lunes 6, febrero 2023
spot_img

Izadas sus banderas, Cuba y EE.UU. abren la compleja senda de la normalización

Por Soledad Álvarez, La Habana, 15 ago (EFE).- Con sus banderas ya izadas en las embajadas de Washington y La Habana, Cuba y Estados Unidos emprenden ahora el complejo camino hacia la normalización plena de sus relaciones, un proceso cuya hoja de ruta será definida en una comisión bilateral.

La Habana vivió este sábado la resaca de una jornada histórica luciendo unos renovados símbolos en el emblemático Malecón: las barras y estrellas estadounidenses ondeando en un edificio que también desde ayer tiene en su fachada el rótulo en bronce de «Embassy of the United States of América» junto al escudo norteamericano.

Unos símbolos que este sábado se convirtieron en un atractivo más para decenas de turistas extranjeros e incluso visitantes de EE.UU., que no quisieron perder la oportunidad de fotografiarse ante la bandera y embajada norteamericanas.

«Quisimos venir a verla hoy cuando no había tanta gente y hacernos fotos con la bandera ondeando», explicaron a Efe Anne y Richard, dos jóvenes mochileros norteamericanos que compraron el pasaje a Cuba el día que supieron la fecha de la reapertura formal de la misión diplomática estadounidense en la isla.

«Fue un día histórico ayer y estuvimos aquí, fue algo extraordinario. Y ahora verla así flotando es como un símbolo de paz, de que sí se puede vivir en armonía», insistió Anne, que por falta de viento ayer no pudo tomar la imagen perfecta de las barras y las estrellas y hoy estaba feliz por lograrlo.

Con la misma intención se acercaron a la zona grupos de brasileños, españoles, franceses u holandeses como Albert, que aprovechó para hacerse un selfi con la bandera a sus espaldas.

«Voy a ser la envidia de todos mis amigos en Instagram», bromeó tras declararse afortunado de que su estancia en Cuba haya coincidido con la ceremonia de reapertura, que encabezó el secretario de Estado, John Kerry.

El acontecimiento del 14 de agosto es la noticia destacada hoy en los medios cubanos, todos oficiales, con titulares como «Inicia un largo y complejo camino» en «Granma», órgano oficial del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único), o «Es posible construir relaciones civilizadas entre Cuba y Estados Unidos» de «Juventud Rebelde».

Los dos periódicos en su interior reproducen íntegramente tanto el discurso de Kerry en la Embajada, como la conferencia conjunta que ofrecieron el secretario de Estado y el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Y en la calle, los habaneros recuperaron hoy la normalidad con el deseo de que la nueva era con EE.UU. conlleve, sobre todo, mejorías para la población.

«Lo que el pueblo espera es que esta nueva reconciliación sea un paso de avance. Esperemos que tenga resultados, que las relaciones se estrechen y que nos ayuden en lo que tiene que ver con la economía», señaló a Efe Madelín, licenciada en Cultura Física.

Otros un poco más escépticos como Ledis, una habanera jubilada, creen que hay que esperar aún al desarrollo del proceso para ver resultados, mientras que muchos confían que las nuevas relaciones faciliten los contactos con los familiares de una y otra parte.

Culminado el restablecimiento diplomático después de más de medio siglo de enemistad, llega ahora el momento de la normalización de relaciones con importantes escollos en el camino como el embargo económico y comercial contra Cuba, la demanda de la isla para que se devuelvan los terrenos de la Base Naval de Guantánamo o las profundas diferencias en torno a los derechos humanos.

Ese asunto estuvo ayer muy presente durante la visita de John Kerry, quien reclamó avances en Cuba en ese sentido y que se reunió con disidentes en un encuentro privado en la residencia del encargado de negocios, Jeffrey DeLaurentis.

Por su parte, Cuba «se siente orgullosa de su ejecutoria en la garantía del ejercicio pleno de los derechos humanos», dijo el canciller Bruno Rodríguez, quien reiteró la disposición de La Habana de conversar con EE.UU. sobre cualquier tema «aceptando que en algunos de ellos será difícil ponerse de acuerdo».

En cualquier caso, Washington y La Habana tienen la voluntad de seguir avanzando en sus relaciones como lo demuestra el anuncio de la creación de una comisión bilateral para determinar los asuntos que deben ser abordados de inmediato.

La primera reunión de esa comisión se celebrará los días 10 y 11 de septiembre en La Habana. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias