lunes 15, agosto 2022
spot_img

Corea del Norte disuelve comité para investigar los secuestros de japoneses

Tokio, 13 feb (EFE).- Corea del Norte ha disuelto un comité encargado de investigar los secuestros de ciudadanos japoneses llevados a cabo por Pyongyang en respuesta a la decisión de Tokio de aplicar sanciones por su reciente lanzamiento de un proyectil de largo alcance.

El canciller japonés, Fumio Kishida, consideró hoy en declaraciones recogidas por la cadena pública NHK «extremadamente lamentable» la decisión de Pyongyang, anunciada la víspera, por entender que viola un acuerdo alcanzado entre los dos países en 2014.

Kishida dijo que Japón no tiene intención de cancelar este acuerdo y que la resolución de los secuestros seguirá siendo una de las prioridades del actual Gobierno del primer ministro Shinzo Abe.

En 2014 Pyongyang aceptó abrir una investigación sobre los ciudadanos que fueron secuestrados por el régimen norcoreano en los años setenta y ochenta a cambio de que Tokio retirara parte de las sanciones unilaterales que mantenía sobre el aislado país.

Sin embargo, Japón decidió reactivar esas sanciones esta semana en respuesta a los recientes ensayos armamentísticos norcoreanos, que el pasado 6 de enero realizó su cuarto test nuclear y el domingo lanzó un satélite al espacio, algo que la ONU considera un ensayo de misiles encubierto.

El régimen norcoreano tachó, a través de un comunicado de su agencia estatal KCNA, la reactivación de sanciones por parte de Japón como «una provocación» y prometió en tono amenazante «represalias más duras» hacia Tokio en el futuro.

Pese al establecimiento del comité hace casi dos años, Corea del Norte no había aportado hasta ahora ningún tipo de información consistente relacionada con el paradero de estos japoneses abducidos.

Japón sostiene que entre 1977 y 1983 al menos 17 japoneses fueron secuestrados por Corea del Norte para sustraer sus identidades o para que adiestraran en su cultura e idioma a espías.

En 2002 Pyongyang reconoció varios de los secuestros y devolvió a cinco personas a Japón, aunque afirmó que los 12 restantes o fallecieron o nunca pisaron suelo norcoreano, un relato cargado de inconsistencias del que desconfía el Ejecutivo japonés.

La resolución de estos secuestros representa el principal escollo para que Tokio y Pyongyang, que no mantienen lazos diplomáticos, puedan normalizar sus relaciones. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias