jueves 9, diciembre 2021
spot_img

Pronostican cambios en cifras macroeconómicas e impacto del déficit fiscal

San José, 17 Oct (ODI/UCR).- Especialistas del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas consideran que el último trimestre del año 2015 concluirá con un crecimiento de la economía entre un 2 y 3 puntos, con una inflación que oscila entre -0,4 y 0,1 y una tasa básica pasiva, que se mantiene como en los últimos seis meses, entre 6,3 y 6,8%.

Estas cifras macroeconómicas que revelan un lento crecimiento a pesar de las bajas tasa de interés, menores niveles de inflación y un tipo de cambio estable, es muy probable que cambien el próximo año.

El director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas M.Sc. Max Soto Jiménez manifestó durante la presentación del pronóstico de la economía nacional para fin de año, que Costa Rica cuenta con un contexto internacional favorable y que internamente se vislumbra una reversión de la tendencia hacia un mayor dinamismo de la economía.

Al respecto comentó que “la desaceleración de China no ha afectado el crecimiento de los Estados Unidos, que es el que más impacta el de Costa Rica”, pero también, añadió Soto, ha afectado el costo de las materias primas del petróleo, que favorece en términos de intercambio con nuestro país.

Asimismo, el economista Soto Jiménez considera que el desequilibrio fiscal de la nación provocará un impacto en el 2016, y que le preocupa la devaluación generalizada de todos los socios comerciales de Costa Rica, tanto en América del Sur y Asia porque, afirmó que esto afecta la competitividad del país.

Por su parte, el economista Rudof Lücke Bolaños encargado de elaborar el pronóstico económico en forma trimestral explicó que la inflación bajó a cifras negativas (-0,4) debido a la relación que esta guarda con la nueva canasta de bienes y servicios que rige a partir del mes de junio del presente año, a la estabilidad en el tipo de cambio y a los precios en los combustibles.

Detalló que la nueva canasta básica muestra una baja en los precios en los servicios de agua, electricidad, diesel y teléfonos celulares. De acuerdo con la nueva encuesta de consumo, los costarricenses invierten cada vez más en estos bienes y servicios, por lo tanto a partir de junio la inflación se muestra tan baja.

Otro aspecto que interviene es la disminución de las tasas de interés, la liquidez de los bancos y la renuencia de los consumidores a adquirir préstamos a pesar de la oferta. Esto presiona menos los precios, producto de la escasa demanda de bienes y servicios.

Lücke también analizó, la disminución del impacto de la salida de Intel en las exportaciones de tecnología y el papel que aún juegan los eurobonos para la economía del país.

En menos de dos años la exportaciones del sector electrónica, al que pertenecía Intel, disminuyeron considerablemente. Pasaron de representar el 28,3% del total de exportaciones al 12%. El descenso fue de 2100 millones de dólares.

Agregó que tanto las exportaciones como las importaciones han disminuido en el último año, así como la factura petrolera, lo cual ha tenido un menor impacto en la balanza de pagos.

El economista subrayó que aunque no hay mejoría en ingresos nacionales, el ritmo en el crecimiento de los gasto del gobierno ha disminuido en el último año.

Para obtener más información del Pronóstico del desempeño de la economía costarricense puede ver el informe completo en este enlace .

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias