lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Corea del Norte: signos de modernización a pesar del estancamiento político

Seúl, 11 dic (EFE).- El régimen norcoreano de Kim Jong-un ha dado signos de modernización en 2015 con nuevos centros comerciales, barrios residenciales de lujo y un aeropuerto de primer nivel en Pyongyang, a pesar de que en el ámbito político sigue aislado y anclado en el círculo vicioso de conflicto y distensión.

Corea del Norte celebró el 13 de octubre el 70 aniversario del Partido de los Trabajadores con un gran desfile militar, una efeméride que atrajo una fuerte atención internacional y sirvió al país para mostrar las grandes inversiones en infraestructuras de este país en constante crisis económica.

El aeropuerto de entrada a la capital, antes un viejo y modesto edificio con dos pequeñas y destartaladas tiendas de «souvenirs», se convirtió en julio en la versión reducida de un aeródromo internacional de primer nivel con la inauguración de una nueva terminal de moderno diseño y equipada con pantallas LED, comercios, restaurantes y otros servicios.

Las rutas aéreas internacionales de la principal aerolínea del país, Air Koryo, sin embargo siguen siendo limitadas, con vuelos principalmente a China y Rusia, mientras que la otra compañía que opera en el aeropuerto norcoreano, Air China, solo ofrece vuelos a Pekín.

La nueva terminal aérea es solo uno de los grandes proyectos finalizados en 2015 en Pyongyang, una ciudad de unos 2,5 millones de habitantes que según expertos y visitantes asiduos se ha transformado en el último año como no lo había hecho nunca antes.

Kim Jong-un inauguró en octubre en pleno centro de la ciudad la Avenida de Científicos Mirae, con dos rascacielos de 53 pisos, dos torres de más de 40 y apartamentos para miles de familias, además de 150 tiendas de alimentación, espacios deportivos y parques, en un proyecto completado en solo 18 meses.

El mismo mes el dictador de 32 años abrió en el islote de Ssuk del río Taedong, que divide en dos Pyongyang, el Complejo de Ciencia y Tecnología, un espacio de 100.000 metros cuadrados con ordenadores táctiles, salones de ciencias aplicadas, una sala de simulación de terremotos y un laboratorio científico virtual, entre otras instalaciones.

Mientras, entre las pequeñas y escasas tiendas ha aparecido pequeños centros comerciales modernos, se han renovado hoteles como el Seosan al oeste de la capital y las calles otrora vacías muestran una afluencia mayor de tráfico, hasta el punto de generar atascos en las horas punta.

Los expertos coinciden en que el artífice del cambio es el joven dictador de 32 años, que se ha propuesto modernizar el aspecto de la capital sin renunciar, eso sí, a la vieja estrategia política de los Kim (su abuelo Kim Il-sung fundó el país en 1948) de priorizar el sector militar y mantenerse en pie de guerra frente a sus principales enemigos: Corea del Sur y EEUU.

Así, tras las habituales amenazas del régimen a los dos aliados por sus ejercicios militares anuales de primavera, en agosto estalló la tensión cuando Seúl y Pyongyang protagonizaron una escalada de hostilidades en la frontera que estuvo cerca de generar un conflicto armado.

Las amenazas de guerra dieron paso, sin embargo, a promesas de reconciliación y de paz duradera en la histórica reunión bilateral de alto nivel del 25 de agosto que marcó el punto de inflexión entre tensión y distensión, la misma dinámica que lleva repitiéndose durante años en la conflictiva península coreana.

Este año Corea del Norte también lanzó un nuevo desafío a la comunidad internacional al anunciar en septiembre que estaba a punto de enviar un satélite al espacio, una operación que le podría generar sanciones de la ONU al considerarse un ensayo encubierto de misiles.

Asimismo, anunció que va a operar de nuevo el reactor nuclear de Yongbyon, considerado la principal fuente de plutonio para abastecer a su programa de desarrollo de armas nucleares.

En todo caso, de momento Kim Jong-un no ha lanzado el satélite ni tampoco a llevado a cabo su cuarta prueba nuclear, mientras la comunidad internacional observa con preocupación los aparentes avances en armas convencionales y atómicas del militarizado régimen. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias