domingo 29, enero 2023
spot_img

Argentina: Exfuncionarios condenados a cárcel por tragedia de tren

Por Cecilia Caminos (dpa), Buenos Aires, 29 dic (dpa) – Dos exsecretarios de Transporte argentinos fueron condenados a prisión en el juicio por el choque en 2012 de un tren contra el andén de la terminal ferroviaria del barrio de Once de Buenos Aires, que dejó un saldo de 51 muertos y 789 heridos.

Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, que lideraron la Secretaría de Transporte durante parte de los gobiernos kirchneristas, fueron condenados a ocho y seis años de cárcel, respectivamente, por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y estrago culposo agravado, determinó el Tribunal Oral Federal Nro. 2 en la capital argentina.

Ambos fueron inhabilitados de forma perpetua para ejercer cargos públicos.

El empresario de Trenes de Buenos Aires (TBA) Claudio Cirigliano, que tenía la concesión de la línea ferroviaria Sarmiento que colisionó, recibió una pena de nueve años de prisión, mientras que su hermano Roque Cirigliano fue condenado a cinco años de cárcel.

El conductor del tren siniestrado, Marco Antonio Córdoba, fue sentenciado a tres años y seis meses de prisión. También fueron condenados otros 16 acusados.

El Tribunal Oral Federal solicitó en tanto que se investigue si el exministro de Planificación Federal kirchnerista Julio De Vido tuvo responsabilidad en la tragedia ferroviaria. Tanto Jaime como Schiavi dependían de De Vido en el gabinete nacional.

Los condenados no irán a prisión hasta que el fallo del tribunal quede firme.

Jaime, de 60 años, ejerció como secretario de Transporte durante todo el gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y durante los primeros dos años de gestión de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015). Enfrenta numerosas causas judiciales y ya fue condenado por el ocultamiento de pruebas y por haber recibido dádivas.

Su sucesor en la cartera de Transporte fue Schiavi, quien renunció al cargo pocos días después de la tragedia ferroviaria.

El 22 de febrero de 2012 una formación del tren suburbano de la línea Sarmiento no logró frenar al llegar a la terminal del barrio de Once y se estrelló contra los paragolpes de contención de la cabecera del andén. Los tres primeros vagones se incrustaron uno dentro del otro. Murieron 51 personas, una de ellas una mujer embarazada, y otras 789 sufrieron heridas.

Los familiares de las víctimas denunciaron que el choque fue consecuencia del mal estado de los trenes, la falta de medidas de seguridad y de control del Estado, que destina millonarios subsidios al sistema ferroviario.

La tragedia ferroviaria de Once forzó un cambio en la política de transporte del gobierno de Fernández de Kirchner. Se nacionalizó la mayoría de las líneas de trenes que recorren el país y se inició una renovación de vagones, vías y sistemas.

«Los políticos corruptos saben que desde ahora van a tener sentencia condenatoria», afirmó hoy Paolo Menghini, padre de una las víctimas del accidente. Menghini y otros familiares de las personas fallecidas en la tragedia asistieron a la lectura del fallo judicial en los tribunales del barrio porteño de Retiro. Saludaron entre lágrimas y aplausos la resolución judicial.

Menghini afirmó que «no hay nada que festejar porque es un fallo por la muerte de 51 inocentes». «Los corruptos condenados los llevaron a la muerte, pero se celebra la solidaridad, la lucha, levantar la verdad, la unidad y bajar las banderas partidarias por un país sin corruptos sueltos», declaró a la prensa al salir de los tribunales.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias