miércoles 29, junio 2022
spot_img

Batalla judicial entre el PSG y un grupo ultra por la marca «Esto es París»

Por Javier Albisu, París, 11 feb (EFE).- El eslogan «Ici, c’est Paris» («Esto es París») ha desatado una batalla judicial entre la directiva del París Saint-Germain (PSG) y un grupo de aficionados ultras por la propiedad intelectual de esa marca, muy popular en las gradas del Parque de los Príncipes.

El club ha pedido a los tribunales que despojen del derecho sobre la explotación de la frase a la asociación Supras Auteuil 91, una agrupación de aficionados -ya extinta- que tomaba su nombre de la contracción en francés de «SUPporters (aficionados) y «ultRAS», y que registró la marca en 2008.

Estos, por su parte, han denunciado al PSG por «falsificación», pues consideran ilegítimo el uso «al menos desde 2010» de ese eslogan en productos derivados del club.

Ese año, los Supras Auteuil y otros seis grupos de hinchas galos (cuatro más también del PSG), fueron disueltos por decreto del Ministerio francés del Interior para luchar contra la violencia en el deporte.

Entonces, y tras incidentes violentos entre el PSG y el Olypique de Marsella que se cobraron la vida de un hincha parisino, de 37 años, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se lanzó a la cruzada de erradicar la violencia en el fútbol.

Adoptó para Francia el llamado «modelo inglés», que prohíbe el acceso de los «hooligans» a los estadios y a sus aledaños.

«Pidieron y obtuvieron nuestra disolución, y ahora nos roban la cartera. Es un pillaje de la cultura de los aficionados», declaró al diario «Le Monde» Christophe Uldry, antiguo portavoz de Supras Auteuil y actual vocero de la asociación Defensa de los Derechos de los Aficionados, que heredó la marca «Ici, c’est Paris» del grupo ultra.

El PSG ofreció el pasado septiembre dos mil euros para recuperar la propiedad del eslogan, que los ultras no explotaban comercialmente.

Pero no llegaron a un acuerdo y ahora ha trascendido a los medios de comunicación que el pasado diciembre el París Saint-Germain emprendió acciones ante el Tribunal de Gran Instancia de París para recuperar la marca.

Ultry, que se reivindica como el primero en entonar el polémico canto en 2001 en la tribuna Virage Auteuil del Parque de los Príncipes, considera que actualmente el eslogan «pertenece a todo el mundo».

«Sabíamos que el PSG explotaba esa marca desde 2010. Nunca le hemos pedido dinero y nunca nos ha molestado, de la misma forma que no nos molesta que la utilicen otras marcas de ropa callejera que la explotan. Consideramos que forma parte del patrimonio de los aficionados del PSG y que debe de ser accesible a todo el mundo, incluido el club», declaró Ultry.

El portavoz del extinto grupo ultra lo compara al célebre «Je Suis Charlie» que surgió tras la matanza yihadista en la redacción de la revista satírica «Charlie Hebdo» en enero de 2015.

El Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual (INPI) de Francia rechazó las decenas de peticiones para registrar el eslogan como marca al considerar que «un actor económico» no podía acaparar la frase debido a su «amplia utilización por la colectividad».

«A nuestra escala, es lo mismo» resumió Ultry sobre el contencioso judicial con el PSG, propiedad desde 2011 de un fondo de inversión catarí.

El París Saint-Germain no se ha pronunciado oficialmente sobre el litigio. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias