viernes 2, diciembre 2022
spot_img

Fraser-Pryce continúa el «show» de Jamaica en los 100 metros del Mundial

Por John Bagratuni (dpa), Pekín, 24 ago (dpa) – Tras la victoria de Usain Bolt llegó el turno de su compatriota Shelly-Ann Fraser-Pryce en Pekín. Este lunes la jamaicana fue la dueña del «show» en los Mundiales de atletismo y conquistó un histórico tercer título en los 100 metros.

La tercera jornada arrojó también un nuevo triunfo del keniata Ezekiel Kemboi en los 3000 metros con obstáculos, la victoria de la colombiana Caterine Ibargüen en el triple salto y la decepción del francés Renaud Lavillenie en el salto con pértiga.

Sin embargo, Fraser-Pryce se llevó todas las miradas. En parte por su extravagante «look», pero sobre todo por haberse convertido en la primera atleta que conquista tres títulos mundiales en los 100 metros.

La jamaiquina salió a la pista del «Nido de Pájaro» con el pelo teñido de negro y verde y seis flores amarillas enganchadas al frente de la cabellera, replicando así los colores de la bandera de su país. Pero sus rivales apenas pudieron ver sus adornos.

Fraser-Pryce dominó de principio a fin y con un tiempo de 10,76 segundos se impuso por delante de la polifacética holandesa Dafne Schippers (10,81) y la estadounidense Tori Bowie (10,86).

La jamaiquina repitió así los éxitos de 2009 y 2013 en la prueba reina de la velocidad y alcanzó ya los seis oros en Mundiales. De esta manera, dio el primer paso en su objetivo de repetir el trébol dorado de hace dos años Moscú.

«Estoy feliz y orgullosa. Cada campeonato es diferente», dijo la atleta de 28 años tras una nueva victoria de Jamaica en los 100 metros, continuando así el éxito de Bolt.

El sprinter jamaiquino, que hoy salió al estadio con una pequeña cámara para filmar su ceremonia de premiación, había brillado el domingo al vencer por una centésima en el esperado duelo con el estadounidense Justin Gatlin.

Más allá de la victoria de Fraser-Pryce, la prueba estelar de hoy dejó como novedad la potente actuación de la holandesa Schippers, que mostró su versatilidad al conquistar la plata en los 100 metros dos años después de haber sido bronce mundial en el heptatlón.

Schippers batió dos veces el récord de su país en la prueba y se convirtió en la primera europea en subirse al podio en los 100 metros desde que la francesa Christine Arron se colgara el bronce en Helsinki 2005.

Otro de los grandes ganadores del día fue Kemboi, que conquistó su cuarto título mundial consecutivo en los 3000 metros con obstáculos, una prueba en la que los keniatas coparon los cuatro primeros lugares.

Kemboi ganó con un tiempo de 8:11:28 minutos, seguido por Conseslus Kipruto (8:12:38) y Brimin Kiprop Kipruto (8:12:54), plata y bronce respectivamente. Desde los primeros Mundiales de atletismo en 1983, Kenia ganó 12 de los 15 títulos en la prueba.

La colombiana Ibargüen también extendió su monopolio en el triple salto al revalidar el título que conquistó hace dos años en Moscú.

«Tenía un gran sueño de escribir mi nombre en el libro de los grandes resultados del atletismo a nivel mundial. Para eso trabajé», dijo la atleta de 31 años, que se confirmó como la gran dominadora de la especialidad a menos de un año para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

La colombiana conquistó su segunda corona mundial con una marca de 14,90 metros, su mejor registro de la temporada, que le permitió superar con holgura a sus rivales en la capital china.

La israelí Hanna Knyazyeva-Minenko se colgó la plata con 14,78, en la que fue la primera medalla femenina de su país en unos Mundiales de atletismo, y el bronce fue para la kazaja Olga Rypakova, la campeona olímpica, con 14,77.

En el salto con pértiga, el joven canadiense Shawnacy Barber dio la sorpresa al conquistar su primer título mundial en una prueba en la que volvió a decepcionar el favorito francés Renaud Lavillenie.

Barber, de 21 años, se impuso en la capital china con un salto de 5,90 metros que consiguió en su primer intento. El canadiense relegó a la plata al alemán Raphael Holzdeppe, que consiguió la misma marca en tres saltos.

El bronce lo compartieron el polaco Pawel Wojciechowski y Lavillenie, el campeón olímpico y gran candidato, que no pudo pasar los 5,80 metros.

El francés, que este año llegó a saltar 6,05 metros, no pudo alzar así su primer título mundial tras la plata de 2013 y los bronces de 2009 y 2011.

«No sé realmente que es lo anduvo mal, me sentía en buena forma. Lo intenté, pero no puedo ocultar la decepción», expresó el dueño del récord planterio (6,16 en pista cubierta).

En la restante final del día, Kenia celebró otro oro gracias a la victoria de Vivian Cheruiyot en los 10 mil metros femeninos, seguida por la etíope Gelete Burka y la estadounidense Emily Infeld.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias