jueves 18, agosto 2022
spot_img

«Bloque pro vida» celebra decisión de Sala Constitucional sobre FIV

San José, 3 Feb. (ElPaís.cr) – Calificando la situación de «gran logro legislativo», el Bloque de diputados evangélicos de la Asamblea Legislativa, conocidos como el «Bloque pro vida», celebraron este miércoles ante todo el país que la Sala Constitucional decretara con lugar una acción de inconstitucionalidad al decreto ejecutivo firmado por el Gobierno de la República para regular la Fetilización In Vitro (FIV).

El Gobierno tomó esa decisión ante la misiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de acatar la sentencia del 2012 que exigía legalizar y habilitar dicho práctica de fecundación en Costa Rica.

Lea también: Sala Constitucional se trae abajo decreto FIV

“Me complace que la Sala IV anule el decreto presidencial. Eso nos da la razón a los diputados que hemos defendido que la vida inicia desde la concepción y que la FIV no es la mejor respuesta para las parejas con infertilidad”, expresó el diputado cristiano Gonzalo Ramírez.

Según Ramírez, de Renovación Costarricense (PRC), el procedimiento de la FIV no es completamente efectivo ni es la respuesta para todas las parejas con infertilidad, pero enfatizó en que lo más importante es que respeto el derecho de legalidad una vez que la Sala Constitucional recuerda que no se pueden regular temas relacionados con la vida mediante decreto, sino únicamente por ley.

«Esto fue un gran error que cometió esta administración en contra de la vida, de los no nacidos», manifestó el Jefe de fracción del PRC.

A diferencia de los cristianos, la otra cara de la moneda legislativa, se tornó un tanto molesta con la decisión de la Sala IV ya que ahora el país deberá afrontar sanciones internacionales y por otra parte censuraron que lo que está sucediendo es responsabilidad del Bloque Pro Vida.

La frentamplista Patricia Mora fue una de las congresistas que expresó su malestar con la situación que está atravesando el país en materia de derechos humanos, y además señaló que más allá de las sanciones internacionales «para el país es una vergüenza que esto suceda porque Costa Rica se ha distinguido por ser un país donde se respetan los derechos humanos».

Mora destacó:

Maureen Clarke, de Liberación Nacional (PLN), hizo un llamado a los demás diputados para aprobar un proyecto de FIV que resguarde los derechos de las personas que quieran utilizar esta práctica en el país, en lugar de «perder el tiempo en el plenario».

«Lo que nos dice la Sala no sólo deja sin efecto el decreto de fecundación in vitro sino que nos llama la atención a nosotros como diputados, nos dice que cumplamos con nuestra obligación, al decir que es necesaria la intervención de los órganos de mayor legitimidad democrática (…) estamos afectando los derechos de la ciudadanía para tener la regulación necesaria para que puedan realizarse la FIV independientemente de lo que pensemos cumplamos con nuestra responsabilidad», comentó Clarke.

A favor del criterio señalado por la Sala Constitucional, la Unidad Social Cristiana (PUSC) también fue parte de las fracciones legislativas que celebró lo sucedido. El legislador Johnny Leiva agregó que los Derechos Humanos no se pueden dejar a la consideración del Presidente.

“Las vidas humanas deben tener protección constitucional y no estar sujetas a decisiones arbitrarias del gobierno de turno”, expresó Leiva.

Mario Redondo, legislador del Partido Alianza Demócrata Cristiana (PADC), dijo que ellos ya sabían que tenían razón, y la decisión de la Sala solo está ratificando un principio que por si solo era cierto.

El Jefe de bancada del PRC, coincidió con Ramírez y retiró que: “seguimos creyendo en una Costa Rica de derecho. Cualquier estudiante de derecho sabía que el decreto de Casa Presidencial no podía prosperar».

Ahora, el decreto firmado por Solís el pasado 10 de setiembre queda nulo y lo más cercano que tiene el país a la FIV, es un proyecto de ley que está frenado con una lista de mociones de los diputados cristianos.

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. La peste de los integristas, de los torquemadas que tiene que soportar la ciudadanía. Nos han convertido en el país más retrógrado de la región, la verdad es que hora de contar con un estado laico y la FIV debe aprobarse ya.

  2. Las obsoletas creencias RELIGIOSAS de estos diputados y magistrados retrogrados, han puesto a Costa Rica en una posición bastante deslesnable como agresor de los derechos humanos. Merecen un reprobación del pueblo como traidores y represores.
    Hasta cuándo la RELIGIÓN dejará de ser la que gobierne en Costa Rica ?

  3. Ya veremos qué pasa cuando las mujeres del PUSC, de Renovación Costarricense, Liberación Nacional y otros restos paleolíticos anclados en la política institucional costarricense comiencen a verse embarazadas de niñas y niños con microcefalia.
    No es un mal deseo. Es una realidad que veremos frente a nuestros ojos en cuestión de meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias