martes 7, febrero 2023
spot_img

Brasil: El proceso para destituir a la Presidenta Dilma Rousseff

Brasilia, 7 Dic (EBC.COM).- El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, decidió el miércoles (2) autorizar la apertura del proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff. Así se inicia el trámite que puede extenderse hasta el próximo año e incluye recopilación de pruebas, interrogación a testigos y votación en el pleno.

El llamado impeachment es la destitución del cargo de Presidente de la República o de alta autoridad del Poder Ejecutivo por delito de responsabilidad. Está regulado por la Ley 1079/50. La Cámara de Diputados es la que autoriza abrir el proceso, pero el juicio lo realiza el Senado, excepcionalmente bajo el mando del presidente del Supremo Tribunal Federal, la Corte Suprema de Brasil.

Denuncia

Por ley, cualquier ciudadano puede denunciar al presidente de la República por delito de responsabilidad. La queja debe presentarse a la Cámara de Diputados y los testigos del proceso deben prestar declaración. Recibida la denuncia, se la envía a una comisión especial elegida, que cuenta con la participación de representantes de todos los partidos, según sus proporciones.

La comisión se reúne dentro de 48 horas y, luego de elegir a su presidente y a su relator, emite un dictamen, en el plazo de diez días, sobre la posibilidad de que se juzgue la denuncia. Dentro de ese periodo, la comisión puede adoptar las medidas que considere necesarias para aclarar la queja.

Votación

El dictamen de la comisión especial es leído en la sesión de la Cámara de Diputados, publicado integralmente en el Diario del Congreso Nacional, entregado a cada parlamentario, junto a la denuncia, y queda disponible a cualquier persona.

En 48 horas después de su publicación, el dictamen se incluye como prioridad absoluta en la agenda de la Cámara de Diputados, para que sea discutido en una sola sesión. Cinco representantes de cada partido pueden hablar, por una hora, acerca del dictamen. El ponente de la comisión especial puede responder a cada uno.

El dictamen se somete, entonces, a la votación nominal. Si no se considera procedente la denuncia, se la archiva. De lo contrario, el proceso continúa y el presidente tiene 20 días para oponerse y presentar pruebas que apoyen su defensa.

Análisis

Transcurrido el plazo, con o sin la defensa, la comisión especial toma testimonios de testigos de ambas partes y puede escuchar tanto al demandante como al denunciado. También puede hacer interrogaciones y confrontaciones. El presidente de la República denunciado podrá asistir a todas las sesiones en persona o enviar a un representante.

La comisión tiene diez días después del final de las sesiones para entregar un nuevo dictamen sobre la procedencia o no de la denuncia.

El nuevo dictamen también es publicado e incluido en el orden del día de la sesión plenaria siguiente, para ser sometido a dos discusiones con un intervalo de 48 horas entre una y otra. Cada representante de partido puede hablar una sola

Brasília - A presidente Dilma Rousseff manifesta indignação com a aceitação do pedido de impeachment, pelo presidente da Câmara, Eduardo Cunha ( (Wilson Dias/Agência Brasil)
Brasília – En un discurso en el palacio presidencial, Dilma Rousseff expresó su indignación por la aceptación del pedido de juicio político.

vez y por hasta una hora. Entonces, el dictamen se somete a votación nominal. Para que siga el juicio político, dos tercios (342) de los 513 diputados deben votar a favor.

Acusación

Si se considera procedente la denuncia, la Cámara de Diputados decreta la acusación y el Presidente de la República es inmediatamente notificado por la Mesa Directiva. Los diputados eligen entonces a una comisión de tres miembros para supervisar el juicio del acusado.

Decretada la acusación, el presidente de la República queda suspendido de la función y tiene su salario reducido a la mitad hasta la sentencia definitiva. Le sustituye el vicepresidente.

Senado

El siguiente paso es el Senado Federal, que tiene 180 días para deliberación, bajo el mando del presidente de la Corte Suprema. Si dos tercios de los senadores votan por la destitución, el presidente de la República pierde el mandato y el vicepresidente toma posesión.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias