domingo 5, febrero 2023
spot_img

Cortocircuito entre Argentina y Venezuela por opositores encarcelados

Asunción/Buenos Aires, 21 dic (dpa) – Las relaciones entre Argentina y Venezuela alcanzaron un punto de tensión en la Cumbre del Mercosur en Asunción tras el pedido del presidente Mauricio Macri a Caracas para que libere a los dirigentes opositores encarcelados, que recibió una fuerte respuesta de la canciller Delcy Rodríguez.

Once días después de asumir su Gobierno, Macri abrió un frente de conflicto con Venezuela, lejos de los lazos estratégicos que tejieron entre Buenos Aires y Caracas sus antecesores Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), primero con Hugo Chávez y luego con Nicolás Maduro.

El exalcalde de Buenos Aires y líder del partido de centroderecha PRO mantuvo su compromiso de campaña de reclamar a Venezuela la liberación del líder opositor Leopoldo López y otros dirigentes, aunque evitó solicitar que se aplique contra Venezuela la cláusula democrática del Mercosur como había advertido durante su candidatura.

Al hablar ante la 49 Cumbre Presidencial del Mercosur, Macri celebró la realización de las elecciones legislativas recientes en Venezuela, que calificó como «un paso adelante».

«Así como quiero pedir prudencia a la oposición venezolana tras los comicios, también quisiera pedirles a los Estados parte y en especial al Gobierno de Venezuela que trabajemos incansablemente para consolidar una verdadera cultura democrática en la región, una democracia que incluya a todos», subrayó.

«Pido por la pronta liberación de los presos políticos en Venezuela», urgió el presidente argentino, quien consideró que «no puede haber lugar a la persecución ideológica o por pensar distinto».

La canciller de Venezuela, que representó a su país en la cumbre ante la ausencia del presidente Nicolás Maduro, acusó a Macri ante el pleno del Mercosur de «injerencismo sobre los asuntos de Venezuela» y de haber beneficiado, a poco de asumir funciones en su país, a exrepresores y dictadores de la última dictadura militar (1976-1983).

«Si vamos a hablar de derechos humanos de forma pacífica como pidió Macri tenemos que hacerlo sin doble moral. No podemos defender a los violentos y criminalizar las protestas sociales», advirtió la ministra venezolana. «No existe país con tantos programas como Venezuela, somos modelo en el mundo de los derechos humanos», afirmó.

Macri no respondió a las acusaciones de Rodríguez durante la cumbre y fue su canciller, Susana Malcorra, la encargada del descargo.

Malcorra afirmó que la canciller venezolana respondió con «información errónea» sobre los supuestos beneficios a exrepresores de la dictadura.

«La realidad es que esto no es así, definitivamente se niega todo lo que ha dicho con respecto a decretos que atentan contra la libertad y los derechos humanos: no es así y el presidente decidió que no es necesaria una respuesta», subrayó la ministra en declaraciones a medios argentinos.

Malcorra señaló que «la canciller reaccionó de manera muy fuerte. Está en su derecho, la única cosa es que reaccionó en función de información que no es correcta».

«El presidente escuchó con preocupación por la desinformación del contenido de la respuesta. El presidente escucha a todos y sigue adelante», aseveró.

La canciller argentina destacó por otro lado que la cumbre del Mercosur aprobó una declaración «que alienta el establecimiento de un grupo de trabajo para fijar un mecanismo de revisión de los derechos humanos en la región».

La declaración remarca asimismo «la cuestión de los derechos humanos como un elemento esencial de nuestra interrelación en todos sus aspectos», subrayó la ministra.

La canciller de Venezuela, que representó a su país ante la ausencia del presidente Nicolás Maduro, desafió en tanto a generar un «debate serio» sobre los derechos humanos.

«Un debate que nos encontrará en primera fila. Propusimos acá que se acepte el acceso gratuito a la educación, a la salud, a la vivienda, a la alimentación, a la libertad de expresión de los pueblos y no de las empresas, como derechos humanos fundamentales», agregó la ministra venezolana.

El documento sobre derechos humanos que emitió hoy el Mercosur «alienta a la Reunión de Altas Autoridades en Derechos Humanos del MERCOSUR (RAADDHH), a elaborar y elevar al próximo Consejo del Mercado Común (CMC), los términos de referencia de un grupo de seguimiento sobre los derechos humanos en el MERCOSUR».

Sus países miembro, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, «reafirman su compromiso con la vigencia del sistema democrático y del Estado de Derecho partiendo del valor supremo de la promoción y protección de los derechos humanos», sostiene el documento.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias