jueves 9, diciembre 2021
spot_img

EE.UU. denuncia un auge del antisemitismo en Europa y ataques religiosos del EI

Washington, 14 oct (EFE).- Estados Unidos denunció que el antisemitismo aumentó considerablemente en Europa occidental durante 2014 e identificó las acciones de grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI) y Boko Haram contra colectivos religiosos como la tendencia más preocupante respecto a la libertad de culto.

Esos son dos de los fenómenos destacados en el informe anual sobre la libertad religiosa en el mundo del Departamento de Estado de EE.UU., publicado hoy y relativo a 2014.

«Las minorías religiosas deberían tener los mismos derechos que las mayorías religiosas», dijo el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en la presentación del informe.

El documento destaca que, durante el verano de 2014, «Francia y Alemania vivieron una ola de sentimientos contra Israel que cruzaron la línea hacia el antisemitismo».

«El auge del antisemitismo en Europa occidental durante 2014 hizo que muchos se plantearan la viabilidad de las comunidades judías en esos países», señala el informe.

Aunque la mayoría de los incidentes fueron «discursos de incitación al odio» y la profanación de instituciones o monumentos, otros fueron «violentos», como el atentado al Museo Judío de Bruselas en mayo de 2014, donde murieron cuatro personas.

El encargado del Departamento de Estado para libertad religiosa, David Saperstein, alertó hoy también de cierto sentimiento antimusulmán en parte de Europa, y urgió a los Gobiernos europeos a no discriminar a los refugiados que están llegando al continente «en función de su fe musulmana», en declaraciones a periodistas.

En el caso de España, el informe indica que el año pasado «siguieron apareciendo declaraciones antisemitas y antimusulmanas en las redes sociales y discursos públicos», y «los musulmanes afrontaron resistencia comunitaria para construir o ampliar lugares de culto».

El informe destaca el aumento de actores no gubernamentales que atacan libertades religiosas, que «cometieron algunos de los abusos de derechos humanos más abyectos» el año pasado.

En Irak y Siria, el EI «trató de eliminar a los miembros de cualquier grupo al que considerara desviado de su propia violenta y destructiva interpretación del Islam», provocando «el desplazamiento forzado de cientos de miles de personas y perpetrando ejecuciones masivas», según el informe.

Ese escenario se vio agravado por el líder sirio, Bachar Al Asad, que, según EE.UU., «promovió una narrativa sectaria» en Siria y no actuó para «detener los ataques del EI contra grupos religiosos».

En la cuenca del lago Chad, que comprende regiones de Nigeria, Camerún, Chad y Níger, el grupo yihadista nigeriano Boko Haram «persiguió deliberadamente a cristianos y a los musulmanes que denunciaron o se opusieron a su ideología radical».

Estados Unidos destaca el secuestro en abril de 2014 de más de 200 niñas «en su mayoría cristianas» en Chibok (Nigeria), a las que «vendió a la esclavitud y convirtió forzosamente al Islam».

El informe condena también la aplicación de leyes sobre blasfemia y apostasía en Pakistán, Sudán y Arabia Saudí; y la «ejecución, detención, acoso y discriminación» de minorías religiosas en Irán.

También denuncia la «represión de iglesias cristianas» y las restricciones a musulmanes uigures y budistas tibetanos en China, además de la «limitación de la libertad de expresión relativa a la religión» en la India. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias