domingo 28, noviembre 2021
spot_img

Audiencia a expresidente salvadoreño acusado de corrupción continuará este viernes

San Salvador, 5 nov (EFE).- El expresidente salvadoreño Francisco Flores (1999-2004) afrontará este viernes el segundo día de audiencia preliminar en su contra, en la que el juez determinará si va a juicio para responder por delitos de corrupción que cometió al supuestamente desviar y apropiarse de donativos públicos de Taiwán.

La audiencia contra Flores, acusado por la Fiscalía salvadoreña de peculado y enriquecimiento ilícito en el manejo de 15 millones de dólares (13,5 millones de euros), recibidos como una ayuda de Taiwán a su Gobierno para obras de reconstrucción después de dos terremotos que asolaron el país en 2001, comenzó este jueves.

Tras 13 horas de alegatos de las partes, el juez del caso, Miguel Ángel García Argüello, decidió continuar mañana con el proceso, a partir de las 8.00 hora local (14.00 GMT), ya que en la sesión de hoy no finalizaron las exposiciones de las partes.

Según el fiscal Julio Zamora, dos donaciones que sumaban 5 millones de dólares entregadas a Flores por Taiwán en 2002 «nunca ingresaron a los fondos públicos» y otros cuatro montos equivalentes a 10 millones fueron desviados hacía una cuenta bancaria en Costa Rica y otra en El Salvador.

La cuenta de El Salvador a la que fue parte del dinero pertenecía al partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), hoy en la oposición.

Por su parte, la abogada querellante Berta de León solicitó al juez Miguel Ángel García Argüello, encargado de la causa, que el exjefe de Estado también sea juzgado por el delito de lavado de dinero y acusó a la Fiscalía de omitir la investigación por este delito.

De igual forma, el querellante René Landaverde pidió al juez que se inicie una acusación penal contra la «representación fiscal» por la omisión de investigar el supuesto lavado de dinero.

Además solicitó que Flores responda «civilmente» al Estado por el dinero desviado, que era de «propiedad pública».

La parte querellante también solicitó que el acusado sea enviado a prisión provisional porque «existe un peligro latente de fuga».

No obstante, la Fiscalía había solicitado previamente que Flores se mantenga bajo arresto domiciliario.

La defensa basó su exposición en la inexistencia del delito de lavado de dinero y en la «posible ilegitimidad» de la querella.

«Cada una de las acciones que le han venido imputando al señor Flores no tienen ningún elemento probatorio, más que la simple especulación», dijo el abogado defensor Édgar Morales Joya.

Al cierre de la exposición de la Fiscalía y querella, el defensor Morales Joya solicitó atención médica para Flores ya que este «padece trombosis y debe ser reconocido por un doctor tras tantas horas sentado».

El juez, quien pidió a Flores que le explicase con precisión su dolencia, autorizó que el doctor fuese llamado tras escuchar la respuesta del imputado, quien aseguró que corría riesgo de sufrir «una obstrucción venosa», al permanecer inmóvil durante «mucho tiempo».

Pese a la autorización del juez, no fue posible que el doctor particular de Flores acudiese al juzgado, ya que al ser contactado por la defensa, explicó que se encuentra en San Miguel (este), a 138 kilómetros de la capital, donde se celebra la audiencia.

El exmandatario rechazó la asistencia de otro facultativo y optó por desplazarse a una sala anexa dentro del mismo juzgado, para realizar ejercicios que impidieran que sufriera una obstrucción venosa y se ponía de pie cada cierto tiempo durante la audiencia.

El imputado llegó al juzgado poco antes de las 8.00 hora local (14.00 GMT), escoltado por un fuerte dispositivo policial y se negó a comparecer ante la prensa.

Flores es el primer presidente de la historia reciente de El Salvador en ser procesado. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias