martes 28, junio 2022
spot_img

Renuncia de McCarthy dispara los rumores sobre la sucesión en Congreso EEUU

Washington, 8 oct (EFE).- La renuncia hoy del legislador republicano Kevin McCarthy a postularse como sucesor de John Boehner en la Presidencia de la Cámara de Representantes de EEUU ha hecho que se disparen los rumores y empiezan a sonar nombres como Paul Ryan, Newt Gingrich y hasta Mitt Romney.

McCarthy, que partía como favorito para suceder a Boehner, se retiró hoy de la contienda por sorpresa y sumió en el caos al partido, profundamente dividido y bajo constante presión de su ala ultraconservadora.

Con McCarthy fuera de la carrera, siguen compitiendo de manera oficial por el puesto de Boehner los representantes por Utah Jason Chaffetz y por Florida Daniel Webster, éste último con el apoyo declarado del Tea Party, pero su potencial liderazgo genera dudas entre el resto de legisladores.

En las últimas horas, y con el Partido Republicano sumido en el caos tras la renuncia de su favorito, ha empezado a sonar con fuerza el nombre de uno de los congresistas más bien valorados entre los conservadores, el excandidato a vicepresidente y legislador por Wisconsin Paul Ryan.

Varios de sus colegas se han referido a su hipotética candidatura en términos favorables y, según «The Washington Post», Boehner se ha reunido con él hasta dos veces esta tarde para tratar de convencerle de que es el único que puede poner paz entre las distintas facciones del partido.

Sin embargo, Ryan siempre ha negado tener intención de presentarse para suceder a Boehner, y sólo veinte minutos después de que McCarthy anunciase su retirada, emitió un comunicado en el que, explícitamente, dijo: «No seré candidato».

Pese a su negativa, Boehner, varios otros congresistas republicanos y medios conservadores siguen insistiéndole, al verlo como un perfil a medio camino entre el «aparato» del partido y las posiciones del Tea Party en materia fiscal y otras cuestiones.

Tal es la confusión que reina en estos momentos en el Partido Republicano que muchos se han encargado de recordar que el presidente de la Cámara de Representantes (el segundo en la línea sucesoria a la Presidencia, sólo por detrás del vicepresidente) no tiene que ser necesariamente un congresista.

Este hecho abriría las puertas a candidatos extraparlamentarios como Newt Gingrich, peso pesado del Partido Republicano en la década de los 90, cuando sí era congresista y cuando ya ejerció de presidente de la Cámara de Representantes entre 1995 y 1999.

Gingrich, actualmente retirado de la política, también fue candidato a la nominación republicana para la Presidencia en las elecciones de 2012, y algunas voces dentro del partido le han propuesto como alternativa para solucionar esta crisis.

El propio Gingrich ha confirmado los rumores al asegurar que consideraría acceder al puesto si se lo pidiesen los congresistas y comparó su situación con la del general revolucionario y primer presidente de EEUU, George Washington, quien «tuvo que abandonar su retiro porque hay momentos que no puedes evitar».

Para añadir todavía mayor exotismo a la situación, han empezado a circular a última hora del jueves informaciones en Twitter y en la prensa estadounidense sobre una posible oferta por parte de los republicanos al excandidato presidencial y exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, también retirado de la política.

Además, han anunciado públicamente que se están planteando presentarse los congresistas Lynn Westmoreland (Georgia), Mike Conaway (Texas) y Bill Flores (Texas). EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias