jueves 8, diciembre 2022
spot_img

UCR, Presupuesto, Salarios, Sindeu, Rectoría y Consejo Universitario

La Rectoría de la Universidad de Costa Rica informa:

En relación con lo externado por el Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (SINDEU) el miércoles 23 de setiembre, sobre temas relacionados con el Plan Presupuesto 2016, presentado el pasado martes al Consejo Universitario (CU), la Rectoría de la Universidad de Costa Rica aclara lo siguiente:

1. La Rectoría, tomando en cuenta una serie de análisis sobre la sostenibilidad financiera de la institución, realizados por diferentes instancias universitarias, incluyó una asignación presupuestaria del 3% por concepto de anualidad, con el fin de asegurar la salud financiera de la institución. No obstante, tras señalamientos ocurridos en la sesión del Consejo Universitario del martes 22 de septiembre y con el fin de contribuir a una aprobación oportuna del presupuesto del año 2016, la Rectoría modificó esa asignación al 5,5%mediante el oficio R-6339-2015 enviado a dicho órgano colegiado. Para lograr esta asignación, se excluyeron proyectos nuevos del plan de inversiones, entre los cuales se encuentran la remodelación del CIHATA-Escuela de Medicina en el Hospital San Juan de Dios (¢620 millones) y la remodelación y ampliación de la Escuela de Artes Plásticas (¢1.051 millones). También se suprimieron ¢20.3 millones en viáticos y transporte al exterior, para una reducción total de ¢1.691 millones, que fueron redirigidos a la asignación presupuestaria correspondiente a anualidades.

2. El Programa de Inversiones 2016, evidenciado en la partida de «Edificios» de las cuentas de gasto de «partidas generales» del Plan Presupuesto 2016, incluía ¢2.771.000.000 con el fin de atender los proyectos que se detallan a continuación:

Nombre del Proyecto Monto en colones Justificación
CIHATA-Medicina,
remodelación
620.000.000,00 En atención a la Orden Sanitaria ARSHMR-AMR-020-2015, en la cual se ordena a la institución presentar ante Área Rectora de Salud Hospital Mata Redonda, en un plazo de 120 días hábiles, un plan de mejora. con el fin de proporcionar condiciones de privacidad, en acatamiento al artículo 4.2.1.3, Decreto No. 30700-S.
Escuela de Artes Plásticas, remodelación y ampliación 1.051.000.000,00 En acatamiento a la orden sanitaria número 029-2015, y de acuerdo con el informe técnico CS-ARS-MO-2147-2014 y de acuerdo con la inspección de carácter físico sanitaria realizada el 12 de noviembre de 2014, se constataron inconsistencias de carácter físico sanitario y de mantenimiento, por considerarse un asunto de interés para la salud, seguridad pública, técnica y legal. Por lo anterior, la Rectoría incluyó como prioridad en el Programa de Inversiones 2015 la obra de remodelación y ampliación de la escuela con un monto de ¢ 204.231.211,25, para la elaboración del diagnóstico y anteproyecto, con la finalidad de iniciar la etapa de construcción en el 2016.
Oficina de Bienestar y Salud, I etapa del edificio nuevo 700.000.000,00 Complemento del proyecto de construcción del edificio de la OBS en dos etapas, de conformidad con los oficios OEPI-1798-2014 y R-7357-2014. Cuenta con un aporte del Laboratorio Clínico de la OBS mediante oficio VIVE-2370- 2014, de ¢ 1 000.000.000, proveniente del vínculo externo.
Escuela de Química, proveeduría y escalera de emergencia 200.000.000,00 De conformidad con los oficios R-1844-2011, EQ-REG-039-2011 y EQREG- 041-2011, y en relación con la orden sanitaria N-0034-11, se tomarán acciones para solucionar las inconformidades encontradas en la inspección realizada por personal de la Unidad de Regencia Química en los alrededores de la Proveeduría de la Escuela de Química, entre otros el manejo de productos y desechos, así como de equipo en mal estado.
Facultad de Letras, elevador 100.000.000,00 En atención a la Ley 7600.
Sede Regional de Guanacaste, elevador 100.000.000,00 En atención a la Ley 7600.

 

 Con la reasignación de la anualidad al 5,5 %, el Programa de Inversiones 2016 se modificó a ¢1.100.000.000, para atender las 4 últimas obras, 3 de ellas de bajo costo.

3. El acuerdo del Consejo Universitario del 2009 que aumentó la anualidad del 3% al 5,5% se produjo en un contexto en el cual los salarios institucionales mostraban un importante rezago y las tasas de inflación eran altas. Seis años después, los salarios han alcanzado niveles altos de calidad y competitividad, según lo demuestra el estudio comparativo de salarios más reciente. La situación actual es diferente y la institución se expone a una crisis financiera severa en caso de que el aumento vegetativo de los salarios mantenga el actual ritmo de crecimiento. La UCR se encuentra ante el desafío de asegurar la sostenibilidad de su régimen salarial y, al mismo tiempo, garantizar la calidad y competitividad de sus salarios. Otro desafío importante es superar los bajos salarios de contratación y las desigualdades internas, las cuales, como ya lo ha señalado el Rector en diversas intervenciones, afectan sobre todo a las y los funcionarios más jóvenes, pero altamente calificados, a las académicas mujeres y a las Sedes Regionales.

4. La decisión de controlar el gasto antes de entrar en crisis ha sido tomada por la Administración luego de las conclusiones arrojadas por al menos nueve estudios económicos desarrollados por la misma Universidad, una copia de los cuales fueron entregados al SINDEU desde el pasado 2 de setiembre. Dos de ellos se realizaron en 2012: el «Estudio salarial de las instituciones de la educación superior universitaria estatal» y el «Régimen salarial de la Universidad de Costa Rica». Ambos sirvieron como base para los datos que arrojó el «Estudio actuarial: modelo de proyección de ingresos y gastos para determinar la sostenibilidad financiera de la Universidad de Costa Rica», de la Escuela de Matemática, el Observatorio de Desarrollo y el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas, concluido el año pasado, cuando aún la discusión pública por el presupuesto universitario no alcanzaba la intensidad actual. La UCR se ha anticipado por más de un año a los debates nacionales, como es fácil comprobarlo.

5. Las alertas económicas emitidas por el estudio del 2013 parten incluso de supuestos más favorables que las actuales condiciones económicas, o sea de tasas de crecimiento del PIB mayores que las que existen en la actualidad.
6. Todo estudio actuarial debe actualizarse periódicamente, pues la situación financiera del país o de la institución es dinámica y está sujeta a cambios. En este momento, la Rectoría desarrolla una nueva investigación sobre la capacidad de pago de la UCR al fideicomiso BCR-UCR firmada en el 2011, tomando en cuenta el último acuerdo del FEES y los indicadores económicos presentes.

7. Debe quedar claro que la UCR respetará todos los derechos adquiridos, entre ellos los pagos efectuados a partir de 2010 por concepto de anualidad, los cuales se han incorporado al patrimonio de las y los funcionarios. Sin embargo, la Administración, en ejercicio de sus potestades, considera que la asignación presupuestaria en este rubro debe ajustarse a lo dispuesto por la Convención Colectiva, pero complementado con medidas que contribuyan a superar las desigualdades internas, sobre las cuales la Rectoría ha realizado estudios que han sido publicados parcialmente por el Semanario Universidad.

8. La Rectoría, en su afán de salvaguardar la sostenibilidad institucional, la calidad de los salarios y el bienestar de la comunidad universitaria, y seguir cumpliendo con su misión en la docencia, investigación y acción social, mantiene su compromiso con la Universidad de Costa Rica y el pueblo costarricense de tomar decisiones responsables y las más beneficiosas para la población universitaria y la sociedad en general.

(*) Dr. Henning Jensen Pennington. Rector de la Universidad de Costa Rica

 

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias