Mirom es Filósofo
columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

16 COMENTARIOS

    • la respuesta es que el Presidente está visitando a todos los exPresidentes para tomar sus consejos sobre como proceder con la reforma fiscal, no visitó a ningún rey, que habladas

        • Con un abrazo, el exmandatario Abel Pacheco (izq.) recibió con en su casa, en Pavas, al presidente de la República, Luis Guillermo Solís. Esta es la segunda reunión que Solís sostiene con exmandatarios en los últimos cinco días, la semana pasada visitó a Óscar Arias, quien gobernó entre 1986 y 1990, y entre el 2006 y el 2010.Solís llegó acompañado por su ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro y el ministro de Hacienda, Helio Fallas. Mientras que Pacheco estuvo acompañado de su exministro de la Presidencia, Ricardo Toledo.

  1. Que buena trampa le montó a L,G ,el que se cree el rey y dueño de Costa Rica, eso quería el corrupto de Oscar Arias ,enseñar al ciudadano tico, que es el mejor líder de este país, y hacer creer al pueblo que el PLN es la mejor opción para el 2018, pero leyendo comentarios sobre esta noticia en otros periódicos, la gente está indignada ,tanto con Oscar Arias y LG,por chupas,más que salió la noticia que el gobierno de Oscar Arias generó un déficit fiscal imparable,tampoco le resultó al corrupto nobel de la paz ,no se puede olvidar el daño que le ha hecho este traidor a la patria,y espero que el pueblo se lo cobre a la legión del mal PLN en la próxima campaña electoral,a ver si acaso el letrina partido corrupto de los verdes, reciba su doble sepultura.

  2. Como si no supiera el Presidente para quien gobierna. La pantomima de la politica en el teatro de la vida a perdido la necesidad de esconderse. En este pais se dieron cuenta que ni siquiera es necesario disimular las fechorias ni la linea de mando de las decisiones del pais. Se sabe quien manda aqui y se sabe quien limpia las botas, pero la actitud del tico es de hablar y señalar y hasta ahi. Las decisiones seguiran pasando por ese orejon megalomaniaco hasta que alguien tenga las bolas para matarlo. Las ratas no van a soltar la teta del estado por las buenas, no podemos ganarles con leyes porq ellos las dictan y porq ellos las hacen respetar. Es su juego, con sus reglas y en su cancha! Aca lo unico que queda es revolucion, como pues no se, ojala sea una revolucion de amor, pero si por la vispera se saca el dia, deberiamos prepararnos para una lucha violenta por el bien de todos en contra del control de pocos!

  3. Es muy triste la realidad de este país, pero al parecer el PLN y más específicamente OAS pone y quita políticos para controlar el poder.

  4. Efectivamente, Oscar Arias se cree Rey. Recuerdo como si fuera hoy que cuando iba al traspaso de poder del año 2006, salió de su casa y pasó a la Nunciatura para que, al mejor estilo de lo más rancio del conservadurismo político, la Iglesia Católica lo «ungiera» como gobernante. Aquello parecía la coronación de un «Rey» del siglo XV europeo. Este artículo pone el dedo en la llaga de algo que parece trivial pero que no lo es, el Presidente tiene que darse su lugar y a través de él, al pueblo de Costa Rica.

  5. Triste papel el de LGS, ha mostrado su incapacidad y su falta de todo respeto por el pueblo lo eligió, el gobierno del cambio es el gobierno de lo mismo. El PLN seguirá siendo el partido corrupto y a todo lo que salga de ahí hay que tenerle miedo.No ha habido cambio ni lo habrá, apenas hay un problema todos van dónde su majestad a pedirle consejo, extrañamente a quien ha provocado el problema. No se preocupe Julián la vida misma se encargará de sacar de circulación a este nefasto personaje, y talvés solo talvés los que esperan un mesías, los que esperan que las soluciones les caigan del cielo encontrarán el camino.

  6. Así es. Realmente quedé estupefacta cuando vi semejante esparpajo de nuestro presidente.De verdad, sentí verguenza ajena, enojo y frustracion!Me dieron ganas de ir a sacarlo del cuello (porque no tiene pelo) de ese lugar tan putrefacto y nefasto para el pueblo.
    Sr presidente, sé que no va a ser fácil, emitir una reforma fiscal sin que el pueblo salte, pero acudir a OAS fue la mas indigna decision que ha tomado en nombre de ese pueblo que hoy en día está sufriendo las consecuencias de sus actos criminales.

  7. Oscar Arias no solo se cree Rey, Es el Rey de este cafetal, y ustedes son todos sus peones a los cuales le paga a 200 colones la cajuela. No les gusta? Pués salados, es la verdad señores, Arias es el gamonal de esta finca. Por eso ustedes como buenos peones fueron a votar SI al TLC a cambio de motocicletas BMW, y a cambio recibieron cuernos!!! Por eso es que Arias en su administración le dio brete a un montón de gente dentro del estado, después de decirle a Pachequín que le guardara la platilla de obra pública, y por eso Guillermín hará también lo que papito Arias dice, porque él es el dueño de esta carajada. Y en cuanto a los peones subersivos de la UCR y troskos asociados, sepan ustedes que esta universidad es uno más de sus recibidores, junto con el resto de instituciones públicas. Le sugiero al rector de la UCR que también vaya y bese los dedillos gordos del Sr. Arias, de lo contrario les puede ir feo con la FEEs!!!

  8. La tarde de este lunes, el exmandatario Abel Pacheco aconsejó al presidente, Luis Guillermo Solís, «dar algunos abrazos» a miembros de su gabinete que no den la talla.

    La expresión «dar abrazos» era utilizada por Pacheco durante su mandato (2002-2006) cada vez que sustituía a alguien de su equipo de trabajo.

    Solís llegó esta tarde a la casa de Pacheco en Rohrmoser, San José, en busca de apoyo para impulsar los planes de impuestos del Gobierno.

    Previo a la reunión, Pacheco afirmó que en materia de impuestos, el Ejecutivo debe colaborar con más recorte al gasto.

  9. No, aunque este zopilote de la »paz» se crea también rey, águila o cóndor, sólo tiene talante de perverso capo de capos de la mafia empresario política que manda en este país desde hace 36 años.

  10. De seguro, el charlatán y mediocre ex-presidente Pacheco le aconsejó a su despistado visitante recomendar ante el paìs el volver al ahorro de plata en compra de insecticidas, con su abelísimo invento de la bolsa de celofán transparente llena de agua para espantar las moscas. ¿Os acordáis,ticos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias