lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Beckenbauer recibe respaldo del Bayern y colaborará con investigación

Múnich, 11 nov (dpa) – El legendario exfutbolista alemán Franz Beckenbauer colaborará con las investigaciones sobre la supuesta compra de votos de la candidatura de Alemania para el Mundial de 2006, anunciaron sus representantes.

«Franz Beckenbauer está a disposición de los organismos responsables de la investigación, pero no comentará nada en público», señaló la empresa que representa al que fuera jefe de la candidatura y después máximo responsable del comité organizador del Mundial 2006.

El «padre» del fútbol alemán recibió además el apoyo del Bayern Múnich, club del que es presidente de honor, en uno de los momentos más bajos de su carrera.

«Cuando un amigo atraviesa una etapa difícil hay que ayudarlo», dijo el presidente de la junta directiva del club, Karl-Heinz Rummenigge.

«Entiendo que la DFB (Federación Alemana de Fútbol) debe tener el mayor interés en esclarecer todo el asunto. Pero quisiera más consideración hacia la persona de Franz Beckenbauer porque creo que la DFB tiene mucho que agradecerle».

Rummenigge llamó al fútbol germano a «pensar en los distintos mundiales que ganó Franz Beckenbauer y al torneo que se pudo organizar gracias a él».

Beckenbauer fue campeón mundial como jugador en 1974 y conquistó el máximo trofeo como técnico en 1990. Asimismo encabezó el comité organizador del Mundial de Alemania 2006.

La federación había llamado en varias oportunidades a Beckenbauer a cooperar de forma más activa en el esclarecimiento de la presunta corrupción en torno a la elección de Alemania como sede mundialista de 2006.

La entidad corroboró el martes que cuatro días antes de que Alemania ganara la votación en el año 2000, Beckenbauer firmó un acuerdo con el entonces vicepresidente de la FIFA Jack Warner por el que le aseguraba ciertas ventajas económicas.

Warner, que fue suspendido recientemente de por vida por la FIFA por corrupción, negó hoy haber tenido contactos con Beckenbauer.

«No me puse de acuerdo con nadie del comité de organización del Mundial de 2006», dijo el antiguo directivo del fútbol mundial a la cadena de televisión alemana «Sport1».

«Ya he dicho mil veces que no quiero volver a hablar de mis tiempos en la FIFA», aseguró antes de añadir: «Además, no quiero participar en el circo mediático internacional que me humilla y me calumnia».

En declaraciones al diario alemán «Bild», Warner agregó: «Mi historia es mi historia y me niego a ser una parte de la masa que hiere y causa dolor a la gente que un día llamé amigos».

Beckenbauer, por su parte, no se ha pronunciado hasta el momento sobre el documento hallado en el marco de las investigaciones encargadas por la DFB a un bufete jurídico internacional. El «Káiser» hasta ahora negó que se hubieran comprado votos para conseguir la organización del torneo.

Mientras tanto, hoy se conoció que la sede de la Federación de Fútbol de Malta (MFA) fue registrada por la Policía en conexión con el escándalo de Alemania 2006.

El dominical británico «The Mail on Sunday» señaló en su penúltima edición que tiene pruebas de que un lucrativo acuerdo de televisión fue sellado en el año 2000 entre Beckenbauer y el entonces presidente de la federación de Malta, Joe Mifsud.

El acuerdo era sobre derechos de televisión de un partido amistoso entre el Bayern Múnich y Malta en el año 2001. La federación maltesa habría recibido 250 mil dólares por la disputa del encuentro, jugado semanas antes de que Alemania se llevara la sede del Mundial derrotando en la última votación a Sudáfrica por 12-11, con el apoyo, entre otros, de Mifsud, que entonces ocupaba un asiento en el comité ejecutivo de la FIFA.

Rummenigge negó categóricamente que el club haya disputado partidos en condiciones económicas desfavorables en países representados en el comité ejecutivo de la FIFA.

Beckenbauer lleva tres semanas en el punto de mira, desde que «Der Spiegel» destapara un escándalo que ya se cobró a su primera víctima, Wolfgang Niersbach, que renunció el lunes a la presidencia de la DFB.

«La profunda caída de Beckenbauer», tituló hoy «Bild», donde el legendario exfutbolista tiene una columna semanal.

Alfred Draxler, director del periódico deportivo «Sport Bild», pidió disculpas públicas a «Der Spiegel», al que le había echado en cara estar armando una campaña contra el «Káiser».

«Nunca me lo hubiera imaginado. Siempre creí que Alemania había conseguido la sede del Mundial de manera limpia», señaló Draxler, quien se preciaba de ser amigo de Beckenbauer. «Le debo a la revista ‘Der Spiegel’ y a su director Klaus Brinkbäumer una palabra: ¡Perdón!».

El propio «Der Spiegel» dedica en su página web un extenso artículo titulado «El ocaso del Kaiser» en el que afirma que el fútbol alemán está bajando del pedestal a su gran referente.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias