martes 6, diciembre 2022
spot_img

Grecia y Costa Rica: ¿Dos realidades distintas?

En las redes sociales, con cierta frecuencia en los últimos días, algunos ciudadanos y ciudadanas costarricenses, se han empeñado en establecer una especie de juicio escatológico anunciando que nuestro país está a punto de la banca rota y, sin más, se lo iguala a las condiciones de país de Grecia.

Tal comparación es un disparata, sin fundamento macroeconómico alguno, desde ciertas perspectivas, pero desde otras si muestra similitudes, entre otras razones, por las siguientes:

Diferencias:

Déficit fiscal: En Costa Rica, en los últimos seis años, el déficit fiscal ha sido superior al 4 % del PIB y ha oscilado entre esta cifra y el 5.9 % estimado para el 2015. Ciertamente es un déficit alto pero manejable y, hasta donde tenemos entendido, veraz. Mientras en Grecia durante años se falsearon las cifras verdaderas y cuando en el 2009 el asunto resultó insostenible, el déficit fiscal alcanzó el 13,6 % del PIB, muy por encima de los porcentajes en Costa Rica.

Deuda pública: En esta materia, nuestro país alcanza en el 2014 la mayor deuda pública de la última década: 39,3 % del PIB, entre otras razones, como consecuencia del Plan Escudo implementado en años pasados. Por su parte, en Grecia la deuda pública en el 2009 fue de 113,4 % y se eleva en el 2010 (luego de las primeras medidas supuestamente correctivas) a 146 % en el 2010. Nuevamente el mismo panorama según el cual es imposible establecer ninguna relación entre los dos países.

Similitudes:

Evasión fiscal: En el 2010, en plena crisis griega, la evasión fiscal fue estimada en 37.000 millones de euros y el déficit fiscal en mismo año era de 24,193 millones de euros. Es decir, la evasión superó el déficit y si eso no hubiera sido así, se hubiera podido amortizar deuda pública sin déficit anual. En Costa Rica, según la Contraloría de la República, la evasión (solo en venta y renta) en el 2010 fue de 8,13 % , en 2012 de 7,75 % y en los años subsiguientes ronda esas cifra. A esto la Contraloría suma una elusión parecida, en razón de lo cual el faltante podría alcanzar hasta un 16 % del PIB, mientras el déficit fiscal proyectado para el 2015 (uno de los más altos de los últimos años) ronda el 5,9 %.

Medidas de contención recomendadas: Cuando estalla la crisis en Grecia y hasta la fecha, con base en las recomendaciones de: la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y más recientemente del Mecanismo Europeo de Estabilidad, aquel país aplica “programas de rescate” en diversos momentos, que radicaron no exclusiva pero sí esencialmente en: a) empréstitos para pagar a los bancos acreedores, no para amortizar directamente el déficit ni la deuda; b) reforma estructural tendiente a la privatización de servicios estatales; c) disminuciones en las pensiones y salarios.; d) aumento en la edad de jubilación; e) Aumento del IVA e impuestos a los hidrocarburos, al tabaco y al alcohol. Estas agencias internacionales afirmaron que con estas medida Grecia se superaría pronto la crisis, saldría de la recesión y mejoraría sus índices macroeconómicos, asunto que, media década después, no solo ha sido así sino que ha empeorado. Varios grupos minoritarios de costarricense, especialmente diputados y la élite económica, pretenden forzar al Ejecutivo para que se tomen medidas en Costa Rica similares a las tomadas en Grecia.

En síntesis:

En términos macroeconómicos las situación financiera que tiene sumido en una crisis fiscal intensa al país de Grecia no es comparable con las situación fiscal y financiera de Costa Rica, que a todas luces es aun controlable.

Tanto en Grecia como en Costa Rica las razones deficitarias más inmediatas están debidamente identificadas y tienen por nombre: evasión y elusión que, en el fondo, pasan por ser asuntos económicos, políticos y, muy importante, de una moralidad ciudadana ayuna de todos los principios y valores cívicos que deberían caracterizarla.

Las medidas pretendidas como medios de salvación fiscal: recortes de pensiones, salarios, impuestos desarticulados, privatizaciones, etc., no funcionaron ni funcionaran en Grecia, pues responden a objetivos que, lejos de pretender la recuperación y el saneamiento financiero del Estado, procuran la redistribución del capital, razón por la cual el resultado de la ecuación es siempre el mismo: más pobres cada vez y más ricos los cada vez menos ricos.

¿Qué hacer? Ensayar una especie de “antilógica” es decir, tomar y practicar, como lo hizo Costa Rica mucho tiempo, una dirección particular, autóctona, diferente a la que pretende la “lógica” del capital inhumano. Abrir camino con intenciones preferentemente solidarias y medularmente axiológicas.
(*) Eval Antonio Araya Vega es filósofo
eval.araya.vega@gmail.com

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Billonario Donald Trump viajará a Costa Rica para negociar la compra del país
    Miami – El multimillonario Donald Trump conocido por ser uno de los hombres mas ricos del mundo segun la revista Forbes estaría interesado en Costa Rica, no como inversionista sino como comprador.
    En recientes declaraciones dijo que tiene interés en aumentar el numero de sus propiedades y que “seria bonito tener un país tropical” por tal razón estaría interesado en comprar la totalidad del territorio costarricense si le hacen una “buena oferta”.
    Declaro que la idea original era comprar el país en pequeñas partes pero que no se pudo hacer de esa manera…. ver información aqui…. http://kronostimes.com/cr-billonario-donald-trump-viajaria-a-costa-rica-para-negociar-la-compra-del-pais/

  2. Esto es como ver un carro estrellado contra una pared, ir en la misma dirección a toda velocidad, y decir «no no tranquilos, no metamos los frenos, no ven q todavía no estamos ahí …»

    • Estimado D. Hernan su inferencia no se sigue del artículo; de él se pueden leer diferencias y similitudes entre Costa Rica y Grecia en el tema fiscal. Además se indica que hay que hacer algo y de lo que genéricamente se señala se puede inferir que no hay que hacer lo mismo que se ha hecho, por casi 6 años, en Grecia, que nuestra fórmula debe ser distinta. El resto es una suposición suya pero gratuita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias