miércoles 1, diciembre 2021
spot_img

Podemos vuelve a tener la mano al PSOE para formar un Gobierno de izquierdas

Madrid, 4 mar (Sputnik) – El líder de la formación antiausteridad Podemos, Pablo Iglesias, tendió la mano de nuevo este viernes al aspirante socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, que es posible formar un Gobierno de izquierdas a partir de esta noche.

«Ya sabe lo que vamos a votar, pero esta noche nos podemos poner a trabajar para que haya un Gobierno a la valenciana», en donde PSOE y Podemos gobiernan en coalición.

«Le acepto el condicionante de que el PSOE esté en ese Gobierno, pero acepte que esté también el resto de partidos de progreso, cedamos todos y pongámonos a trabajar», dijo Iglesias durante el debate de investidura de Sánchez que hoy el Parlamento votará por segunda vez y que está abocada al fracaso.

El líder del PSOE no logró el miércoles la mayoría absoluta necesaria en la primera vuelta al conseguir solo 130 votos, los 90 del PSOE y los 40 de los liberales de Ciudadanos.

En una Cámara compuesta por 350 diputados, 219 votaron en contra y la parlamentaria de Coalición Canaria se abstuvo.

Hoy necesita más síes que noes, pero el resto de formaciones ya han anunciado que votará en contra.

Sánchez se convierte así en el primer aspirante a la Moncloa que fracasa en su empeño en la historia democrática de España.

Iglesias aseguró lo que le preocupa al presidente en funciones de España, el conservador Mariano Rajoy, es que Pedro Sánchez se ponga de acuerdo con su partido.

«Acepte ser el presidente de un programa de progreso, nuestra mano está tendida», insistió.

«Ojalá a partir de esta noche el acuerdo al que lleguemos pueda llamarse el acuerdo del beso», concluyó su intervención Iglesias, en referencia al beso que se dio en la boca con el líder de la formación catalana EnComúPodem (En Común Podemos), Xavier Domènech, en medio del hemiciclo en la primera sesión de investidura.

La repercusión del beso fue espectacular tanto en España como en medio mundo.

El emotivo beso fue comparado por los medios de comunicación al que protagonizaron en su día el portero del Real Madrid y de la selección española, Iker Casillas, y su ahora pareja, Sara Carbonero, o incluso al de la reina del pop, Madonna, y Britney Spears.

También fue tachado como la «versión en color» del beso entre Honecker con Brezhnev.

Iglesias comenzó su intervención recordando el beso en los labios con Domènech y la «mirada inquieta De Guindos», en referencia al ministro en funciones de Economía.

«A partir de ese beso la política española se está calentado», añadió antes de recordar los piropos de la diputada del PP, Andrea Levy, al de Podemos, Miguel Vila.

El líder podemita les invitó a «conocerse» y puso a su disposición su despacho.

«Fluye el amor en la política española; Pedro, solo quedamos tú y yo», dijo acabando la parte jocosa de su discurso. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias