domingo 27, noviembre 2022
spot_img

Asamblea mantiene en secreto nuevo diseño de edificio

El Directorio Legislativo aprobó el 13 de octubre de 2015 un segundo anteproyecto del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa. Inexplicablemente, al contrario de la publicidad que se le dio al primer anteproyecto escogido en un concurso público, en esta ocasión no se ha dado a conocer cómo luciría el inmueble. Se debe recordar que el diseño seleccionado en dicho concurso tuvo que ser desechado por el Directorio Legislativo que presidió el diputado Henry Mora, debido al rechazo del Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura y al aumento exorbitante de los costos planeados originalmente.

En abril del 2015 se anunció que se iba a realizar una readecuación del anteproyecto original, el cual tenía 170 m de largo sostenido en dos patas y se construiría encima de los edificios patrimoniales de la Asamblea. El Director Ejecutivo Antonio Ayales, dijo “Yo voy a llevar al Directorio un borrador de acuerdo para solicitarle al Banco que entre en conversación con el arquitecto, para que modifique el diseño, es como quitarle las patas a ese edificio y sentarlo en el Lahm” crhoy.com 21 03 1015.

No obstante ha habido contradicciones, ya que el Directorio aprobó la ampliación del contrato para esa readecuación, pagando las tarifas profesionales de arquitectura e ingeniería que corresponden a un proyecto completamente nuevo (8.5% del costo estimado de la obra) acta 057 27 04 2015. Eso significa que no se trata de una readecuación, sino de la adjudicación directa al mismo contratista de un nuevo anteproyecto sin concurso o licitación, lo cual nos parece a algunos ciudadanos, una burla a las leyes de contratación administrativa y a los otros mas de veinte profesionales que concursaron.

¿Podría ser esta la razón por la que han guardado tan celosamente el segundo anteproyecto en secreto? La ciudadanía se daría cuenta de que se trata de otro anteproyecto totalmente diferente. Para ampliar un contrato la Ley de Contratación Administrativa establece un límite de 50%, pero el Directorio aprobó ampliarlo en un 255%. El nuevo contrato fue por ¢2.703 millones, al que habría que sumarle ¢1.091 millones del proyecto que fracasó, más gastos financieros y administrativos acta 057 27 04 2015.

Ante esta situación, varios ciudadanos hemos presentado una Solicitud de Investigación a la Comisión de Ingreso y Gasto Público de la propia Asamblea Legislativa, haciendo ver la falta de controles por parte de la Contraloría General de la República sobre los fideicomisos que financian este tipo de proyectos. Se alega que la Contraloría, una vez que refrenda el Contrato de Fideicomiso original, se desentiende de lo que suceda en la administración del mismo. Además se apunta que presuntamente la Contraloría interpreta mal la ley de Contratación Administrativa, porque exime a los fideicomisos del cumplimiento de los requisitos y procedimientos que establece esa ley, dejándolos por la libre, o sea que pueden hacer y deshacer libremente.

Los diputados de la comisión tienen copia de la solicitud, tenemos la esperanza de que la atiendan y de que entiendan la trascendencia nacional de todo esto.

(*) Marité Valenzuela H, Concejal del Distrito Carmen

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Quiere decir que a la fecha le han pagado al arquitecto alrededor de 3,800,000 millones de colones en honorarios profesionales?
    Y que el edificio va a costar 255% más de lo que habían indicado que costaría inicialmente? Cuántos millones más es esa diferencia?
    Cómo se permite que le adjudiquen a dedo un proyecto de esa magnitud?
    Si el arquitecto en el concurso público que hubo presentó un anteproyecto que no cumplía con todos los requisitos, cómo es que se lo adjudicaron inicialmente y le pagaron ese grave error con dinero contante y sonante? Nunca le debieron pagar pues llevó a error a la Administración con un proyecto que no cumplía con los requisitos!!!
    Y de feria lo volvieron a premiar permitiéndole diseñar un nuevo proyecto que también se lo pagaron?
    Pero cómo? el concurso público inicial fue para que se presentaran propuestas de anteproyecto NO fue un concurso para escoger profesionales en arquitectura, por lo tanto debieron hacer un nuevo concurso si el primero se desechó!
    No puede ser que tengamos que pagar los costarricenses esos errores garrafales de la Administración, no puede ser!!!! Ya no damos abasto!

    • Erika, la comisión aparentemente le dijo a los de crhoy que sí iban a investigar, a nosotros no nos han contestado formalmente por el momento.

Responder a Enrique Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias