miércoles 7, diciembre 2022
spot_img

Scioli y Macri, favoritos en la carrera para presidente en Argentina

Buenos Aires, 10 ago (dpa) – El peronista Daniel Scioli y el conservador Mauricio Macri son los dos favoritos a suceder en diciembre a Cristina Fernández de Kirchner. Aunque ahora están enfrentados en la carrera hacia la presidencia de Argentina, ambos tuvieron bastantes puntos en común en su juventud, antes de diferenciarse y recorrer caminos distintos.

Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires, llegó a la pelea por la Casa Rosada como único precandidato del Frente para la Victoria (FpV) kirchnerista. Macri, alcalde de la capital argentina desde 2007, se impuso en la elección interna del frente opositor Cambiemos como postulante de su partido de centroderecha PRO ante sus rivales Ernesto Sanz, de la Unión Cívica Radical (UCR), y Elisa Carrió, de la Coalición Cívica.

SCIOLI (Buenos Aires, 1957) estudió marketing en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) pero saltó a la política desde el deporte. En las décadas de 1980 y 1990 brilló en la motonáutica. En 1989 perdió el brazo derecho durante un carrera, le colocaron una prótesis y siguió ganado títulos: en total, fue ocho veces campeón mundial.

Desde principios de 1990, el entonces presidente Carlos Menem (1989-1999) convocó a figuras populares del deporte y el espectáculo para integrar el Partido Justicialista (PJ). El ex piloto de automovilismo Carlos Reuteman llegó a ser gobernador de la provincia de Santa Fe, mientras que el cantante y actor Ramón «Palito» Ortega se convirtió en gobernador de la provincia de Tucumán.

Pero el que más carrera política hizo fue Scioli: elegido diputado en 1997 y reelegido en 2001, fue secretario de Deportes y Turismo (2002-2003) durante la presidencia de Eduardo Duhalde, vicepresidente de la nación (2003-2007) en el mandato de Carlos Kirchner y desde 2007 es gobernador de la provincia de Buenos Aires, el distrito electoral más importante con el 37 por ciento del total de los votantes a nivel nacional.

En 2012 Scioli manifestó su ambición de ser presidente, siempre que Fernández de Kirchner no modificara la Constitución y quedara habilitada para un tercer mandato, algo que no sucedió. Lo que sí ocurrió tras la expresión de intenciones del gobernador fue el maltrato al que lo sometió la jefa de Estado.

Las críticas a Scioli llegaron desde su mismo espacio político, el Frente para la Victoria (FpV) del que ahora es su único candidato. El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, lo tildó de «irresponsable».

Luego el gobierno nacional ahogó financieramente a la provincia recortando recursos y Fernández de Kirchner cuestionó a Scioli por su gestión. Hubo tensión, una reunión y la aprobación de una partida millonaria para enfriar las cuentas públicas.

De todos modos, el maltrato de la presidenta se mantuvo. A inicio de 2013 atacó a Scioli por tener «sus ahorros en dólares». El gobernador aclaró que no pesificaba sus ahorros porque necesita dólares para el tratamiento en su brazo en el exterior.

Pero el ex motonauta, al que definen como «un corcho que flota» por su capacidad de mantenerse, nunca rompió relaciones con Fernández de Kirchner. Y ella terminó colocando a Carlos Zannini, hombre de su extrema confianza, como candidato a vicepresidente junto a Scioli en la única propuesta del oficialismo para las elecciones.

«Siempre he ejercido el poder en plenitud absoluta», dijo Scioli en una reciente entrevista con el diario a «Clarín», rechazando a quienes creen que, si gana, será un títere de la presidenta y el movimiento kirchnerista La Cámpora.

Sin embargo, Macri puso en duda la independencia del gobernador al decir que «la jefa va a ser» Fernández de Kirchner y que Scioli será «solamente presidente» en caso de que gane.

MACRI (Tandil, 1959) gobierna la ciudad de Buenos Aires desde 2007, cargo al que llegó tras su exitosa presidencia de Boca Juniors entre 1995 y 2008, época de mayores logros de uno de los clubes de mayor convocatoria del país.

De la mano del fútbol, el deporte más popular en la Argentina, este ingeniero civil y empresario dio el salto a la política siendo diputado en la Capital Federal (2005-2007) con el PRO, partido de derecha del que fue uno de los fundadores en 2005.

Al jefe del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, que tiene la mayor renta per cápita del país y una de las más elevadas de la Latinoamérica, es cuestionado desde el oficialismo por estar  procesado en la Justicia por supuestas escuchas ilegales.

Macri, casado con Juliana Awada y padre de cuatro hijos, tiene un fuerte apoyo en la Capital Federal, que reúne al 7,95 por ciento de votantes del padrón nacional.

El resto de los votantes están repartidos en las 23 provincias, en las que encontró su último impulso en su carrera presidencial al aliarse con la Unión Cívica Radical (UCR), histórico partido debilitado desde la crisis que sacudió al país en 2001.

«A los cinco años acompañaba a mi papá a las obras, y ya de más grande empecé mi carrera profesional en empresas relacionadas a la construcción y después a la industria automotriz», dice Macri en su presentación en Facebook.

Su padre es el ítalo-argentino Franco Macri, quien a los 85 años es reconocido como uno de los empresarios más ricos del país y por su buena relación con los gobiernos de turno: primero Menem y luego los Kirchner. Esas buenas relaciones son una de las grandes espinas del candidato del PRO.

«Scioli es un candidato que ha ido mostrando hechos positivos. Si digo lo que realmente desearía, me van a matar, pero lo digo igual: para mí, el nuevo presidente tiene que salir de La Cámpora», dijo Franco Macri en una entrevista con la revista Noticias.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias