sábado 20, agosto 2022
spot_img

Comisionados centroamericanos piden a EE.UU. respeto a derechos de migrantes

Tegucigalpa, 15 ene (EFE).- Los comisionados de los Derechos Humanos de Honduras, El Salvador y Guatemala expresaron su preocupación por las capturas de centenares de migrantes realizadas por Estados Unidos y pidieron al país norteamericano que respete los derechos de estas personas.

En una declaración conjunta divulgada en Tegucigalpa, los comisionados centroamericanos exhortaron a Estados Unidos a «respetar el debido proceso y los derechos humanos de los inmigrantes».

Organizaciones defensoras de los inmigrantes llevan semanas protestando en contra de la campaña de redadas masivas desvelada por el diario «The Washington Post» para deportar a miles de familias de inmigrantes centroamericanos indocumentados.

Los defensores de Honduras (Roberto Herrera), El Salvador (David Morales) y Guatemala (Jorge Eduardo de León) consideran que las medidas realizadas por Estados Unidos pueden «afectar los derechos humanos» de los migrantes y sus familias.

Las detenciones y deportaciones masivas de centroamericanos pueden «atentar» contra los derechos humanos de los migrantes reconocidos en los diferentes instrumentos internacionales de protección de esos derechos, indicaron los comisionados.

También hicieron un llamado «respetuoso» a las autoridades migratorias de EE.UU. para que «se garantice el debido proceso y se respete el interés superior» de los menores, en caso de que vayan a ser deportados.

Los defensores instaron a EE.UU. a evitar la detención de personas que aún no cuentan con una orden final de deportación emitida por un juez y de aquellas que están en «situación de indefensión, especialmente mujeres y niños» que no han comparecido en los tribunales ante la falta de asistencia legal independiente.

Los comisionados de Derechos Humanos también solicitaron a las autoridades estadounidenses que «respeten» los principios de garantía de los derechos humanos que velan por el «respeto a la unidad familiar y a las necesidades de protección internacional de las familias».

Además solicitaron un «trato digno» para los migrantes centroamericanos, especialmente mujeres y menores de edad, que viven en el país norteamericano.

Los defensores demandaron que «no se afecte a los centroamericanos que han migrado a causa de amenazas a su vida, integridad y seguridad por parte de la violencia delictiva y crimen organizado que aqueja a los países de origen, pues su deportación podría poner en grave riesgo sus vidas».

Además pidieron que el tema no sea abordado como un problema de seguridad nacional, ya que eso provoca «políticas migratorias que tienden a criminalizar» a los migrantes en los países de tránsito y destino, así como violaciones de sus derechos humanos.

Lo anterior, subrayan los comisionados, no genera «resultados efectivos» para prevenir y disminuir la migración irregular hacia Estados Unidos.

Los comisionados de Derechos Humanos también abogaron porque EE.UU. apruebe una «reforma migratoria integral», hasta ahora postergada, que contribuya a encontrar «una solución estructural» de esta problemática.

Asimismo, que se fortalezca la asistencia y protección consular a los migrantes centroamericanos, y se intensifiquen «esfuerzos y recursos para favorecer mejores condiciones de vida y de seguridad humana en las comunidades de origen», enfatiza la declaración conjunta. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias