lunes 6, febrero 2023
spot_img

La CE asegura que el rescate griego vela por justicia y protección social

Bruselas, 20 ago (EFE).- La Comisión Europea (CE) considera que, si las reformas acordadas de cara al tercer rescate a Grecia son plenamente implementadas, la carga del ajuste quedará distribuida en su momento de la forma lo más equitativa y justa posible en la sociedad griega.

Así se desprende de un informe interno de la Comisión sobre el impacto social del programa de asistencia a Grecia, publicado hoy y elaborado a petición del presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, en especial tras las críticas a la anterior troika (CE, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) por ignorar el impacto social de los otros dos rescates.

Según Bruselas, este documento tiene en cuenta «adecuadamente las necesidades y los retos sociales más acuciantes en Grecia».

El estudio, de 25 páginas, no entra en la dureza o el razonamiento que hay detrás del programa, que ascenderá a hasta 86.000 millones de euros hasta 2018 y exige a Atenas rigurosas reformas y duros ajustes de entre el 4 y el 5 % del PIB, sino que se centra en evaluar qué medidas incluidas pueden, en el momento oportuno, asegurar la justicia social del rescate.

Para la CE, entre los aspectos que harán el rescate «socialmente sostenible» figuran medidas como la introducción gradual de un régimen de renta mínima garantizada y la prestación de asistencia sanitaria universal.

La renta mínima garantizada será gradualmente implantada hasta 2017 y será complementada con medidas y otros servicios de apoyo tales como sanitarios y de vivienda.

«Una vez se haya completada la implementación, se espera que casi la mitad de la población griega en riesgo de pobreza esté cubierta por el salario mínimo garantizado», es decir unos 1,2 millones de personas, indica el informe.

El coste del programa ascenderá a un 0,5 % del PIB griego (1.000 millones de euros) y la Comisión calcula que el sistema permitirá eliminar más de un tercio de la brecha de extrema pobreza previa a su introducción.

El rescate también incluye, según la Comisión, la garantía de que el esfuerzo exigido a cada uno sea proporcional a sus ingresos y la concentración del ahorro en ámbitos que no afectan directamente al bolsillo del ciudadano de a pie, como la reducción de los gastos de defensa (en 500 millones hasta 2016) o la corrección de las ineficiencias en numerosos ámbitos del gasto público.

La CE destaca la lucha contra los intereses creados mediante la eliminación gradual de los tratamientos fiscales favorables a los armadores y los agricultores o de las múltiples exenciones previstas, por ejemplo respecto a los tipos del IVA aplicados en algunas islas, o de las subvenciones injustificadas.

Asimismo, se refiere al fomento del papel de los interlocutores sociales y la modernización del sistema de negociación colectiva, la lucha contra la corrupción o la evasión fiscal y el trabajo no declarado.

Igualmente apunta al apoyo a una administración pública más transparente y eficiente, la reorganización de los ministerios y la introducción de una mayor vinculación entre la remuneración y las responsabilidades profesionales.

La CE subraya, además, que se completará el rescate con un plan de empleo y crecimiento para Grecia, que permitirá destinar unos 35.000 millones de euros a la inversión en personas y empresas hasta 2020.

Asimismo, al aumentar en 7 puntos porcentuales el porcentaje de prefinanciación para programas contemplados en el periodo presupuestario 2014-2020, Atenas podrá disponer con mayor rapidez de 1.000 millones de euros de la asignación para nuevos proyectos cofinanciados por la UE, indica la Comisión. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias